NI PLAYAS NI MARISCOS PERO SALUDAMOS AL MATADOR, Y EMPRESARIO JORGE ÁVILA EN CANCÚN.

CON DEDICATORIA a tres nuevos amigos, José Luis Gómez Martín, José Vidalio Pech Maas y Eleazar Beh, inspectores zoosanitarios en el estado de Quintana Roo.

CIERTO ES, existen los sobrevivientes de Los Andes… Por el estado mexicano de Nayarit conocemos casos de náufragos que durante meses la pasaron muy mal en altamar, hoy nosotros podremos “presumir”, afortunadamente, que estamos vivos aunque molidos, que nuestros 206 huesos quedaron “más o menos” sanos después de recorrer casi cinco mil kilómetros de las carreteras que nos llevaron, y regresaron, de Aguascalientes a lo que dicen es el paraíso de Cancún, Quintana Roo.

CINCO MIL kilómetros en solo cuatro días nos dejaron ver que quien manda en nuestro organismo es el cerebro y que no tiene ya conexión alguna con los mencionados huesos. Sí, efectivamente así es por raro que pueda parecer, la cabeza nos indicó hacer el viaje y nos fuimos con mucho gusto, lo malo fué que nuestra osamenta “ni pensó ni se emocionó” y ahora estamos pagando las consecuencias de no reconocer que los años pasan volando y que el esqueleto no está ya para estos trotes, cobra facturas con altos intereses físicos, tanto así que íbamos sentados con la parte más carnosa de nuestro cuerpo y ahora solo el cóccix quedó. Es por esto que decimos que lo de “paradisíaco”, en esta ocasión, y para nosotros, no existió. Carretera más carretera y solo estar escasas dos horas en Cancún nos tienen listos para el arrastre. ¿Mariscos? ¿Camarones? ¿Filetes al mojo de ajo? Nada de eso, café, café y café solamente. Y muchas cajetillas de cigarros.

SIN EMBARGO… Nos dimos un tiempito para saludar al matador de toros Jorge Ávila Garibay quien debuta en la plaza México el 26 de agosto de 1973 con el novillo “Califa”, de la dehesa de Casablanca, alternando con Jorge Jiménez y con Enrique Fraga. Regresa a ese coso en el mismo mes de agosto del año siguiente y cuatro meses después Manuel Capetillo y Manolo Espinosa “Armillita”, le otorgan la alternativa en su natal San Luis Potosí, con el toro “Tobito” de Cerrlavo.

JORGE ES copropietario, en sociedad con Manolo Espinosa y Jesús Solórzano, de la plaza de toros de ese lugar tan bonito en tierras de Quintana Roo. Plaza techada y piso de blanca arena, con capacidad para 5000 personas que no la pasan mal ya que la edificación cuenta con aire acondicionado, esta ubicada en la esquina de las avenidas Sayil y Bonampak y en su exterior hay bares y comercios que abren todo el año. Su antigüedad data del 20 de diciembre de 1989 y desde entonces esta al pendiente de las instalaciones quien las cuida, el atento y servicial guarda plaza José Kumul. Desde luego que jamás omitiremos a Nelvia Isabel Trejo Ayala, la eficiente, y guapa, secretaria que nos ha proporcionado datos y la cita con el buen amigo socio del coso. Sin duda alguna ambos parte importante para el correcto funcionamiento del mencionado coso… Por cierto que…

LA ESPOSA de Jorge, la señora doña Alicia Ochoa, pinta acuarela y su obra la ha aceptado con éxito el Centro de Estudios Taurinos de la Comunidad de Madrid, y no solo eso, también es la autora del cartel que proclamaba la corrida de la Beneficencia en el año de 2012 y uno más de la feria isidril pasada. El director del mencionado recinto, el señor Abella, declaró… “Es la primera vez que la obra de una artista mexicana sirve como motivo para ilustrar el cartel de una de las corridas de toros más importantes de la programación taurina española”… Por algo fue la distinción.

TODO LO anterior se puede constatar en el video que tenemos en www.noticierotaurino.com.mx y que toca los temas anteriores. Interesante la charla con el matador potosino, importante es conocer de viva voz que llevan organizados más de mil corridas de toros, la compra de cuatro mil toros, el hospedaje y alimentos de toreros y cuadrillas, gasolina para el transporte de las reses que hacia el viaje dos veces al mes desde distintos rumbos de nuestra geografía, además montaron varias peleas de box a nivel campeonatos del mundo, muchos eventos artísticos y culturales y esto es posible gracias a las ya muy mencionadas excelentes instalaciones que lo permiten en el beneficio de la economía local que deja el turismo que visita el lugar para disfrutar las playas y espacios históricos de los mayas, el mismo que nosotros no logramos gozar por cuestiones de tiempo. Cómo decimos en México… “A lo que te truje Chencha”, recogimos ciertos documentos, subimos algunos muebles al vehiculo en el que viajábamos y de inmediatamente de regreso huyendo a los posibles chubascos en esta temporada de huracanes y que por cierto… ¡Ni llovió en todo el camino! Así es la vida, así son las cosas, suelen suceder pero más nos valió prevenir. Fuimos y venimos en cinco días, llegamos reconociendo tardíamente no estar ya para estos trotes, los huesos se descalcinan con el paso de los años, y del abuso del café, pero gracias a Dios no nos cafetearon por ahora…

NOS DESPEDIMOS de Jorge con el gusto de volver a saludarlo, de confirmar que el éxito en toda actividad se debe al amor y rectitud con el que se hace y que a pesar de ser su oficina muy amplia se nota llena de afición y profesionalismo, que hacen falta empresarios así y que a ellos, los socios, las distancias no les incomodan, ellos a lo suyo en bien de la Fiesta… Un abrazo estimado Jorge.

… Nos Vemos.

Deja un comentario