GRAN MANIFESTACION EN BOGOTA EN FAVOR DEL TOREO Y EN APOYO DE LOS NOVILLEROS EN HUELGA

15 de noviembre de 2014
A primeros de agosto leí en la prensa cibernética que unos novilleros colombianos habían iniciado una huelga de hambre a las puertas de la Plaza de Toros Santamaría de Bogotá, reclamando que los festejos taurinos volviesen a darse en ese prestigioso coso.

La razón era que en la Santamaría no se habían dado festejos taurinos desde junio de 2012, cuando el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, un declarado antitaurino, decidió ilegalmente rescindir el contrato de arrendamiento de esa plaza.

Los heroicos esfuerzos de estos novilleros fueron difundidos mundialmente por los medios de comunicación, y especialmente en la prensa taurina. A pesar de la información, los profesionales taurinos no hicieron esfuerzos para apoyar a los novilleros, hasta que el gran retirado diestro colombiano Cesar Rincón, que reside en España, viajó a Bogotá para reunirse con los novilleros a las puertas de la Santamaría para apoyarlos. Los animó, organizó varias manifestaciones locales en favor de ellos, atendidas por aficionados y taurinos locales, y promovió que hubiera aun más publicidad a nivel local e internacional para que la causa de los huelguistas no se olvidara.

Entonces los esfuerzos de los novilleros comenzaron a dar frutos, a tal punto que motivaron a que la Corte Constitucional de Colombia, el 3 del pasado septiembre, fallara un decreto en favor de la Corporación Taurina, que regentaba la Santamaría, y en contra del alcalde Gustavo Petro, que ilegalmente había rescindido el contrato de arrendamiento de la plaza, dándole al alcalde un plazo de seis meses para que cumpliera el mandato.

Desde el principio simpaticé con los novilleros que arriesgaban su salud por una causa que entonces me parecía inaccesible por falta de apoyo y por motivos políticos. No obstante, poco a poco, en los medios se comenzaron a publicar los pormenores de lo que iba sucediendo en los alrededores de la Santamaría, en donde esos humildes novilleros seguían acampados haciendo su huelga de hambre. Comencé a tomar notas de lo que se publicaba sobre el asunto, y basándome en ellas escribí estos dos artículos OPINION: HUELGA DE HAMBRE DE OCHO NOVILLEROS EN BOGOTA (COLOMBIA) Y SUS EFECTOS y LA CORTE CONSTITUCIONAL DE COLOMBIA LEGISLA EN FAVOR DE LOS TOROS EN BOGOTA, en los que puede leerse las aventuras de estos visionarios héroes taurinos y los esfuerzos que el maestro Rincón había hecho para apoyar sus metas, que no eran otras que para el bien de la Fiesta.

El último artículo lo entré en este portal el 6 de septiembre, y desde entonces la vida de los novilleros no ha sido fácil, pues han seguido con la huelga de hambre hasta hace unos días, cuando la han abandonado después de unos dos meses de abstinencia. No obstante, ocho del grupo siguen aun durmiendo en la carpa instalada frente a la plaza de toros y, junto al resto de los novilleros, de alguna manera continuarán la protesta hasta que el alcalde Petro cumpla con el mandato de la Corte Suprema.

Afortunadamente para la mayoría de los novilleros el estado de salud ya es satisfactorio, aunque varios de ellos todavía padecen algunos molestias físicas causadas por la privación de alimento durante la huelga.

Hasta el presente el alcalde no parece estar afectado por la huelga, pues de momento no da indicios de tomar medidas para cumplir con la ley de la Corte Constitucional. Tiene hasta marzo para cumplirla. Por otro lado, tampoco ha tomado medidas para proteger a los novilleros, que incluso han sido atacados físicamente, siendo algunos heridos por grupos de apasionados antitaurinos, que llegaron a amenazarlos de muerte con panfletos en los que se leía: “El domingo limpiaremos a la sociedad de esos asesinos en potencia. Correrá la sangre”.

Pero no todo ha sido negativo, pues los novilleros han recibido visitas de aficionados y profesionales taurinos que les agradecían por sus sacrificios en pro de la fiesta. Ahora bien lo que les habrá llenado de gozo fue cuando supieron que, gracias a su heroicismo, y al liderazgo del maestro Cesar Rincón, el miércoles 12 de noviembre a las tres media de la tarde habría una gran manifestación en Bogotá con la participación de varias figuras del toreo, toreros locales, personajes importantes de otras artes, y que se esperaba que acudieran a la cita multitudes de aficionados locales, y que igualmente en Madrid, en la Plaza de Chamberí a las siete y media, hora española, habría otra manifestación, organizada por Unión de Criadores de Toros de Lidia y por el Foro de la Juventud Taurina para secundar la manifestación bogotana.

La manifestación en Bogotá se hizo realidad el miércoles 12 de noviembre como estaba programada. El propósito del acto ha sido principalmente el reconocer el esfuerzo de los novilleros para que en la Santamaría se pueda disfrutar de nuevo del toreo, pero al mismo tiempo se solicitaba que la Tauromaquia sea declarada Patrimonio Cultural de la República de Colombia,. como lo es ahora en España y Francia, y se pedía la libertad taurina, no solamente en Bogotá, sino en toda la nación colombiana.

