24 junio, 2021

BORRACHERA DE TOREO Y SOLIDARIDAD EN CIUDAD REAL

El Festival taurino programado en ayuda al Banco de Alimentos de la Capital tuvo la respuesta del público y de las instituciones, así como del ganadero Ricardo Gallardo quitándose la espina del festejo de la pasada feria y enviando una novillada de lujo, las cinco mil personas que casi llenas el coso capitalino a precios de diez y cinco euros dejaron de manifiesto el corazón de los ciudadrealeños es solidario, muchas gentes de los pueblos vecinos, aficionados y no tanto, familias enteras, con muchos chicos en los tendidos, como José Luis Vacas y los suyos y un largo etc.

El Festival taurino programado en ayuda al Banco de Alimentos de la Capital tuvo la respuesta del público y de las instituciones, así como del ganadero Ricardo Gallardo quitándose la espina del festejo de la pasada feria y enviando una novillada de lujo, las cinco mil personas que casi llenas el coso capitalino a precios de diez y cinco euros dejaron de manifiesto el corazón de los ciudadrealeños es solidario, muchas gentes de los pueblos vecinos, aficionados y no tanto, familias enteras, con muchos chicos en los tendidos, como José Luis Vacas y los suyos y un largo etc.

De los novillos pasaron con alta nota, por hechuras y juego el más deslucido cuarto y sexto, el resto de alta nota, el que hacia quinto nº 196 y de nombre “Pintor” fue indultado por Emilio Huertas, quizá una nota exagerada, pero el torero lo bordó de forma que el público tuvo que rendirse ante tal borrachera de toreo bueno y caro. Miguel Ángel Martín se llevó dos orejas en una labor tenaz y de mucho trabajo clavó buenos pares de banderillas ante un bravo animal, fue breve con el rejón de muerte y el premio merecido.

Aníbal Ruiz dio toda una lección de torería y saber estar con el capote a la verónica, galleando por chicuelinas y con la muleta series de buen trazo y dominio, bien Aníbal que perdió el triunfo con la espada, oreja para él.

Luis Miguel Vázquez dio la dimensión de torero artista como el de sus inicios, toreó franco a la verónica y con la pañosa, dibujó pasajes de altos vuelos, más al natural donde los ajustes y la forma de vaciar la suerte levantaron al público, como se levantó el aficionado a cantarle Alfileres de Clores para distraer al publico de la buena labor que estaba haciendo el daimieleño en el ruedo, una vez acaba la oportunidad del cantaor el público se volcó con él y la escotada final puso justo premio a su labor, dos orejas.

Fernando Tendero estuvo muy por encima de su enemigo al que recibió a porta gayola y lo lanceó bien con el capote, su faena de más a menos como el novillo el peor del encierro vaya en su descarga, lució y templó en varios pasajes, acertó con los aceros para dos orejas.

Emilio Huertas, indultó a Pintor de la ganadería de Fuente Ymbro en todo un derroche artístico y de gran calado, faena de torero que pide paso a marchas forzadas, desde que se abrió de capote desbordo torería, su comienzo con pases cambiados por detrás de aguante, para enjaretar seis redondos muy ligados y mejor rematados, las series tuvieron profundidad y ligazón, sometiendo muy por debajo y rematando en la pala del animal, duende añejo, torero pulcro, quizás nos falten adjetivos para tan brillante labor, incluso hubo susto en un remate, los de pecho de pitón a rabo, siete series mas mientras el público ondeaba pañuelos pidiendo el perdón para Pintor, que sinceramente pensamos no va a padrear mucho en la finca, le faltó condición de indulto, salió suelto en sus comienzos, se fue a la puerta de arrastre y el resto de calificación se lo puso un torero de Santa Cruz de Múdela que se gano a ley la inclusión en la feria de la capital, debe tomar nota Maximino Pérez de esta actuación, Emilio simuló la muerte de matar y paseó los máximos trofeos.

Carlos Aranda, tuvo el hándicap de que su novillo embistiera muy violento contra el burladero de salida y después una voltereta que le resto fuerza y acometividad, no obstante el daimieleño, le puso ganas y todo su repertorio, bien de capote y aseado en la puesta el caballo, su comienzo de faena rodillas en novillero levantó a los espectadores, el novillo fue a menos y Carlos se compuso como pudo, las series cortas y los de pecho debe ajustarse mucho más, se alivia en exceso desluciendo el final, lo mejor casi en tablas y por bajo, lastima del falló a espadas, cortó una oreja.

En definitiva el festejo de hoy popular y altruista dejo huella en cuanto a la solidaridad y ganas de participación de la fiesta del toro y para cerrar con la nota del comienzo, se guardo un minuto de silencio por la memoria de Juan Carlos Naranjo Fernández, crítico taurino de la capital fallecido hace unos días, buen detalle que a buen seguro agradecerá desde lo más alto, su hijo Ernesto en el callejón en tareas fotográficas, emocionado va por ti amigo.

Ficha del festejo:
Ciudad Real. Plaza casi llena. Novillos de Fuente Ymbro.
Miguel Ángel Martín: 2 orejas tras aviso
Aníbal Ruiz: una oreja
Luis Miguel Vázquez: 2 orejas
Fernando Tendero: 2 orejas
Emilio Huertas: indulto, dos orejas y rabo simbólicos
Carlos Aranda: oreja.

Deja un comentario