ASÍ VI LA SEGUNDA CORRIDA SANMARQUEÑA.

24 DE abril 2014. Escrito con dedicatoria a Humberto Gutiérrez y toda su familia, habitantes de la famosísima Chona, Encarnación de Díaz, Jalisco, la población de buenos amigos y mujeres guapas.

NI QUIEN dude que Joselito Adame esta pasando por un momento profesional extraordinario, está que no cree en nadie, entiende a la perfección las condiciones de lo que los sorteos le deparan, los de hoy fueron complicados pero los soba, los consiente, va poco a poco buscándoles defectos y cualidades y acaba cuajándolos, en otros términos, podríamos decir que a sus enemigos los hace ver bien, hoy lo acabamos de constatar en lo que fue su presentación en San Marcos 2014, abandonó el coso a hombros, cosechó tres apéndices sin ápice de duda de merecerlos.

SUS ALTERNANTES, Arturo Saldívar y Diego Silveti… Contrario a lo escrito anteriormente, veo a un Arturo hasta cierto punto estancado, que no rompe como quisiéramos, no acaba de encontrar su perfil, creo que ahoga mucho a los toros, les quita la muleta, la retraza y eso hace que el aficionado no “explote”. Diego va de meno a más pero me da la impresión que no puede estructurar sus faenas, para colmo “su coco” es la espada y en ésta tarde dejó ir la oportunidad de cortar una oreja en el tercero de la tarde.

LO INCREIBLE… No es posible que la empresa, quienes dicen “organizan” la Feria más importante de América, cometa la burrada de comprar toros sin el obligado reglamentario trapío. El segundo de la tarde, Cantinero, número: 496, con 502 kilos, era un astado muy bien rematado en carnes, gordo, fuerte pero “con la insignificancia” de una cuerna insignificante, sin asomo mínimo para ser lidiado en un coso cómo presumen es “el nuestro”. Les encanta perder dinero con estos errores, al fin muy suyo, pero por millonarios que sean a todas luces vemos que nos creen unos idiotas para no notar que nos quieren tomar el pelo. Una cosa es Juan Domínguez señores… Y otra muy diferente es no nos chinguen…

DE ESTA situación son responsables… El veedor de Espectáculos Taurinos de México, el señor juez de plaza, los veterinarios y desde luego que el ganadero Juan Ignacio García Gómez, de Campo Real. Este tipo de astados no tienen porque abandonar sus potreros. Que salgan cuando los compren para su lidia en un lienzo charro, nunca en una plaza que dicen es de primera, flaco favor le hacen a quien le toca en el sorteo, en este caso a Saldívar que hubo de soportar el malestar publico sin deberla ni temerla. Y “la medicina” salió contraproducente, el reserva, de Teofilo Gómez, sucesores, fue pitado en el arrastre.

DE LO rescatable… No todo fue malo, nos quedamos con lo visto a Joselito Adame, con cierto momentos de Diego, y que afortunadamente no hubo el toro de regalo que vislumbrábamos. La entrada no fue nada mala, estuvo muy cerca de los tres cuartos, entre diez y doce mil personas, y del calor ni modo de quejarnos, es la temporada. El meteorólogo dice la semana entrante es posible llueva en Aguascalientes, el pronostico, por suerte, será en los días que no se tienen programados festejos, esperamos esto sea cierto y el bochorno amaine un poco… Nos Vemos.

Deja un comentario