25 octubre, 2021

HUMBERTO GUTIÉRREZ Y SU TÍO TOÑO… EL ETERNO CAMINANTE EN BUSCA DE TARDES DE TOROS.

TIENE RESIDENCIA y negocios en Encarnación de Díaz, Jalisco, la atrayente población conocida mundialmente como “La Chona”, se trata de mi amigo Humberto Gutiérrez, un hombre que deja de trabajar en cuanto puede viajar a ver corridas, novilladas o festivales, no le importan distancias e incomodidades, resultado normal puesto que en su terruño solo anualmente puede darse el gusto-descanso de, solo una tarde, caminar pocas cuadras y tener la comodidad de hacerse presente en el coso de su jurisdicción… A pesar de eso y sin embargo… Por varios cosos lo hemos visto acompañado de sus familiares, en otras aventuras carreteras hemos compartido espacios, y, como podremos vislumbrar, es un hombre “contaminante” ya que ha contagiado, lo decíamos, a sus hijas, herm

TIENE RESIDENCIA y negocios en Encarnación de Díaz, Jalisco, la atrayente población conocida mundialmente como “La Chona”, se trata de mi amigo Humberto Gutiérrez, un hombre que deja de trabajar en cuanto puede viajar a ver corridas, novilladas o festivales, no le importan distancias e incomodidades, resultado normal puesto que en su terruño solo anualmente puede darse el gusto-descanso de, solo una tarde, caminar pocas cuadras y tener la comodidad de hacerse presente en el coso de su jurisdicción… A pesar de eso y sin embargo… Por varios cosos lo hemos visto acompañado de sus familiares, en otras aventuras carreteras hemos compartido espacios, y, como podremos vislumbrar, es un hombre “contaminante” ya que ha contagiado, lo decíamos, a sus hijas, hermano e inclusive varios empleados de la funeraria de su propiedad.

EN PASADAS puestas de sol platicábamos añoranzas, de las que nos hacen terminar emocionados y hasta con los ojos con algo “de sudor”. Hablábamos de su desparecido tío Toño, el noble, franco y bonachón maestro carpintero propietario de un enorme local de altas paredes tapizadas de carteles con recuerdos increíbles, programas de Ciudad Juárez, de Nogales, de San Luis Río Colorado, de Piedras Negras, de Monclova, de Tampico, de Laredo, de Reynosa, todos de los años cincuentas, y tanta y tanta plaza que se ha perdido.

LO ENTERIOR es el meollo de la “sudoración ocular”. Hablando en el idioma laboral de Humberto… -“Plazas que han fallecido, “plazas vilmente asesinadas”, cosos cremados, enterrados y tan bien sepultados que, parafraseando a San Felipe de Jesús, ni sembrándoles higueras reverdecerán, menos renacerán”.-

ADMIRABLES ESOS viejos aficionados, los mismos que celosamente cuidaban añosas cartulinas, impresiones de enorme sentimental valor, historia pura, historia de 24 kilates. Inclusive, desde hace años se extinguió la romántica costumbre de los convites, y sin ir más lejos, las pequeñas banderolas triangulares que adornaban y avisaban habría corrida ese día, han desaparecido. Las nuevas empresas, las nuevas generaciones creen hoy en día todo se arregla en “feisbuc”.

LARGAS TARDES, rememoramos, que se convertían en un suspiro hablando del mutuo gusto, don Toño, mayor que nosotros, recordaba a los espadas que en tiempos muy pasados actuaban en su terruño. Y no solo eso, su fama de excelente trabajador de la madera era conocida por toda la región, resultado que le llamaran hacendados que tenían ganado bravo como don Mariano Ramírez, don Gustavo y Salvador Álvarez, don Miguel Dosamantes Rul, y varios más que eran quienes les surtían de la cartelera que adornaba las paredes de su taller. Los mismos que le contaban sus cuitas ganaderas, buen hombre don Toño que nos confiaba lo platicable de esas tertulias, de lo demás “era una tumba”.

LA VIEJA placita de adobe, edificada en el corazón de esa población, sucumbió ante los embates de la inundación de 1969. Durante varios años los habitantes y visitantes asistimos a ver novilladas muy económicas en el lienzo charro de su alameda, hoy en día, me permito repetir, solo dos tardes se montan festejos en la actual plaza La Macarena, misma que levantaron a dos cuadras del retirado panteón del simpático poblado, y, que desgraciadamente, no cuenta con la suficiente afición como para montar más festejos e irla forjando, la mayoría de quienes pagan un boleto son los visitantes foráneos, las altas pretensiones económicas de los propietarios del coso para rentarla, es otro de los inconvenientes, recordémosles a ellos que… “Se hace camino al andar”. Y como muestra desde luego que basta un botón…

HACE UN año se anunció la despedida de Fernando Ochoa al lado de “El Juli” y Joselito Adame, el resultado fué un lleno hasta las desaparecidas y ya mencionadas banderolas. Hace escasamente tres semanas fueron Talavante, Joselito y Fermín IV, y un lleno más. Harto interesante sería preguntarles a los comerciantes locales que tal les fue con la derrama económica dejada por los visitantes taurinos, restaurantes, bares, hoteles, y gasolineras de la región, en esas fechas. Si se llegaran a inmiscuir, taurinamente hablando, un poco más los habitantes locales bien se pudiera pensar en otras fechas, 16 de septiembre, 20 de noviembre, 12 de diciembre, año nuevo, interesante sería preguntarles a los comerciantes locales que tal les fue con la derrama económica dejada por los visitantes taurinos.

IMPORTANTE E interesante también es que las próximas autoridades de ese, y otros municipios, se inmiscuyan en el tema para que den facilidades y se promuevan más estas fuentes de empleos, jamás me cansare de decir que la fiesta brava va de la mano con el turismo.

DON TOÑO se fué hace muchos ayeres pero dejó bonitos recuerdos, tantos y tan buenos que su actual parentela sigue sus pasos, unos moldeando madera, otros en menesteres diferentes pero todos asiduos concurrentes a las plazas de toros, sembró su sana afición…

POR LO anterior no tarda Humberto y su familia en pasar lista de presentes en la actual temporada de novilladas en este Aguascalientes… Por lo mismo… Nos Vemos.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com