DE TIRÓN A TIRÓN…

*-¡181 AÑOS DE FERIAS TAURINAS EN AGUASCALIENTES!… ¡MAÑANA ABRE LA FERIA TAURINA DE SAN MARCOS!

Con la octava novillada celebrada en la San Marcos el pasado domingo quedó finiquitada la temporada novilleril 2014, con ello nos llevamos en la memoria la sobria actuación de José María Pastor, con el surge otra carta importante dentro de la baraja novilleril aguascalentense con cuyas estupendas cualidades deberá asegundar en la segunda novillada de la Feria de San Marcos, en la que ya está colgado de las carteleras; sin soslayar la clara inteligencia del jovencillo Jorge Salvatierra, el mismo que dio una lección de vocación torera, al igual que el hispano Manuel Ponce, sin dejar atrás la voluntad de Luis Miguel Cuellar.

Con lo anterior se cerró el escenario de la San Marcos, ahora pasaremos a otro coliseo –muy cercano al coso centenario, algunas cuadras los separan-, bautizado desde 1974 como Monumental de Aguascalientes, ahí, con esta Feria de 2014, se van a cumplir 40 años que se lleva a cabo la Feria Taurina de San Marcos, de la bella Termopolis, “ciudad triste, querendona” –tal como la citaba el estupendo cronista, periodista y poeta don Eduardo J. Correa-, ello en la década de los treintas, ahora y desde hace años se le quitó lo triste, eso sí continua siendo querendona y súmele alegría por todos los rincones, eh allí él porque uno se aquerencia en esta ciudad con apenas 5, 589 kilómetros cuadrados de superficie pero…

… no importa que sea uno de los estados pequeños de nuestro México, sino esta tierra nació y creció con fiestas, ello desde que se fundó el miércoles 22 de octubre de 1575, como la fiesta religiosa en honor de la Virgen de la Asunción, que se lleva a cabo del 1º. Al 15 de agosto, cuentan las leyendas que la imagen de la Virgen de la Asunción se le encontró en un cajón de madera que flotaba en aguas del mar, muy cerca de la playa de Tamarit, ubicada al sur de Alicante, era el año de 1265, fue encontrada por un guardacostas, mismo que se lo comunicó a la municipalidad de Elche, en la tapa de esa caja oscura traía una inscripción que decía así: Soc per Elx esa anotación la tomaron como orientadora del destino de esa imagen, aun así los pobladores de Alicante y Orihuela, quisieron que esa imagen fuera a parar a sus respectivas iglesias, hubo por ello pleitos fuertes, hasta que decidieron colocar la caja con la virgen dentro en una carreta de bueyes, al par de toros les vendaron sus ojos, le dieron suelta a los bueyes, que ellos decidieran donde llevar ese valioso cargamento, esos bureles frenaron su marcha justamente en plena puerta de la incipiente iglesia de San Sebastián, perteneciente a Elche, ahí se quedó la Virgen de la Asunción. A México, su réplica la trajeron los franciscanos, de esta forma llegó a muchas partes del mundo.A la ciudad de Aguascalientes, proveniente de Barcelona, arribó el sábado el 18 de octubre de 1919, ésta era la segunda imagen que mide 2.45 metros, reemplazando a la vieja imagen que había donado Felipe II a la Villa de Nuestra Señora de las Aguas Calientes, se colocó en el altar mayor el 7 de diciembre de 1919 en la Catedral, siendo la Virgen de la Asunción la titular de la ciudad de Aguascalientes.

Otra gran fiesta religiosa de gran rumbo lo constituye la del 13 de noviembre, cuando se festeja al señor del Encino, en cuya iglesia se veneraba primeramente al Arcángel San Miguel allá por el año de 1764, festividades lucidas le organizaban cada 28 de septiembre al buenazo de San Miguel en lo que apenas era una capillita, más pronto comenzaron a construir la actual, para 1796 ya los vecinos de ese viejo y castizo barrio veneraban al “Señor del Encino”, éste había ganado buen cartel entre los trianeros que festejan la aparición del milagroso “Señor del Encino” cada 13 de noviembre, aunque se menciona que su aparición fue un mes antes: el 13 de octubre de 1744, ese día dicta la historia que dos indígenas leñadores de esos lares acostumbrados a cortar leña diariamente al tajear la corteza de un encino su sorpresa fue mayúscula al encontrase en las entrañas a quien se le conocería como “El Señor del Encino”, así lo encontraron, tal como lo conocemos en figura y tamaño, no se le agregó ni quitó nada, ahí en ese sitio de su descubrimiento levantaron su templo y también se dice que un leñador observó en plena tormenta la caída de un rayo en un encino el mismo que al abrirse de par en par quedó negro formándose así el Cristo Negro del Encino, ello sucedió cercanamente a dónde ahora esta su templo.

