15 junio, 2021

DE TORO… UN POCO.

FALTA DE criterio de los ganaderos-empresarios… Dejaron fuera de sus novilladas ya cercanas a la final a Jorge Didier. Explican que con otro jovencito “empató” en el corte de orejas en pasadas tardes y a ese otro le dan el último puesto de pase y actuación a las semifinales. Tan sencillo que es acabar con las malas interpretaciones, ellos reglamentariamente debieron de contar con novillos de reserva, con cederle uno de estos terminarían con las dudas de tendencias y favoritismos. Que, fundadas o infundadas circulan por todos lados.

IMAGINO LOS problemas legales que se le presentaron a don Alfonso Ramírez, “El Calesero”, por culpa de una letra, la “Z”.

FALTA DE criterio de los ganaderos-empresarios… Dejaron fuera de sus novilladas ya cercanas a la final a Jorge Didier. Explican que con otro jovencito “empató” en el corte de orejas en pasadas tardes y a ese otro le dan el último puesto de pase y actuación a las semifinales. Tan sencillo que es acabar con las malas interpretaciones, ellos reglamentariamente debieron de contar con novillos de reserva, con cederle uno de estos terminarían con las dudas de tendencias y favoritismos. Que, fundadas o infundadas circulan por todos lados.

IMAGINO LOS problemas legales que se le presentaron a don Alfonso Ramírez, “El Calesero”, por culpa de una letra, la “Z”. La explicación es entendible, en las oficinas del Registro Civil quedó establecido su nombre de manera oficial cómo… José Alfonso Ramírez Alonzo. Todo mundo le extendía documentos escribiendo Alonso, por esta aparente mínima incorrección le llegaron a negar pasaportes y visas. Los lograba posterior, y naturalmente, aclarando de antemano no descuidaran omitir la problemática “Z” al escribir la papelería necesaria solicitada en oficinas de gobierno y demás escritos que debía de presentar para trámites en esas oficinas.

YA LO habíamos comentado, en el mundo solo existen dos personas con doble alternativa, la de matador de toros y la de rejoneador. Ellos son, el mexicano Enrique Fraga y el hispano Paco Ojeda.

JORGE ENRIQUE Contreras Fraga, “Enrique Fraga”, se hace matador de toros en Mérida, Yucatán, el 15 de mayo de 1977, su padrino fue Jesús Solórzano y el testimonio de Rafael Gil, también actuaron los caballistas Pedro Louceiro y Jorge Hernández Andrés que también se doctoró en esa misma fecha. Los astados eran de Santo Domingo… Pasaron los años y el 24 de noviembre de 1991 don Pedro Louceiro lo convierte en rejoneador con alternativa.

FRANCISCO MANUEL Ojeda González, “Paco Ojeda”, nace en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, el 6 de octubre de 1955. El 19 de julio de 1979 en El Puerto de Santa María lo hace matador de toros Santiago Martín “El Viti”, ante José Luis Galloso, toros de Carlos Núñez. Confirma en Madrid el 25 de agosto de 1982 con José Luis Parada y “Gallito de Zafra”. El 27 de mayo de 1996 quienes asistieron al Coliseo de Nimes, Francia, fueron testigos de que Fermín Bohórquez y Hermoso de Mendoza le otorgan la alternativa como torero a caballo.

EL JUEVES 16 de junio de 1945 se dio una novillada en el desaparecido coso de La Condesa, el cartel lo componían seis aspirantes a la fama y solo dos ellos la lograron, fueron Carlos Moreno y Fernando Gutiérrez. Seguramente los anteriores nombres no les digan gran cosa a los nuevos aficionados, se trata, respectivamente, de Carlos que cambió a Antonio Campos “El Imposible”, y de quien años después fuera actor de cine Fernando “Casanova”.

CARLOS MORENO, o Antonio Moreno, por varios años batalló corriendo la legua y logró hacerse un torero importante con reconocidos triunfos en plazas españolas, murió de un mal hepático el 28 de diciembre de 1968 en México, Distrito Federal. Fernando “Casanova” murió hace pocos meses, nos contaba él mismo que esa tarde en el viejo “Toreo” le pegaron una cornada, cuando se restablecía del percance se conectó con personas de la industria cinematográfica, mismas que le invitaron a ser parte de una serie denominada “El Águila Negra”, que desde luego el personificaba y que tuvo mucho éxito, en ese papel se le veía con el rostro tapado para ocultar quien era este “héroe” que ayudaba a los más pobres. Al paso de los años casó con la norteamericana Edith Evans que llegaba a nuestro país intentando conocer los secretos del rejoneo, en los Estados Unidos había sido campeona de monta vaquera en los circuitos de rodeo allá tan populares. Fernando era nativo de San Julián, Jalisco, hijo de don Cuco, simpático y agradable hombre de enorme bigote participante en la reyerta civil mexicana de lo cual se sentía muy orgulloso.

EN LA cinta “Toro Negro”, desde luego que de tema taurino, y una de las mejores del género, Fernando da vida a un maletilla que termina por fracasar ante la mirada de su novia y de importantes aficionados, el zacatecano José Antonio Enríquez es su alternante, y triunfador en la película, en donde nadie “dobló” a Fernando, solo recordó viejos tiempos y lo hizo bien. Desde luego que las escenas del “petardo” fueron las que quien asistió a los cines vio, “las buenas” solo quedaron en la copia entregada que tanto disfrutaba… Nos Vemos.

Deja un comentario