20 octubre, 2021

OPINIÓN: LA FALTA DE RESURGIMIENTO DE FIGURAS EN EL SIGLO XXI

Es mi opinión que uno de los factores principales que mantiene al toreo fresco e interesante es la inclusión de novedades en el plantel de las figuras del momento. Esta infusión de nuevos toreros es la sabia de la tauromaquia, y es necesario que afluya sin interrupción para mantener a la fiesta brava vibrante, a los toreros en la cima competitiva, y a los aficionados entusiastas e interesados en el desarrollo de las temporadas taurinas. Sin embargo, si por algunas causas, el flujo de la sabia disminuye, la falta de presión desde abajo permite a los diestros en la cima mantenerse como figuras por más tiempo y con menores esfuerzos.

Es mi opinión que uno de los factores principales que mantiene al toreo fresco e interesante es la inclusión de novedades en el plantel de las figuras del momento. Esta infusión de nuevos toreros es la sabia de la tauromaquia, y es necesario que afluya sin interrupción para mantener a la fiesta brava vibrante, a los toreros en la cima competitiva, y a los aficionados entusiastas e interesados en el desarrollo de las temporadas taurinas. Sin embargo, si por algunas causas, el flujo de la sabia disminuye, la falta de presión desde abajo permite a los diestros en la cima mantenerse como figuras por más tiempo y con menores esfuerzos.

Históricamente la infusión renovadora de la fiesta ha fluido regularmente, ya que en casi todas las temporadas varios novilleros punteros tomaban la alternativa con tal fuerza que se abrían momentáneamente huecos en las ferias entrando en algunos carteles compitiendo con los establecidos maestros y, de cuando en cuando, algunos de esos aspirantes a figuras se convertían en una. Por el contrario, comenzando a mediado de la primera década de este siglo el proceso de renovación poco a poco ha ido disminuyendo, hasta llegar al presente cuando ha sido raro que un torero recién alternativado entre en los carteles selectos de los ciclos feriales. Por el contrario, para estos bien dotados novatos matadores parece que lo bueno que hicieron de novilleros no contaba, y de matadores han tenido que ganarse los contratos uno a uno, toreando a menudo corridas duras, o en lugares en donde el éxito, aunque difícil de conseguir, repercute poco. Como consecuencia se quedan estancados en el camino al estrellato.

La inclusión de novedades en el elenco de figuras no ha sucedido en las ocho últimas temporadas taurinas españolas desde que Alejandro Talavante entró en ese exclusivo grupo al tomar la alternativa 9 de junio de 2006. Desde esa fecha hasta ahora han habido varios toreros calificados para convertirse o mantenerse en figuras pero por una razón o por otra no han conseguido hacerlo, aunque sí algunos han hecho méritos suficientes para convertirse en toreros notables que aun luchan en la retaguardia de la Fiesta Brava, entrado en las ferias en carteles menos selectos con la ilusión de un día llegar a ser figura.

Al comenzar la temporada de 2015 el cerrado plantel de figuras, unas más importantes que otras, lo forman cuatro diestros que se alternativaron en la última década del siglo pasado, más otros cuatro que lo hicieron en la primera década de del presente siglo.

En el siglo XX se doctoraron Enrique Ponce el 16 de marzo de 1990 en Valencia, José Tomás el 10 de diciembre de 1995 en México D.F. (México), Morante de la Puebla el 29 de junio de 1997 en Burgos, y Julián López “El Juli” el 18 de septiembre de 1998 en Nimes (Francia); mientras que en la pasada década tomaron la alternativa los cuatro diestros restantes, Sebastián Castella el 12 de agosto de 2000 en Béziers (Francia), Manzanares el 24 de junio de 2003 en Alicante, Miguel Ángel Perera el 23 de junio de 2004 en Badajoz, y como acabo de mencionar Alejandro Talavante el 9 de junio de 2006 en Cehegín (Murcia).

Siempre ha sido difícil escalar los muros que rodean a las figuras, pero a mi parecer, por la manera como las figuras han estado planeando sus campañas en estos últimos años, esas murallas se han fortificado. En la década de los noventa la meta de la mayoría de las figuras era sumar cuantas más corridas mejor, para aparecer en los primeros puestos del escalafón, comenzando por Enrique Ponce que durante ocho temporadas sobrepasó el centenar de festejos mientras que el resto de las figuras sumaban más de medio centenar de festejos. Para conseguir actuar esas cantidades de corridas se veían obligados a hacer dobletes en ferias de primera y segunda categoría, e incluso a veces actuaban tres tardes en ferias en primera, así que al haber más festejos en los que entraban la figuras en esos carteles habían también más huecos que ahora para dar cabida algunos aspirantes al estrellato.