Vaya el 13 de noviembre al ya tradicional Festival Taurino Nocturno en la San Marcos de Aguascalientes y verá un lleno absoluto en donde el “El Señor del Encino” preside ese festejo en su honor, ese día lo bajan de su iglesia y en peregrinación lo llevan hasta el coso centenario, terminando el festival sucede lo mismo, solamente que ahora va de regreso a su templo en una impresionante romería hasta su iglesia del Barrio del Encino, más propiamente es el Barrio de Triana en cuya iglesia se venera al “Señor del Encino”, lo de Triana se lo endilgó uno de sus primeros pobladores como lo fue el andaluz que respondía al nombre de Hernán González Berrocal, al igual que el Barrio de Triana de Sevilla, feudo donde se afincó el revolucionario del toreo como lo fue “El Pasmo de Triana” don Juan Belmonte. Los primeros pobladores del Barrio de Triana, aparte de ser unos artistas cultivando sus huertas en las que metían el hombro con singular alegría tanto sus hombres, esos varones criollos bravos que celaban con todo a sus mujeres nacidas no permitiendo la intromisión de jóvenes de otros barrios que pretendían enredarse con sus damas, mujeres de piel morena y ojos de gitana.

Más la fiesta más pagana que religiosa en Agüitas es la dedicada a San Marcos, una fiesta que se convirtió en feria desde el año de 1828, ello dictado por el Congreso de Zacatecas, cuando todavía Aguascalientes pertenecía a Zacatecas, festejos organizados para llevarse a cabo del 5 al 15 de noviembre en un amplio local que se construyó exprofeso para ello que bautizaron como “El Parián”, cuyo término de construcción fue en 1830, bueno, pues ahí comenzó anunciándose como “Feria Comercial”, es por ello que sumándole a las ferias de Aguascalientes la del 2014 será la 186 en su historia. Como toda feria la de Agüitas también incluyó en sus días de feria “la jugada”, “las peleas de gallos” y “los toros”, estos últimos comenzaron a organizarse desde 1833 en un solar ubicado a un costado de la iglesia de San Diego, donde posteriormente se edificó el Mercado Terán.

… luego la feria se trasladó al pueblo de San Marcos, concretamente a un rectángulo que mide 168 metros de largo por 88 de ancho, ahí estaban plantados cinco higueras, ocho membrillos, nueve granados, seis duraznos y un mezquite, que vino a ser el hermoso Jardín de San Marcos, para 1837 estaba en medio del jardín una pequeña glorieta circundada de asientos, en cuyo centro estaba un asta para la bandera nacional y para principios de marzo de 1842 comenzó a rodear ese bello jardín su sobria balaustrada terminándose de colocar en 1847. Ahí, cerca de la iglesia donde se venera a San Marcos, se levantó en 1849 una plaza de toros fija, la primera con estas características levantada en Aguascalientes a la que bautizó su dueño el Sr. José María López de Nava, como “El Buen Gusto”, se estrenó en el mes de abril de 1850, coso taurino feo, malhecha, misma que cobró fama gracias a que la feria se hacía en el Jardin de San Marcos, que duró muchos años…

…Al pretender don José María Dosamantes –ganadero de Venadero y Cieneguilla-, rentar la plaza del “Buen Gusto” a su dueño, el Sr. Jesús López de Nava, heredero del primer dueño que tuvo esta plaza, abusó en pedirle $5 000 mil pesos por rentarle la plaza a Dosamantes, ello era un dineral suficiente para construir otro coso taurino, lógicamente don José María no aceptó, prefirió construir una plaza de toros eligió un terreno, también cercano al Jardín de San Marcos, en lo que había sido una vieja estación de tranvías de “mulitas” cuya puerta principal daba a la calle llamada Democracia, a pesar de ciertas protestas de algunos vecinos que se oponían a la fábrica de esa plaza “todo por los peligros que acarrearía para los vecinos el trasiego de las bestias, más porque la entrada del ganado se construiría por la calle de Rivera…”, lo anterior no importó a José María, acabó por construir en 48 días la Plaza de Toros San Marcos ,misma que fue estrenada el 24 de abril de 1896, el próximo 24 cumplirá 118 años, no hay que olvidarlo a la fecha sigue en pie…

… y para 1974 nace la Monumental de Aguascalientes, misma que ya era necesaria por el disparo tremendo de la demografía en la capital hidrocálida, las ferias taurinas crecieron y la San Marcos ya no dio cabida a miles de espectadores que llegaban a disfrutar la fiesta de toros en la ciudad “de la gente buena”, todavía se recuerdan dos acontecimientos, uno nada taurino, el otro sí muy taurino, el primero se refiere a que la Monumental fue la tabla de salvación para el Patronato de la Feria de los años 1993 y 1998, que se encontró con una deuda mayúscula y para salvarla se ¡vendió la Monumental!; la segunda, se refiere a la remodelación que sufrió, misma que era necesaria, volviéndose a estrenar en 1992, bueno, poco a poco se va escribiendo su historia, ahí, en la hermosa Monumental de Aguascalientes se dará la Feria Internacional Taurina de San Marcos en su edición 2014.

181 años de ferias taurinas cumple en este año la ciudad de Aguascalientes.

Deja un comentario