JULIO RICAURTE Y JAVIER ROMERO… DESDE ECUADOR EN BUSCA DE HACERSE TOREROS.

A AMBOS los encontré por media calle, venían de la plaza Monumental Aguascalientes por cuestiones de sus diarios entrenamientos taurinos, son muy jóvenes, “el más viejo” tiene veinte años, el otro acaba de cumplir la mayoría de edad, los floridos y soñadores 18 años. El primero ha logrado sumar tres festejos, iniciando con debutar en esta ciudad, luego lo llevan al cercano Pabellón y apenas la semana antepasada mató el festejo ferial en Encarnación de Díaz, Jalisco, no le preguntamos resultados, a estas alturas sobra y basta anden fuera de casa buscando encontrar el camino que Dios les tiene, para nosotros es suficiente, los éxitos los da la preparación y ellos andan en eso, el lustre ya llegara si es el la ruta que viene del más allá. Por ellos no queda, la buscan, ellos luchan diariamente con ahínco, con esfuerzos y sobre todo con mucho gusto y afición.

ESTO ME recordó algo muy personal, pero mejor continuamos…

COMO YA lo notamos son pocas tarde que ha calzado el terno de luces, se trata de Julio Ricaurte, el de los veinte años, nació en Riobamba, en la cintura del globo, Ecuador, y sin ningún antecedente taurino en la familia. Nos cuenta…

-NI IDEA del porque de pronto quise ser torero al no tener en casa esas bases, quizás sea porque en mi tierra asistí a una corrida, me llevó mí tío Roberto, y ya salí infectado, el gusanito taurino me atacó de forma tal que hasta la fecha siento y recuerdo emocionado el gusto y la impresión positiva de esa tarde. Cierto día, hará cinco años, casualmente recogí un volante tirado en la banqueta que avisaba de la apertura de la escuela taurina de mi tierra, de inmediato le pedí a mi mamá que me llevara y aquí me tiene en su país desde hace dos años batallándole para tratar de abrirme camino.-

JULIO ES serio, pareciera que está enojado pero no es así, es su carácter. Agrega…

-YA INSCRITO, y entrenando en la finca del matador Juan Pablo Díaz, junto al también matador José del Río y los banderilleros Javier Pacha y Carlos López, me tendieron la mano y fueron ellos quienes me aconsejaron desde un principio. Desde luego que me llevaron a ciertas pequeñas poblaciones por donde, ahora entiendo, todos tenemos que pasar, toros criollos, de media casta y hasta el primer curso práctico de mí escuela le salí al de casta, fui, afortunadamente, el triunfador del curso.-

MIS DOS visitantes hojean y casi devoran las revistas taurinas que están a su alcance. Mientras que trato de escribir esto me distrae el intuir lo que puedan extrañar a sus familiares, el esfuerzo de sus respectivos padres para puntualmente hacerles llegar el sustento y que su lejanía sea menos complicada. En la actualidad por los indispensables teléfonos disminuye un poco la angustia de los suyos, están al día de los sucesos familiares en ambas territorios. Además existen insignificantes “problemas geométricos” que tienen que resolver para acomodarse en la casita que, junto a otros seis compañeros, comparten para tener techo como veremos más adelante. Julio, muy serio, prosigue…

-CONOCÍ EN un tentadero a un muy buen hombre, excelente persona el matador español Ignacio Uceda Leal, él toreaba la segunda de la feria de mi ciudad, fue quien me inquieto a salir de Ecuador al decirme que buscara otros caminos ante la poca actividad para los novilleros en mi país, palabra que me recomendó esta ciudad para perseguir con mi aprendizaje. Le hice caso y aquí me tiene tratando de colarme en la temporada que inicia próximamente en la ya mi tierra adoptiva, Aguascalientes.-

LE PREGUNTAMOS sobre la sobrevivencia económica y de inmediato responde lo mencionado líneas arriba, que don Julio, su señor padre, le pega el capotazo monetario requerido, que afortunadamente sus familiares le dan un total apoyo.

-AL LLEGAR a Aguascalientes me contacté con un grupo de compañeros que persiguen los mismos sueños y me colé a la casa donde viven, es muy cómoda ya que esta a un paso de la plaza San Marcos, nos repartimos los gastos y así la vamos pasando sin tanto apuro. Independiente a que esta situación nos ha enseñado ha ser administrados y organizados, a no derrochar y cuidar el dinero y a nosotros mismos.-

MIENTRAS ESCRIBIMOS el de los 18 años espera turno, debe de ser así, es “el segundo espada”, el derecho de antigüedad con su compañero, amigo y paisano así nos lo dicta. Se trata de…

JAVIER SEGOVIA Romero, quien busca le anuncien omitiendo su primer apellido solo por creer se leerá mejor en las futuras carteleras, también de Riobamba, se aficionó a causa que su padre, el ingeniero Agrónomo Luis Segovia, es aficionado y adicto a las revistas del tema, por ellas es que Javier se inquietó a buscar hacerse torero, máxime que sus familiares llevan amistado con el alternativado Juan Pablo Díaz y él fue, la historia pasada se repite, quien lo entrenó. Y lo ya imaginado…

-LLEVO POCOS festivales, solo tres becerradas y el año pasado que Julio fue a visitar a sus padres es que conocí podría tener la oportunidad de viajar a esta ciudad y aquí me tiene, yo no aspiro a debutar pronto, quiero prepararme debidamente y mis maestros tiene la ultima palabra, desde luego que pongo todo mi esfuerzo y como le digo, ya Dios dirá, ojala pronto me haga una entrevista como triunfador de la San Marcos. Así me daría gusto regresar a mi casa y tierra para agradecer a todas aquellas personas que me han dado la mano al creer en mí.-

NO NOS queda la menor duda, sueñan como todo mundo lo hacemos al anhelar ser alguien importante en esta vida, su normal inmadurez está presente pero andando “en la guerra” les dará, con total seguridad, una mayor visión y carácter para salirle al toro, al del diario acontecer… y al de cuatro patas, este andar puede compararse con ese aditamento que usamos en los parabrisas de los autos para que nos deje ver con claridad hacia el frente, hacia el futuro, este batallar les dará limpieza de actos para caminar con más seguridad y así lograr sus sueños. Se los deseamos y tan lo es así que ya les guardaremos el espacio para el futuro y aparezcan como toreros importantes. Esperamos pronto lleguen a reclamarlo este par de paisanos de nuestro estimado amigo el hoy escondido Alex Aguinaga.

TODO ESTO me hizo recordar algo muy personal, por lo cual mejor… Nos Vemos.

NOTA: A la hora de la anterior plática se desconocían los nombres de los muchachos que inauguraran la temporada menor en la plaza San Marcos. Estamos llegando de la rueda de prensa ofrecida por la empresa y en el primero de los carteles está anunciado Julio. Será de selección.

Deja un comentario