PLAZA MÉXICO… DIDIER Y “EL TUCO” EN LA SEGUNDA QUE ES DE SELECCIÓN…

HACE POCOS días escribí que deseaba que la temporada chica, la recién inaugurada el pasado domingo, fuera grande, muy grande. Tanto así cómo para poder presumir que los empresarios taurinos mexicanos no son muy chingones, son chingonsísimos. ¡Que Diosito me escuche!

BONITA LA manera de iniciar el ciclo, el triunfo de la primer tercia, Diego Emilio, Juan Pablo Llaguno y Antonio Mendoza, da esperanzas para qué tengamos el infalible termómetro del éxito, que es de ver la plaza Monumental México a reventar… ¡¡¡Y en novilladas!!!

LA SEGUNDA será con cuatro jovencitos, Jorge Didier, Ángel Lizama “El Papo”, Rodolfo Mejía “El Tuco”, y Emilio Macías. Además de la señorita queretana Paola Sanromán… Inexplicablemente incluyen a un “caballista” llamado Joaquín Gallo que desde mi punto de vista descompone el cartel, considero mí petición al cielo debí de haberla hecho desde antes… ¡¡¡Vaya desperdicio!!!

LA YA mencionada tercia inicial se ha quedado “en lista de espera” para ver cuando los empresarios abren los ojos y los vuelven a programar. El indulto logrado por Mendoza, la oreja de Llaguno y los buenos quehaceres de Diego, era el detonante que cualquier empresario serio busca, sin embargo la pólvora en esas manos se convirtió en inútil ceniza y la repetición tardía es ya de por si un infantil pecado. ¿No que querían triunfadores?

Y PUEDO asegurar que este domingo el olor a cloroformo invadirá la plaza México, Didier y “El Tuco” no sé andan por las ramas, van por todo, están desesperados y esto es más que entendible puesto que han mostrado un valor y carácter a raudales y no causa eco en las empresas que solo “quieren maestritos”. Los maestros se logran toreando y los genios hace muchos años que desaparecieron del mapa azteca. Hablo de empresarios y toreros.

OJALA LA entrada sea lo suficientemente buena para poder “pagarle” al montado un sueldo correcto, “mover” su cuadra le va de costar bastante. Quiera Dios él no ponga de su bolsa.

LOS NOVILLOS a lidiar serán de Guadiana… Nos Vemos.

Deja un comentario