25 octubre, 2021

EMILIO HUERTAS SIGUE SU RACHA IMPARABLE, CHECHU Y ROSALES LE ACOMPAÑAN PORQUE SÍ.

El precioso coliseo de Butarque mostraba un desolador paisaje de cemento al descubierto en corrida no de tronío, pero sí de acercarse a ver toros a precios de cualquier hijo de vecino y en honor a la verdad que fueron pocos, pero si a esto añadimos el pobre espectáculo ofrecido en cuanto a toros más que peor, chicos y sin trapío, fallos hasta para dar las orejas, entregándolas el arenero más cercano, una polvareda en cada salida del animal y una banda de cinco que se hincharon a tocar, con estos argumentos cuasi se justifica la ausencia de publico el resto para enjuiciarlo después, los premios sin hacer nada, sí señores una faena donde no hubo ni un muletazo premiada con una oreja

El precioso coliseo de Butarque mostraba un desolador paisaje de cemento al descubierto en corrida no de tronío, pero sí de acercarse a ver toros a precios de cualquier hijo de vecino y en honor a la verdad que fueron pocos, pero si a esto añadimos el pobre espectáculo ofrecido en cuanto a toros más que peor, chicos y sin trapío, fallos hasta para dar las orejas, entregándolas el arenero más cercano, una polvareda en cada salida del animal y una banda de cinco que se hincharon a tocar, con estos argumentos cuasi se justifica la ausencia de publico el resto para enjuiciarlo después, los premios sin hacer nada, si señores una faena donde no hubo ni un muletazo premiada con una oreja y otras con un volapié arriba se quedaron sin el segundo premio con petición más que suficiente, vamos a ser serios, flaco favor a la fiesta y matar al mensajero, el usía mal asesorado e influenciado, ¿vaya usted a saber por qué?

Chechu, se llevó un apéndice de su primer enemigo, un torillo impresentable por chico y falto de trapío y de raza ni hablamos, su faena más por pinturerías que labor de creación se fue diluyendo en pases de lejanía y poco embroque, tras estocada tendida y dos descabellos paseo una oreja, otra le regaló la presidencia por su segunda faena, (??). Digo faena no hubo señores ni un solo pase, tan solo le quitó las moscas de la cara, no llegó a someterlo por bajo ni machetearlo, cuando esa sería la lidia indicada y mira por donde acierta con la espada y sin petición oreja para puerta grande y tan felices todos, en este toro pareó bien Ángel Otero.

Antonio Rosales, estuvo voluntarioso y mucho más inspirado con el capote que con la franela, sus verónicas aceptables y no exentas de peligrosidad, el bicho no se comía a nadie, pero le ganó claramente la partida al torero, de más a menos no asentó las zapatillas, la confianza en la cara fue a menos y la cosa no fue, además con la espada dos pinchazos y un bajonazo de esperpento para otra oreja del usía. Otra más sumó del quinto tras saludar por delantales ajustados, parearon bien y saludaron Juan Manuel Arjona y Javier Serrato, su faena fue casi un calco a la anterior de más a menos y sin acoplarse, embarullado no fijó las zapatillas en ningún pasaje, el animal salía con la cara alta y despistado y Rosales casi a la deriva, media atravesada y otra al esportón, salida en hombros.

Emilio Huertas venia de cosechar buenos triunfos ante animales de más fuste y exigencia , hoy volvió a demostrar su buen momento, con el capote quedo inédito ante el abanto de salida, su faena tesonera de poder y querer, tres series en redondo muy dignas así como otra al natural bien trazada y ligada con los de pecho de pitón a rabo, el animal salía mirando al cielo y Emilio optó por las cercanías, un arrimón que gustó mucho, muy cerca y dos redondos invertidos completos hicieron el resto unido al buen volapié, tardó en morir y usó una vez el descabello para echarse después. Arrancó otra del sexto a base de porfiar y entender lo que había que hacerle al manso, sacarlo de toriles y taparle la salía, se quería marchar y Huertas le arrancó las pocas embestidas, en redondo y ligando, algún enganchón hubo, pero también hubo entereza y ganas, las manoletinas finales con la gran estocada para doble premio con los antecedentes previos vistos, el presidente se negó ante la mayoritaria petición igualando a justos por pecadores siempre en el buen sentido de la palabra, se marcharon en volandas por la puerta grande. En este toro parearon de forma esplendida Palomo de Albacete y Diego Valladar.

LEGANÉS (Madrid).- Menos de un cuarto de plaza con precios al alcance de todos. Toros de Marqués de Quintanar mal presentados, los tres primeros chicos y anovillados, los siguientes algo más compuestos, todos mansearon y demostraron una falta de raza preocupante, tan solo se salvó de la quema el 3º.
Chechu de grana y oro, oreja y oreja
Antonio Rosales blanco y oro con cabos negros: oreja y oreja
Emilio Huertas espuma de mar y oro: dos orejas y oreja.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com