El liderazgo de maestro Rincón dio producto, ya que a la manifestación acudieron diversas personalidades de la tauromaquia española, francesa y mexicana y casi todos los profesionales taurinos colombianos, como toreros, empresarios y periodistas, además de múltiples aficionados nacionales. Entre los presentes, según la prensa, se hallaban, además de Rincón, Palomo Linares, Curro Vázquez, Juan José Padilla, Miguel Abellán, Luis Bolívar, El Juli, Miguel Angel Perera, El Fandi, José María Manzanares, Sebastián Castella, Iván Fandiño, Alejandro Talavante, Manuel Escribano, Daniel Luque, El Payo, Diego Silveti, Andrés Manrique y Luis Miguel Castrillón, entre otros.

La jornada arrancó con un almuerzo, organizado por la Corporación Taurina de Bogotá, que sirvió de recepción oficial para dar la bienvenida a las personalidades que participaron en la manifestación. Luego, la manifestación tuvo lugar en las afueras de la Plaza de Toros Santamaría en donde los novilleros se hallaban. Se les abrazó, se les aplaudió con entusiasmo, mientras que se oían los gritos de ¡torero, torero, torero!, mezclados con los de ¡libertad, libertad, libertad!. También se amenizó el acto con el himno nacional de Colombia y con pasodobles taurinos. La emoción se palpaba. A continuación tomaron la palabra varias personas para agradecer a los novilleros por sus esfuerzos en pro de la fiesta y a Rincón por organizar la manifestación. Por ejemplo, esto fue parte de lo que ellos expresaron: Rincón “Todo esto que se ha congregado aquí es por estos valientes. Es un momento histórico”; Perera: “Estoy agradecido a todos ustedes, a los novilleros, a César Rincón, a los aficionados y a todos por defender los derechos fundamentales”; El Juli: “Estamos aquí para agradecer a los novilleros y al maestro Rincón”; Fandiño “Gracias Bogotá, gracias novilleros por darnos una lección de torería, pundonor y saber que tenemos que defender lo nuestro”; Talavante: “Hoy Colombia le dio un ejemplo al mundo taurino de lo que es defender la libertad”; el periodista Guillermo Rodríguez de Caracol Radio: “Para ustedes toreros solo tenemos vocablos de respeto, admiración”.

Tras esas y otras expresiones de apoyo y admiración, Guillermo Rodríguez leyó un manifiesto en favor de la Fiesta Brava, escrito por el periodista y crítico taurino colombiano Antonio Caballero, con la aprobación de las importantes figuras destacadas de la cultura, el escritor Mario Vargas Llosa, el cantautor Joaquín Sabina y el pintor colombiano Fernando Botero.

El acto se cerró con el novillero Andrés Manrique, en representación de resto de sus compañeros, expresando su agradecimiento a las figuras del toreo y a todas las personas que han estado en la manifestación para apoyarlos en su lucha para que el toreo vuelva a la Santamaría.

También, el mismo miércoles a las siete y media de la tarde, como estaba anunciado, en La Plaza Chamberí de Madrid hubo la manifestación “Madrid mira a Bogotá”, organizada por la Unión de Criadores de Toros de Lidia y el Foro de la Juventud Taurina para sumarse a la manifestación bogotana.

El acto lo abrieron el diestro Enrique Ponce y el ganadero Carlos Núñez, Presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, leyendo un manifiesto, siendo seguido por Sandra Gallardo, socia del Foro de la Juventud Taurina, quien con sus palabras apostó porque el toreo regrese a Bogotá diciendo: “Nos duele Bogotá como también nos duele Barcelona y San Sebastián”. También, algunas de las personalidades asistentes tomaron la palabra para referirse al problema del toreo en Bogotá y la necesidad de los taurinos de movilizarse para defender la causa.

Los profesionales taurinos fueron ampliamente representados en el acto,. Entre ellos, además de los ya nombrados, se encontraban los diestros, retirados y activos, Victoriano Valencia, Santiago Martín “El Viti”, Palomo Linares, Manuel Caballero, Cristina Sánchez, Diego Urdiales, Juan Diego, Uceda Leal, David Mora, Juan del Álamo, Fernando Robleño, Luis Miguel Encabo, Serafín Marín, Alejandro Esplá, Javier y Damián Castaño y Rafael de Julia; los ganaderos, Victorino Martín, Del Río, José María Garzón; y los empresarios Pablo y Manuel Lozano, Óscar Chopera, Simón Casas, Ramón Valencia y Manuel Martínez Erice.

Ahora, después de estas manifestaciones, lo que queda es esperar a que el acalde de Bogotá se digne en cumplir con la ley que le obliga a permitir que en la Santamaría haya toros de nuevo. No obstante, mientras tanto la torería, como ha hecho el pasado 12 de noviembre en Bogotá y Madrid, debería seguir presionando para que esto suceda, ya que los novilleros de la huelga no pueden hacer todo solos.

Cualquiera que fuera el resultado de la huelga, de lo que no hay duda es que los idealistas novilleros Alfredo Peña, Pablo Barrera, Andrés Castillo, Andrés Manrique, Diego Torres, Wilmar Villamil, David Rodríguez, José Luis Vega, Omar Rodríguez, Javier Sabogal, Andrés Vázquez y Andrés Acosta han motivado a los profesionales taurinos y aficionados, bajo el liderazgo del maestro Cesar Rincón, a luchar por el toreo, en vez de mostrar la otra mejilla, cuando los políticos simpatizantes con los antitaurinos atacan a la Fiesta Brava, como ya lo hicieron con éxito en Barcelona, San Sebastián y Quito.

Deja un comentario