27 octubre, 2021

UNO MÁS… DESDE EL MAYAB LLEGA JOSÉ GRANADOS.

UNO MÁS, otro más, otro jovencito que anda “en la guerra” por estas tierras aguascalentenses, José Alberto Granados Gil, llega desde la ciudad más blanca de nuestro territorio, de Mérida, la de Yucatán, la misma que fuera enorme zona henequenera, la fibra que tanto dinero les consintió hasta para dejarles la sucursal del paraíso a la que ellos llaman ahora Paseo de Montejo.

HIJO DE -las damas por delante- Irma Noemí Gil y su señor esposo el CP. Rafael Granados Carrillo, quienes además son padres de Rafael que estudia ingeniería química

UNO MÁS, otro más, otro jovencito que anda “en la guerra” por estas tierras aguascalentenses, José Alberto Granados Gil, llega desde la ciudad más blanca de nuestro territorio, de Mérida, la de Yucatán, la misma que fuera enorme zona henequenera, la fibra que tanto dinero les consintió hasta para dejarles la sucursal del paraíso a la que ellos llaman ahora Paseo de Montejo.

HIJO DE -las damas por delante- Irma Noemí Gil y su señor esposo el CP. Rafael Granados Carrillo, quienes además son padres de Rafael que estudia ingeniería química industrial y de la guapa señorita Simonett, alumna de preparatoria pero contagiada ya con el virus taurino por el hermano con el que hoy estamos platicando, nos cuenta que inclusive la menor de ellos ha toreado en ciertas ocasiones… Comenzamos la plática…

-“SOY NATIVO de Mérida, nací hace 18 años en el llamado barrio de Santiago, en la zona centro de la ciudad, estudié la prepa completa. En la Universidad Mesoamericana de San Agustín solamente hice el primer año de sicología, sí es que quiero ser torero es porqué mi abuelita materna, Carmen, me contagio sus gustos, a ella la acompañaba a la plaza “Mérida” desde niño, además a su lado veíamos las corridas por la televisión, por decirlo de alguna forma, por ella estoy en Aguascalientes y pongo todo mi esfuerzo y gusto en aprender y retornar al lado de los míos como novillero, quiera Dios que algún día no muy lejano sea un puntero en ese escalafón.-

A BETO, como le llama quien manda cuando está en casa, le notamos centrado y orden en su hablar, con ideas claras de lo que viene a buscar, ubicado y con claridad sobre el tiempo, sobre su futuro, ya Cronos dirá si es que logrará vestir de luces por el resto de su juventud. Continuamos escuchándolo…

-ANTONIO RIVERA, primo hermano de mi abuelita, dirigió una escuela taurina por allá, fué él quien me llevó por primera vez a entrenar. Al paso de los meses fui a pequeñas poblaciones como Kalkini, Campeche, donde debuté, esto fué en una vacada el 3 de diciembre del 2013, tuve suerte, creo que gusté, y me repitieron el 25 de ese mismo mes. Después he pasado lo de todos, toros criollos, vacas toreadas y por supuesto que sé estoy muy nuevo, muy verde, es por eso que mi tío Antonio me recomendó cavilar, junto con mis papas, y ver la probabilidad de pasar una temporada entre ustedes, la idea es, desde luego, aprender lo más que pueda de técnica, afortunadamente cuento con el apoyo de los míos, los de mi casa, aquí me tratan muy bien mis compañeros y los maestros. Vivo desde mi llegada, a principios de este mes de febrero, con otros muchachos que están en circunstancias semejantes a las mías, comparto cuarto con Ricardo Martínez, él es de Ciudad Juárez, Chihuahua, me llevo bien con todos, nos damos la mano siempre, las broncas son solamente cuando tenemos que designar a quien lave los platos recién usados, para cocinar no hay problemas, tenemos estomago que acepta de todo venga de quien venga.-

ME CUENTA que afortunadamente ya asistió a su primer tentadero en estas tierras, esto lo logró en la ganadería de Felipe Castorena apenas el domingo pasado, que pasó momentos de mucho gusto puesto que en realidad en esta fecha debutó con sus nuevos maestros, compañeros y amigos, reconoció que sus entrenamientos no han sido en balde, que ningún sacrificio le cuesta tener la disciplina a la que antes no estaba acostumbrado, aquí se alinea o se alinea, no quiere regresar a Mérida sintiendo que no ha hecho su mayor esfuerzo… Contesta a mi cuestionamiento si es que por tierras del Mayab dejó amores pendientes.

-NO, LO dice muy serio, por el momento todas me gustan, solo “tacos de ojo”, pero sé de antemano que mi concentración es, por ahora, solo con mis clases, con soñarme vestido de verde y oro al lado de “Morante de la Puebla”, buscar el triunfo poco a poco, escalón por escalón, no fallar a aquellos que me han ayudado, le decía que ya Dios dirá, por mi parte solo tengo en mente el entrenamiento y así entonces si pensar en partir plaza al lado de las figuras, por el momento entiendo que esto es apenas el inicio.-

COMO LO notamos José Alberto no anda por las nubes, esta joven pero centrado.

ESTE CERCANO domingo 22 la temporada de novilladas da inicio en la plaza San Marcos, serán ocho tardes, una por semana, tiempo demasiado corto para que el de Yucatán deba y/o pueda ser anunciado, repetimos que esta demasiado nuevo y más daño le harían con programarlo. Por aquí mientras volverá “a las andadas” de ira pequeñas poblaciones pero ya con idea más clara de lo que es la técnica y con reses de casta. La receta, para que pueda presumir el verde y oro, es paciencia y dedicación, quieran por las alturas que llegue ese tiempo, por lo pronto nos cuenta de su agradecimiento a las amistades que le dieron la mano por sus terrenos, al ex matador Adrián Flores, a Israel Victoria, al “Chino” Tahmek, a Roberto Tapia, a Germán Rodríguez, y a muchos más.

JOSÉ ALBERTO se despide de nosotros, no es muy tarde pero tiene que llegar a buena hora a casa, mañana le espera una larga caminata a buen trote, posiblemente tres o cuatro partidos de frontón, regresando a lidiar con sus compañeros decidiendo quien es el que debe de recoger la cocina, minutos después dirigirse a la plaza Monumental a sus diarios entrenamientos y posteriormente a seguir soñando con el verde y oro, el verde esperanza de llegar a ser un torero importante. Por ahora le vemos partir, va feliz de la vida ya que jamás esperaba retirarse con algo que ya extrañaba, dentro de su capote y su muleta lleva oro liquido, mejor dicho “oro en pasta” ya que le obsequiamos casi medio kilo de chile habanero ya en papilla. Los platos sucios, o inclusive limpios, creemos en unos momentos más acabaran hechos trizas, el novel no dejará pasar la oportunidad de, “disimulada e involuntariamente”, dejarlo al alcance de sus compañeros y segundos después arderá Troya y todos en su contra, les nacerá a sus incipientes colegas un dragón bucal, de esto estamos seguros… Nos Vemos.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com