DE TORO… UN POCO.

***”QUE NO haya, además, lugar al equívoco: el arte del toreo es posible gracias a la nobleza del toro, pero lo que lo hace grandioso es el toro de poder, encastado y fiero; con trapío, serio, bien armado, vibrante, encastado y codicioso.
DICEN LOS taurinos que el toro artista es el que gusta ahora. No. Esa es la ceniza que han dejado sus corruptelas, y la causa principal de que los aficionados sabios, exigentes y generosos hayan desaparecido”…
DON ANTONIO Lorca agrega en otro párrafo… ¿Qué debe hacer el crítico ante tan crítica situación? Hay quien prefiere cerrar los ojos y subirse al carro del triunfalismo imperante que oculta las enfermedades de la fiesta como si ese fuera el bálsamo para su curación. ¡Ay, dichosa y malvada dictadura de lo políticamente correcto…! ¡Qué buena técnica para granjear amistades, ser invitado a bodas y bautizos y no molestar a toreros, apoderados, empresarios, ganaderos…! Ya se sabe el dicho: “Aquello que te da de comer, ni tocarlo”.

***LO DECÍA don Gregorio Corrochano: “El día que salga un torero que dé al toreo un temple preciso y justo, en relación con las facultades y bravura de los toros, ese día, los narradores de la fiesta de los toros suprimirán para siempre lo que tanto repetimos nosotros: el toro se queda y no pasa.
TODOS LOS toros, por mansos que sean, ponen un empuje, una fuerza inicial en la arrancada. Aún por instinto, por defenderse, por quitarse el trapo con que le hostigan, todos los toros acometen. Lo difícil es aprovechar esa pequeña cantidad de esfuerzo para dar el paso. Si hubiera algún torero de mano tan suave, de movimientos tan lentos y continuos que separara la muleta de la cara de los toros por milímetros, el toro más quedado pasaría. La mayor parte de los toros que no pasan es porque, en su débil acometida, pierden el objeto por la brusquedad con que el lidiador les separa capote y muleta”.
¡A VER quién le cuenta esto a muchos de los toreros que se quejan de su mala suerte cuando les tocan toros que les cuesta embestir!

***”RAFAEL MOLINA “Lagartijo”, lo dijo… Delante del toro hay quienes saben lo que hacen y otros que hacen lo que saben”.

***”EL ÚNICO músculo verdaderamente importante en el toreo es el corazón”. Agustín de Foxá.

***JOSÉ GÓMEZ Ortega “Joselito”, durante su militancia en el escalafón superior, desde el 28 de septiembre de 1912 en que tomó la alternativa hasta el fatídico 16 de mayo de 1920 en Talavera de la Reina, toreó seiscientas ochenta corridas de toros, veintidós de ellas fueron como único espada. Estoqueó 1569 toros, en Portugal lidió incruentamente a 22 más. Alternó con los diestros mexicanos Rodolfo Gaona 139 tardes, con Luis Freg 9 veces y con Juan Silveti dos solamente.

***LAS RONDEÑAS corridas Goyescas se implantaron en el año de 1954, fue de concurso ganadero y por toriles salieron astados de: Miura, Concha y Sierra, Felipe Bartolomé, Pablo Romero, Buendía y Mora, para los diestros Antonio Bienvenida, Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma” y Cesar Girón. El primer mexicano en esas famosas fiestas lo fue el poblano Joselito Huerta, alternando con Rafael Ortega, el de Isla de San Fernando, Cádiz, y Antonio Ordóñez que lidiaron bureles de José Luis Osborne, Carlos Núñez, Villamaría, Francisca G. Villalón, Juan Guardiola y Fermín Bohórquez, era el año de 1957, solo la segunda ocasión ya que en 1955 y 1956 no se celebraron. En 1971 Salvador Domecq envío seis toros para los matadores españoles José Luis Parada y José Luis Galloso quienes alternaron con Eloy Cavazos y “Curro” Rivera… Nos Vemos.

Deja un comentario