CUANDO EFRÉN ADAME PREGUNTÓ… ¿SABES QUIEN VIENE DORMIDO AQUÍ ATRÁS?

ES NORMAL… Las cantinas y bares, antros como se estila llamar ahora a los establecimientos expendedores de líquidos “apendejadores”, tienen el día de hoy trabajo desde muy temprano, la entrada será de “Agotado el boletaje”, todo esto es por el interés de ver la corrida desde Madrid en la que el tercer espada es Joselito Adame. ¿Que lo taurino no es negocio? ¿Quién dijo semejante estupidez?

Y NO digo que Joselito sea ya una figura del toreo, lo que asevero y sostengo es que va por el camino correcto para lograrlo, esto gracias a su dedicación y entrega a la profesión que ejerce por gusto propio. Y debo de hacer un paréntesis ya que recuerdo lo siguiente…

EL AUTOMÓVIL lo conducía José Guadalupe Adame López, padre de quien hablamos, regresaban de torear una becerrada por los rumbos de Michoacán, al niño lo había vencido el sueño y dormía en el asiento trasero, al lado izquierdo de quien manejaba iba el matador de toros Efrén Adame, también conocido cómo “El Cordobés Mexicano”, o “El Cordomex”, tío carnal de uno y tío abuelo del menor. En cierto momento Efrén le pregunta a quien manejaba… ¿Sabes quien viene dormido aquí atrás? Desde luego que la contestación fue muy clara… “Es mi hijo, tío”. Efrén, que era muy mal hablado, le contestó… “Cabrón, quien viene atrás es la próxima figura del toreo mexicano”. La videncia, profecía o el vaticinio de Efrén puede convertirse en realidad, pero ya nos encaminamos al jagüey de las bebidas espirituosas deseando uno, al manos, de los astados de El Montecillo se preste al lucimiento de nuestro paisano y de sus compañeros…

YA FRENTE a la computadora de mi escritorio, y a punto de reventar de tanto refresco por nuestra abstinencia etílica, les compartimos “la vivencia de la convivencia y conbebencia”.

EL LLENO pronosticado no falló, las mesas del Bar Niko´s a reventar, aficionados deseosos de ver si la consagración del torero de casa se daba ya en definitiva, conocemos que desgraciadamente la corrida lidiada, propiedad de Paco Medina, ubicada en Toledo y con procedencia de los Domecq Díez y Domecq Solís, traían en sus enormes pitones un tufillo a politiquillo de corriente y baratillo platillo más descompuesto que diablos al ajillo, así fueron los de El Montecillo. En verso y sin esfuerzo. Corrida dura, infumable donde los espadas estuvieron muy por encima del ganado.

ESFUERZO EL mostrado por la tercia, Miguel Abellán, puntazo en la axila y la oreja de su segundo, Paco Ureña herido por su segundo y desde la enfermería dicen que… “Herida por asta de toro en cara posterior del muslo izquierdo con trayectoria ascendente y hacia fuera de 25 centímetros, que alcanza trocánter mayor izquierdo produciendo destrozos en musculatura isquitibial, vasto externo y glúteo medio. Contusiona el nervio ciático. Pronóstico grave”. Pierde su presencia el domingo en ese mismo coso. De Adame dicen… “Sobrio, serio, muy serio, con dos toros casi imposibles. El tercero sin el casi, el sexto muy complejo y para hacer un esfuerzo de verdad. Sin darse importancia, y la tuvo, Adame toreó con capacidad lidiadora toda la tarde, con el capote y la muleta”.

NI HABLAR, tarde “muy dificultosa” pero son los riesgos al dar la cara incondicionalmente, sin solicitar chiqueos y apapachos en la selección de la dehesa a lidiar, tercia de toreros que buscan la etiqueta de figura poniendo sus carnes como aval, solo así se avanza y Abellán, Ureña y a Adame les volverán a ver con agrado en ese coso, lo ganaron a toda ley y en buena lid. Y sin imaginarnos la inesperada anécdota chusca que sucedió en el mencionado Bar Niko´s en el ecuador del festejo…

LIDIABA UREÑA al astado cuarto, se había corrido el turno esperando noticias de la enfermería sobre el estado de Abellán, cuando la luz se fue, las pantallas de plasma “desaparecieron”, presentes estaban cerca de nosotros amigos cómo Héctor Macías Cervantes, Gabriel Castañeda, Juan Macías, Juan Luis Jiménez, Héctor Cuevas, Florencio Reyes, Gerardo Castañeda, Néstor Ponce, Héctor Macias, José Valente, Omar Williams, Samuel Parada y Moisés Jiménez, el coro de “impertinencias indecentes” que cantaron que para nada nos recordaba a los Niños Cantores de Viena, solicitaban hasta al santo infierno la electricidad retornara a la residencia de Baco. Gritos, sugerencias, uno se fue a su auto a escuchar por ese medio el resultado, otros recurrieron a hacer llamadas a casa, a amigos, a sus oficinas, increíble pero a quien “se le prendió el foco” fue al primero de los mencionados que se comunicó con su hijo y vía celular, móvil en España, le solicitó a su hijo le enviara la imagen directa desde su televisor casero. Yo retrogrado con estos apartaos que maneja Lucy, Lucifer, quedé perplejo pero impresionado y contento ya que así, por medio de la minúscula pantallita del teléfono, logramos ver la valiente y torera actitud del torero de casa. Ver para creer, palabra que es cierto, si alguien lo duda aquí verá las fotos del “oscuro” momento. Mini pantalla salvadora por la cual vimos lo grande que es la fiesta, la varonil y honesta actitud, que ya decíamos, es la que les puede, y va a llevar, a escalar importantes puestos de la toreria mundial.

SALIMOS, UNOS entequilados, yo encocacolado pero todos satisfechos por lo visto gracias a la rápida conexión efectuada por Héctor hijo, y recordando que en México lo más alto del servicio eléctrico es su costo.

EFRÉN ADAME, ¿sabía ver el futuro?… Cada día que pasa estoy más seguro que algo tenia de brujo… Nos Vemos.

Deja un comentario