OSUNA: CASTELLA, DEL INDULTO AL PERCANCE

En la tarde de hoy Sebastián Castella ha vivido las dos caras del toreo, la del triunfo, al indultar a su primer toro de Buenavista, y la de la cogida, al sufrir un serio percance en el segundo de su lote, también de la misma ganadería.

En estos momentos Castella está siendo atendido en el hospital de Osuna, donde se le están realizando distintas pruebas para diagnosticar la posible fractura de la mandíbula derecha, siendo también atendido en la enfermería de una cornada de seis centímetros en la axila derecha, sin interesar estructuras vitales. La cogida llegó al finalizar la faena, cuando el toro le encunó y en el suelo le lanzó un fuerte derrote. Una vez allí lo levantó y le metió el pitón por la axila. Feísima cogida, siendo trasladado el diestro a la enfermería.

La gran faena llegó ante el segundo, “Jarreón” de nombre, de Buenavista, al que cuajó de manera soberbia con ambas manos, en una faena de enorme templaza, en la que consiguió momentos de grandísima altura. Paseó las dos orejas y el rabo simbólicos.

Osuna (Sevilla), 18 de mayo de 2014. Toros de Buenavista, el segundo, de nombre “Jarreón”, número 28, fue indultado. Enrique Ponce, ovación tras aviso y oreja; Sebastián Castella, dos orejas y rabo simbólicas tras indulto y cogido; y Javier Jiménez, vuelta al ruedo tras petición y ovación.

A las 23.30, Sebastián Castella está siendo intervenido en estos momentos en el Hospital de Osuna tras la grave cogida que ha sufrido esta tarde en el festejo celebrado en esta localidad sevillano. Tras las pruebas realizadas en el centro médico, se “ha descartado la fractura de mandíbula. El francés, que está siendo intervenido bajo anestesia general de las heridas en la cara y la axila, presenta un esguince cervical. Dicha distensión la provocó el fuerte golpe en la cabeza que le hizo perder el conocimiento”.

Deja un comentario