ROGELIO DE PASCUAL NOS CUENTA…

LA FIESTA BRAVA TRASPASA FRONTERAS… UNIFICANDO NACIONES Y CONTINENTES

Pese a los muchos “enjuiciadores” que regados por todo el mundo protestan y atacan a las corridas de toros, entre los que destacan grupúsculos de antitaurinos, sociedades protectoras de animales, algunas religiones o sectas de determinadas creencias y no pocos politiquillos; La Fiesta Brava sigue respirando tranquilamente porque quiérase o no, el arte, el colorido, la emoción, el esplendor, la alegría y la belleza que la enmarcan, es el pasaporte universal que le permite traspasar todas las fronteras, recogiendo a su paso críticas y elogios, a la vez que sin prejuicios ni discriminaciones, va sembrando semillas de cultura para todas las personas de cualquier edad y sexo que deseen cosechar su fruto, que es la creación de un lenguaje universal que une a los habitantes de todas las razas, de todas las naciones y de todos los continentes del nuestro globo terráqueo.

Es por eso, que quienes nos consideramos taurinos; no perdemos el tiempo en responder a las agresiones e insultos que nos lanzan quienes nada saben de toros y demuestran su muy escasa cultura con salvaje agresividad, cual si de fieras se tratase y no de pensantes seres humanos. Reconocemos que ellos tienen todo el derecho de manifestarse y de protestar cuánto quieran, pero también tienen la obligación de respetar los bienes y la integridad física de la ciudadanía en general, cosa que no saber hacer, entender ni comprender.

Desgraciadamente, por la falta de ese respeto, comprensión y entendimiento entre los seres humanos; se forman profundos vacíos de intolerancia que han desatado tragedias irreparables, como las guerras entre países o entre hermanos de una misma nación, llámense revoluciones, guerras cristeras o religiosas, de independencia, de poder o civiles, que de civilidad nada tienen. Etc, etc, etc.

A todos los detractores de la Fiesta Brava les reitero mi sincero respeto por dar la cara de frente para defender su ideología; no así, a los hipócritas que alardeando estar en contra de la Fiesta Brava para proteger la vida de los Toros de Lidia, son capaces de agruparse para allanar el hábitat natural de animales silvestres, a los que con sus armas de fuego les arrancan la vida a traición ocultos entre la maleza, para después posar orgullosamente y fotografiarse con los rifles y escopetas en sus criminales manos y el cadáver de su víctima, a la que no le dieron ni un instante para que pudiera protegerse y mucho menos defenderse, de un furtivo sujeto que se ufana de ser cazador.

En la Fiesta Brava sucede todo lo contrario. Su Majestad El Toro desde que sale al ruedo se defiende de quienes lo acosan, les embiste y los ataca con fiereza y bravura, pero esos acosadores exponen su vida en todo momento durante los tres tercios de la lidia, serenamente permanecen quietos para desviar el ataque de la fiera con el suave movimiento de sus brazos; tienen la suficiente vergüenza y valor para dar la cara y a la hora de hundir el acero lo hacen de frente, sin ocultarse mañosamente para culminar con la vida de un ser viviente.

Tal es el caso del pacto, complicidad o contubernio al que taimadamente los politiquillos denominan “coalición”, que no es otra cosa más que la unión de partidos políticos de opuestas ideologías, con el único interés de lograr un determinado objetivo al que denominan “victoria electoral”, que les permite gozar de una impunidad a la que ellos denominan “fuero”, para imponer su voluntad y agenciarse riquezas con el dinero del pueblo.

Un ejemplo muy claro de todo esto es el caso del mal llamado Partido Verde Ecologista de México, que conociendo la doble moral de Mauricio Trejo Pureco, que siendo un auténtico depredador del reino animal, fue postulado por los ecologistas para ocupar el cargo de presidente municipal de la población de San Miguel de Allende, Guanajuato, contando con el respaldo del PRI, partido que también conocía los antecedentes del cazador, al que vemos muy sonriente en la fotografía, apoyado en los cuartos traseros del cadáver de su indefensa víctima, un hermoso alce cuya especie está en peligro de extinción. ¡Eso es hipocresía, total y absoluta hipocresía!

LAS SEMILLAS DE LA CULTURA TAURINA DAN FRUTOS EN ARGENTINA, CHINA, INGLATERRA Y EN EL CONTINENTE AFRICANO

El hecho de que en los países y el continente mencionado no existan las corridas de toros, no significa que de esas naciones no hayan surgido algunos toreros y para demostrarlo cito en primer lugar el caso de Raúl Acha Sáenz, que en los carteles se anunciaba como Raúl Ochoa “Rovira”, quien nació 3 de marzo de 1920 en la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina y falleció el 4 de junio de 2007 en Cuernavaca, Morelos, ciudad ubicada en el centro de nuestro país. Raúl Ochoa “Rovira”, está considerado en la Historia del Toreo como una auténtica figura del toreo y es reconocido también como el torero de tres nacionalidades, argentina, peruana y española.

Sus padres Esmeraldo Acha e Isabel Sáenz eran de origen vasco, el matrimonio radicaba en Argentina, él se desempeñaba como bailaor y guitarrista de flamenco y junto con su mujer atendía varios negocios de su propiedad, el más fructífero de ellos estaba relacionado con carnes de exportación.

El matrimonio Acha-Sáenz tuvo tres hijos Raúl, Ovidio y Angelines, la mujer se casó con el empresario taurino Federico Lafuente López y al iniciar la década de los años 30, la familia se fue a radicar a España, tierra en la que Raúl siendo un niño inició sus correrías taurinas participando en capeas pueblerinas de la península, actividad que tuvo que suspender en julio de 1936 con el estallido de la guerra civil española que se prolongó hasta 1939. (CONTINUARÁ)
pascualet1ro@yahoo.com.mx

Deja un comentario