NI SE COMPRA NI SE VENDE EL CARIÑO VERDADERO… DE LA PLAZA DE VALLADOLID

Cantaba el maestro Manolo Escobar una inolvidable canción titulada “Ni se compra ni se vende” en la que añadía que “no hay en el mundo dinero para comprar los quereres que el cariño verdadero ni se compra ni se vende”. Pues la copla en cuestión viene al pelo a raíz del desmentido hecho público por el propietario de la Plaza de toros de Valladolid Emilio Ortuño “Jumillano” y publicado en la edición del Día de Valladolid acerca de la afirmación taxativa, clara, diáfana, evidente y real como la vida misma que lanzó en el Club Cocherito de Bilbao el periodista de Tendido cero en RTVE Javier Hurtado.

Tras dispararse la noticia por las redes sociales y portales y blogs taurinos el propio empresario Jumillano en Ciudad Rodrigo y en la comida tenida con motivo del Bolsín por los ganaderos y organizadores que intervienen en el mismo, al serle preguntado directamente por esta información dijo que el Sr. Hurtado “había metido la pata”.

Por lo que nuestra información respecta, María Ortuño Rodríguez de Arce nos remitió un correo electrónico en el que mostraba su disconformidad con lo publicado en la web de esta federación, al hacer caso de “rumores” al respecto, aunque en el artículo pone” lo que sea ya sonará deberían tener un rigor periodístico y no hacerse eco de la rumorología”. A lo que se contestó desde esta web que “hay rigor periodístico, a nuestro juicio, toda vez que es el relato hecho en un acto en el Club Cocherito de Bilbao y de lo dicho por una persona- el sr. Hurtado de Tendido cero- en el mismo. Que el titular sea entendido como si ya la operación estuviera hecha, es algo subjetivo”.

Según el Diario de Valladolid, “el empresario taurino salmantino afirmó que no han existido ningún tipo de negociaciones y destacó que solo estaría dispuesto a negociar la gestión de la plaza, pero nunca la venta del inmueble. Por suerte tengo el suficiente dinero como para no vender la plaza. No sé por qué ha salido ese rumor y este periodista ha dicho eso. No hay nada de nada”.

Pues perfecta la aclaración, las explicaciones y los dimes y diretes de unos y de otros. De todos modos, en las redacciones periodísticas siempre se dice que el rumor es la antesala de la noticia. Ya veremos a ver qué dice ahora Javier Hurtado acerca de la fuente que le inspiró a él tal afirmación dicha en un club taurino prestigioso y reconocido que ha revolucionado a los aficionados de Valladolid.

De todos modos, si la propiedad de la plaza vende el inmueble, está en su perfecto derecho mercantil para hacerlo. Otra cosa serían los condicionantes existentes para ejercerlo, al tratarse de un bien de interés cultural catalogado e incardinado en la historia de la ciudad de Valladolid.

En fin, aclarado todo, ahora solo queda esperar a los acontecimientos que, sin duda, se desvelarán con el tiempo.

Deja un comentario