18 junio, 2021

PUERTA “GRANDE” DE CUALQUIER PUEBLO EN LA CAPITAL MANCHEGA.

Ciudad Real 3ª de Feria.
Cerraba feria la capital manchega en tarde de pobre entrada para el cartel anunciador dos triunfadores en el serial Isidril, junto al Ciclón de Jerez y el local a caballo Miguel Ángel Martín.

El triunfalismo desmedido hoy fue la tónica general y el desencanto en el publico unido al aburrimiento hicieron del festejo eterno, casi un suplicio, y eso que a esas horas acechaba el futbol y mas de cuatro se marcharon, quizá la culpa la tuvo el pobre juego de la ganadería en cuestión de D. José Vázquez, sosos hasta la saciedad, faltos de picante y de embestidas inciertas y manseando en conjunto

Ciudad Real 3ª de Feria.
Cerraba feria la capital manchega en tarde de pobre entrada para el cartel anunciador dos triunfadores en el serial Isidril, junto al Ciclón de Jerez y el local a caballo Miguel Ángel Martín.

El triunfalismo desmedido hoy fue la tónica general y el desencanto en el publico unido al aburrimiento hicieron del festejo eterno, casi un suplicio, y eso que a esas horas acechaba el futbol y mas de cuatro se marcharon, quizá la culpa la tuvo el pobre juego de la ganadería en cuestión de D. José Vázquez, sosos hasta la saciedad, faltos de picante y de embestidas inciertas y manseando en conjunto, de esta manera la terna ante la facilidad ofrecida por la presidencia, con poco se conformaron, tan solo algún destello suelto por parte de los tres matadores a pie, tan escasos que su relato debería resumirse en la ficha del festejo y punto, como los que no estuvieron en la plaza y no sufrieron el tedio por televisión les cuento.

Juan José Padilla cortó una oreja de cada animal con la simple virtud de la voluntariedad y estar por allí, su larga en el tercio de recibo, su toreo a la verónica y quite por tafalleras y chicuelinas, el tercio de banderillas aseado el mejor al violín, su faena basada en los redondos y dos serie al natural sin ceñirse lo mas mínimo, podía pasar un tren entre toro y torero, pinchazo y estocada, oreja casi en el arrastre, se llevó otra del sexto por una faena sin dimensión y un tercio de banderillas muy pobre, siempre a toro pasado, y el del violín contrario, su faena a base de zapatillazos estuvo exenta de emoción y nula profundidad, pinchazo y media y otra que cae para puerta grande “increíble”.

Iván Fandiño reaparecía después de su lesión, se le notó mermado y dolorido en varias fases de su faena, a su primero abanto tan solo tres delantales de bella ejecución, dos series más con la derecha ajustada, el animal se raja y Fandiño lo busca para ligar a destiempo, estocada muy trasera y dos descabellos para ovación. El séptimo un zambombo que derribó al picador, nos obsequio con un ramillete de chicuelinas y larga su faena, poderosa de mando hasta que se ajustó al noblón y soso animal, las series por ambos pitones y un final por molinetes para animar bien abrochados y el de pecho de salida, sin ser los de Ponce claro esta, pincho antes de cobrar una buena estocada, quizá la mejor de la feria y también salió a hombros, le sobró una al de Orduña.

Daniel Luque realizó, a mi modo de ver, lo más lucido de la tarde-noche, en su primero con un toreo reposado y de fácil lectura, tan lento como bello, pero faltaba animal para lucirlo, tan lento embestía que los naturales se dibujaban solos, se gustaba el de Gerena y su final en genuflexión de cartel de toros, estocada atravesada y tres descabellos para recoger otra ovación. El octavo al que toreó muy lento a la verónica y sin enmendarse dejó tal vacío de casta que Daniel tiró de repertorio efectista en terrenos del siete y con arrimones haciendo la tortilla primero y las “luquecinas” finales, con denominación de origen y nacimiento en Almodóvar del Campo, en tablas sin ayuda que a unos gustan y a otros no como en botica, media espada fue suficiente para salir también en hombros en loor de multitud.

Miguel Ángel Martín abría y mediaba la tarde, tuvo un buen toro en su primer lugar al que lució en varias fases con Golondrino, Lagartijo y Milla a sones de su mismo pasodoble, lo mejor el toreo de costado con Lagartijo, siempre clavó al estribo aunque en honor a la verdad pasó en falso en muchos intentos, la rueda de cortas buena, el rejón poco efectivo dio paso a un mal trago con el descabello, escuchó palmas de consuelo. El quinto que tuvo el detalle de brindar a Santiago Sobrino “Santi”, se lastimó de salida y anduvo mermado toda la lidia, Miguel sacó toda su artillería para intentar adecentar aquello y a fe que lo consiguió con Lagartijo, Barón, Molina y Velero, se puede decir que le arrancó la oreja a ley tras rejón esta vez efectivo, paseó el trofeo con dos pequeños de la familia y se marchó a pie de la plaza con la cabeza alta, el resto de la terna en hombros para acabar una feria con un triunfalismo fuera de Cacho y se queda la empresa con tantas dudas como esfuerzo puso en la composición de la feria monstruo, que a fe que lo fue sin respuesta unánime del publico, ánimo para ti también Maximino que lo necesitaras.

Ciudad Real, 19 de agosto de 2014. 3ª de Feria. Casi media plaza en tarde de mucho calor y las cámaras de la televisión regional en directo. Ocho toros de José Vázquez, Descastados, sosos, muy desiguales de presencia y dos pasados de romana, el mejor el primero de rejones, el resto restaron emoción a lo sucedido en el ruedo.
El rejoneador Miguel Ángel Martín, ovación con saludos tras aviso y oreja.
Juan José Padilla, oreja y oreja.
Iván Fandiño, ovación y dos orejas.
Daniel Luque, ovación y dos orejas.

Deja un comentario