27 octubre, 2021

ADIÓS PADRINO… NOS VEMOS.

DENTRO DE tanto vericueto, laberinto y sorpresas que tiene la vida hay situaciones que nos ponen a pensar, inclusive, por doloroso que pueda ser, nos causan irónica risa. La vida es así, irónica y canija, diría yo es que hasta burlona en ciertos momentos.

“EL PADRINO” José Luis Ramírez, el luchón empresario que murió hace solo unas horas era buen torero, buen amigo, un soñador sin cuentos ni teatralidades, creo fue verdaderamente el ultimo romántico que veía por los humildes, era quien, jugándose el sustento de casa, veía por los toreros, por los humildes

DENTRO DE tanto vericueto, laberinto y sorpresas que tiene la vida hay situaciones que nos ponen a pensar, inclusive, por doloroso que pueda ser, nos causan irónica risa. La vida es así, irónica y canija, diría yo es que hasta burlona en ciertos momentos.

“EL PADRINO” José Luis Ramírez, el luchón empresario que murió hace solo unas horas era buen torero, buen amigo, un soñador sin cuentos ni teatralidades, creo fue verdaderamente el ultimo romántico que veía por los humildes, era quien, jugándose el sustento de casa, veía por los toreros, por los humildes, por aquellos que estaban en el total olvido y todos conocemos que rescató a muchos muchachos del orfanato a donde los mandan los empresarios elitistas, aquellos que solo ven “por los famosos”, por los recomendados, por aquellos a los que se les puede sacar provecho fuera de las fronteras taurinas. José Luis llegó a montar en años pasados cerca de una treintena de festejos en un lapso de doce meses por la geografía nacional y sin ser propietario de coso alguno, siempre rentándolos, establecidos, lienzos charros o placitas portátiles, varios en la sociedad con el doctor Alejandro López. Bastantes jóvenes están en la larga lista de los que ayudó. De verdad que se la jugaba con su economía.

Y SI líneas arriba menciono la ironía es porque precisamente ayer 20 de enero se estaban cumpliendo 20 años de que “su torero”, José María Luévano, recibía la alternativa en la ciudad de León, Guanajuato. En esa fecha es muy probable que por el feliz y exitoso acontecimiento despertara para disfrutar de un suculento desayuno, hoy esta siendo velado y ya va rumbo a encontrarse con el diamante que él pulió hasta convertirlo en matador de toros. Esto me consta puesto que la tarde del debut de José María, como becerrista, José Luis y su servidor nos encontrábamos en el mismo contra burladero y él hizo mención que desde ese momento le tendería la mano… ¡Y lo cumplió!

DESGRACIADAMENTE LOS laberintos hicieron de las suyas y lo demás es historia.

HOY, EN estos momentos, el cortejo fúnebre parte a la iglesia Santa María Reina, en Colinas del Río, de donde la familia Ramírez era vecino, y celebrarse la misa de cuerpo presente, posteriormente será cremado.

NO VA a pasar mucho tiempo para notar la falta que hace un empresario como José Luis, lo van a resentir los humildes, aquellos montones que no cuentan con protectores, los olvidados por las empresas elitistas. Por lo pronto Arturo, su fiel secretario, presto está para madrugar el día de mañana, jueves 22, y trasladarse a Juchipila, Zacatecas, a supervisar que la corrida donde anuncian a Fabián Barba, a Arturo Macías y a Mario Aguilar con astados de Medina Ibarra, llegue a buen puerto, con ella se cerrara el libro empresarial escrito por José Luis, será la ultima hoja.

HOY POR la mañana la funeraria Hernández registró un lleno “hasta las banderas”, “hasta el reloj”, un lleno que dejó las calles de Aguascalientes sin taurinos, fue una demostración del afecto que se supo ganar…

Y LO de costumbre… José Luis… Nos Vemos.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com