En cambio, ahora las figuras normalmente se conforman con torear en un festejo en las ferias de segunda o tercera, y con solo hacer doblete o una única aparición en las de primera. Como consecuencia la mayoría de las figuras actuales no aparecen en las altas posiciones de los escalafones de corridas toreadas de finales de temporadas, como mostraba el escalafón de la pasada temporada publicado en Mundotoro.com: Miguel Ángel Perera, cuarta posición, Sebastián Castella, quinta, Enrique Ponce, sexta, El Juli, séptima, José María Manzanares, doceava, Alejandro Talavante, catorceava, Morante de la Puebla, dieciochoava, y José Tomás, ochentaitresava, mientras que los líderes del escalafón han sido los notables diestros Juan José Padilla, El Fandi e Iván Fandiño, en ese orden.

Comenzando a principios del nuevo siglo las figuras poco a poco, por conveniencias, han ido sumando menos y menos festejos actuando entre ellos sin abrir los carteles, tal como puede comprobarse en los resúmenes que se publican al completarse las temporadas. Es verdad que debido a la crisis económica que desde hace unos años padece España, la cantidad de corridas por temporada se ha reducido a más de la mitad de la que se daban en las temporadas de la última década del siglo pasado. Aun así las figuras, en conjunto, si lo hubieran deseado pudieran haber sumado más festejos como lo han hecho a pesar de la crisis toreros mediáticos y otros toreros notables, como por ejemplo Padilla, El Fandi, Fandiño, Ferrera, Luque, Abellán o Escribano. Para soportar mi opinión, anoto algunas estadísticas que guardo en mis notas:

— En la temporada 1998 Ponce actuó en 104 corridas, José Tomás sumó 72, Morante 68 y El Juli, 56 novilladas más 15 corridas; y en la última temporadadel siglo El Juli, en su segundo año de alternativa, toreó en 134 festejos, Ponce en 108, siendo la séptima vez que toreaba más de 100 corridas, José Tomásen 65, y Morante de la Puebla en 51.

— Durante la primera década del siglo XXI estas son las cifras de festejos que los ocho espadas que forman ahora el plantel de figuras torearon cada año [la primera cifra se refiere al año, 00= 2000]: Ponce (00: 101; 01: 100; 02: 56; 03: 79; 04: 60; 05: 62; 06: 81; 07: 66; 08: 68; y 09: 54); El Juli” (00: 117; 01: 87; 02: 112; 03: 86; 04: 74; 05:61; 06: 63; 07: 82; 08:74 y 09: 58); José Tomás, (00: 55; 01:35: 02: 49; estuvo cuatro temporadas retirado, del 2003 al 2006; 07: 16; 08: 20; y 09: 22); Morante(00: 78; 01: 66; 02: 64; 03: 54; 04: 7; 05: 48; 06: 57; 07: 16; 08: 28; y 09: 49); Castella (00: 48; 01: 15; 02: 19; 03: 35; 04:42; 05: 65; 06: 75; 07: 67; 08: 55; y 09: 54) Manzanares, alternativa en el 2003 (03: 40; 04: 59; 05:43; 06: 63; 07: 55; 08: 66; y 09: 66); Perera, alternativa en el 2004 (04:21; 05: 45; 06: 46; 07: 49; 08: 82 y 09: 78); y Talavante, doctorado en el 2006 (06: 32; 07; 73; 08: 66; y 09: 45).

Ahora bien, comenzando el año 2010 los números de corridas en que actuaron las figuras comenzaron a disminuir considerablemente, hasta tocar fondo en la temporada pasada, tal vez siguiendo la teoría comercial de que cuando la oferta de un buen producto es pequeña, la demanda crece y el precio aumenta, la que ha practicado con muy buenos resultados José Tomás desde su reaparición, mientras algunas de las otras figuras han tratado de imitarlo. Estas son las cifras de los festejos toreados por las ocho toreros estelares en la temporada pasada: Perera actuó en 46 corridas, Castella en 42, Ponce en 41, El Juli en 39, Manzanares en 33, Talavante en 32, Morante en 30 y José Tomás en 3.

Concluyo añadiendo que tal vez no se pueda achacar la falta de novedades en el plantel estelar solo a los inconvenientes que imponen las figuras, o sus administradores, para abrir los carteles, sino también a que, entre otras razones, habría que considerar que durante varias temporadas no han resurgido novilleros con las suficientes excelentes cualidades toreras y popularidad para tomar la alternativa con la fuerza para derribar esas barreras que les impiden entrar en esos selectos carteles. Ahora bien, en estos momentos existe un selecto grupo de novilleros con cualidades para ser figuras, y ya tres de ellos, José Garrido, Borja Jiménez y Lama de Góngora, están anunciados para doctorarse en la próxima Feria de Abril de Sevilla.

Ojalá que algunos de estos prometedores jóvenes toreros se salten las barreras, y así para el bien de la fiesta en la temporada 2015 se inicie una infusión de novedades en la cumbre del toreo.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com