CURIOSIDADES Y RAREZAS TAURINAS.

EL 7 de marzo del año en curso, 2014, en Ciudad del Carmen, Campeche, se da el caso de que una mujer sea “madrina” de la alternativa de su propio hermano, Lupita López a su consanguíneo Carlos, esto ante la presencia del caballista español Pablo Hermoso de Mendoza. Y no tendría nada de malo, a no ser que… Anticipadamente la Asociación Nacional de Matadores había avisado que tal corrida no se autorizaba ya que los dos primeros no eran sus socios y el “toricantano” no cumplía con los requisitos forzosos para aspirar a la ceremonia. Pero…

PERO LO increíble es que el rejoneador extranjero se prestara a esta farsa, aunque conocemos que a últimas fechas el navarro hace y deshace en ruedos nacionales sin que nadie le ponga un alto. ¿Qué de donde era la corrida?… Pues “casualmente” fue de Cuco Peña, la dehesa a la cual don Pablo le compra lo que tiene de ganado, camadas enteras… Cambiamos de tema.

SE DICE que el astado más pesado lidiado en coso alguno fue “Candilejo”, el punteño de 736 kilos, que tocó en suerte al espada aguascalentense Fabián Ruiz Narváez. Sin embargo olvidan que en “El Toreo de la Condesa”, en enero de 1935, don Domingo Ortega pasaportó a “Judío” que presumían paró la bascula en el número 810. Cierto que alguna ocasión escuché decir que a este bonito ejemplar se le aumentaron cien kilos cómo apuesta a que nadie los notaria debido a su galanura y enorme trapío. Y si así fuera entonces vamos bien en cuanto a lugares de prioridades en los libros del “record”. Desconozco el nombre de este enorme burel.

AQUÍ LO malo es que, comprobado está, don David Liceaga dio muerte, en la Monumental de Barcelona el domingo 24 de julio de 1932, a una corrida de toros de la ganadería de Mora Figueroa en un cartel compuesto por Pedro Basauri “Pedrucho”, Heriberto García y el propio Liceaga. El astado que cerraba la tarde se inutilizó y en su lugar salió uno de Arranz que paró la romana en 950 kilos. Por lo tanto, según las matemáticas y los datos anteriores, la prioridad de la vanidad cambiara…

GILBERTO RUIZ Torres, juez de plaza en algunos festejos de la plaza México, corridas y novilladas, recorrió la legua al lado de Manolo Urrutia, padre de Antonio, ex presidente de los toreros asociados. Tomó la alternativa un 15 de septiembre de 1979 en Barquisimeto, Colombia, de manos de Antonio Chenel “Antoñete, y de Carlos Rodríguez “El Mito”, de testigo con toros de Los Aranguez.

GRACIAS AL cansadísimo viaje relámpago al Distrito Federal, “de voy vengo” cuentan que lo dijo el ex picador Domingo López “El Zotoluco”, tuvimos la oportunidad de aprovechar las horas de carretera, 12 en total, seis y seis, para conocer, por medio de la lectura, los siguientes datos… La tarde que Raúl García indultó a “Comanche”, de Santo Domingo, alternaba con el venezolano César Girón y con Victoriano Valencia, hoy suegro de Enrique Ponce, esto fue el 31 de enero de 1965… A la siguiente semana, 7 de febrero, Manuel Benítez Pérez “El Cordobés”, confirma su alternativa de manos de don Antonio Velázquez y de don Antonio del Olivar. El de la ceremonia llamó “Azucarero”, de 430 kilos, de Ernesto Cuevas… Y ya para finalizar ese año, la tarde del 19 de diciembre, en ese mismo coso, la Monumental México, se viven dos confirmaciones, la de Jaime Ostos, y la de Manolo Espinosa, corrida fue de Santacilia. El primero lo hace con “Perla Negra”, de 462 kilos, y el hijo de don Fermín con “Pinochito” de 446 kilogramos. El padrino fue don Manuel Capetillo Villaseñor y al diestro español se le fue vivo su segundo.

EN 1968, el 19 de mayo, desde San Luis Potosí llega un jovencito a debutar en la plaza más grande del mundo, adolescente que al paso de los años se le catalogo como un maestro de los subalternos, me refiero a Alberto Preciado que lidia a “Potosino” de Carranco con 470 kilos y va al lado de Mario Sevilla y Miguel Ángel Núñez… Dos rabos en la misma novillada, esto lo atestiguan los asistentes al mal llamado “Embudo de Insurgentes”, vulgo Plaza México, el 15 de septiembre de 1974 y fue Guillermo Montero el primero en obtenerlo, el segundo fue para Eduardo Liceaga, su s astado fueron bautizados como “Trigarante” con 386 kilos, y “Soldado” de 357 kilogramos, ellos de José Julián Llaguno, el segundo fue novillo de regalo. Su compañero en el cartel era Humberto Moro, hijo, que debutaba y se llevó al hotel un apéndice…

LLAMA NUESTRA atención la diversidad de ganaderías que se programaban anteriormente, tanto en corridas de toros como en novilladas, de estas vemos en los programas a San Antonio de Triana, Xajay, Peñuelas, hoy desaparecida, Zacatepec, Campo Alegre, Santa Rosa de Lima, en aquellos años propiedad de los hermanos Ibarra Mora, cuñados, por cierto, de don Alfonso Ramírez “El Calesero”, La Playa, Venadero, Cerrlavo, Santoyo, La Ventilla, Valleumbroso, Tequisquiapan, La Playa, Ezequiel Gutiérrez, antes Ramiro González, La Laguna, Piedras Negras, Lucas González Rubio y bastantes más puesto que la temporada menor se acercaba a los 30 festejos o inclusive a más. Muchas de ellas existen todavía, otras cambiaron de propietario.

YA DECIA yo que fueron doce horas en democrático autobús, doce horas con la libertad de movimientos permitidos al no conducir en tan grande y conflictiva capital, y tenemos que agregar la tranquilidad de evitar esas arteras trampas que ponen los uniformados de transito cada medio metro, verdaderos magos para infraccionar y atemorizar a quien conduce con placas de la provincia con tal de asaltar a los ingenuos forasteros, tanto así que mejor preferimos gastar una pequeña fortuna en taxis. Mañana, ya con “las pilas cargadas”, habremos de continuar compartiéndoles lo leído, lo copiado de revistas y periódicos viejos… Nos Vemos.

Mí correo es… pedrojuliojmzv@hotmail.com

Deja un comentario