PAGÉS EXPLICA LAS RAZONES DE LOS CARTELES

La Empresa Pagés ha dado a conocer en rueda de prensa los carteles de la Feria de Abril así como los del resto de la temporada en la capital hispalense, que arrancará como es tradicional el Domingo de Resurrección. El abono se compone de catorce corridas de toros, dos corridas de rejones y siete novilladas con picadores. Mientras se desarrollaba el acto, al lado del salón de carteles de la Real Maestranza, diez personal no cesaron de proferir gritos pidiendo la dimisión de Canorea. Decían que uno de ellos era un miembro del Ayuntamiento de La Puebla del Río.

En la Feria destaca la presencia de Manzanares con cuatro tardes, la vuelta de Espartaco, Rivera y Dávila Miura y las tres alternativas, que es la primera vez que esto ocurre en la Feria de Abril de Sevilla.

En el turno de intervenciones, tras referirse Eduardo Canorea a las líneas generales de los carteles, Ramón Valencia explicó de forma detallada todas negociaciones con los toreros del G5, haciendo el siguiente relato de los hechos por fechas: “Hubo contactos con Manzanares en julio porque quería torear. El torero pedía que se hablara con todos los toreros”.

Con Morante hubo una reunión entre Ramón Valencia y un interlocutor del diestro sevillano. Según Valencia: “Algunas propuestas le parecieron razonables y otras no”. Acto seguido, entablaron conversaciones con El Juli: “Nos pidió un comunicado pidiendo disculpas y lo hicimos en los medios de comunicación”.

El 14 diciembre se hizo el primer esquema de la feria otorgando privilegios a Morante. “Se redactó un comunicado con disculpas el 15 de diciembre y se le hizo llegar al torero que dio el visto bueno”. Posteriormente, el 24 de diciembre Manzanares aceptó torear en Sevilla. En enero la empresa asegura que se puso en contacto con el apoderado de Manzanares. “Le aseguramos que hablaríamos con el resto de toreros”. El 16 enero se reunieron con el apoderado de Morante. “Se le ofrecen tres corridas, una con Juli y Manzanares, y dos corridas más con buenos carteles, y aceptó incluso una en San Miguel. Pidió Victoriano del Río y Garcigrande, que son las mismas elegidas por Manzanares. Podían compartir la de Juan Pedro, pero debían abrirse. Se llamó a Manzanares que dejó Garcigrande. Morante pidió una quinta corrida, en la que se dudaba entre Cuvillo o Jandilla. Era el 19 de enero”.

Prosiguió Valencia, “El 20 llamamos a Luis Manuel Lozano para concretar la contratación de El Juli tras haber hecho el comunicado de disculpas. Se le ofreció el Domingo de Resurrección y dos más. Pidió Victoriano y Garcigrande. Se le pidió que dejara una por el mismo motivo de la coincidencia, pero no nos contestaron. Luego nos dijo que quería dos corridas. No nos llamó para contestar. Más tarde nos pidió que hablásemos con Perera, le dijimos que lo haríamos cuando tuviéramos en firme a Morante, Manzanares y el, el mismo Juli, para finalmente decirnos que no toreaba en Sevilla”.

Siguieron las negociaciones con Morante. “Cerramos Juan Pedro, Cuvillo, Jandilla, Garcigrande y Alcurrucén, esta última en San Miguel. Se habló de carteles, pero apenas se llega a tocar el tema del dinero. A todo esto, su apoderado Antonio Barrera preguntó por Talavante y Perera. Pidió el Domingo de Resurrección para Talavante y se aceptó su propuesta. Se llamó a Perera y por teléfono nos dijo que no. Le pedimos a su apoderado Fernando Cepeda que viniera a vernos y nos manifestó que no tenía intención de venir a Sevilla por la gran temporada que había hecho en 2014”.

Por lo que respecta a Talavante, estaba en América y llamaron a José Miguel Carvajal – representante del torero-, ofreciéndole Domingo de Resurrección y sábado de preferia, con Manzanares y Lama de Góngora, y otra en San Miguel con Morante. “Dijo que era buena oferta. El 14 de febrero nos enteramos por la prensa que no venía a Sevilla. Luego el apoderado nos comentó que no venía por una decisión personal”.

Siguió Valencia en su relato sobre las negociaciones: “Tras lo ocurrido, Morante nos mandó un mensaje con algunas quejas sobre los carteles. Se le habían ofrecido cinco corridas todas con los mejores carteles de los toreros que estaban dispuestos a venir, como Ponce, Manzanares, Rivera, las alternativas… Se lo comunicamos y pasados tres días el torero anuncia su no comparecencia en Sevilla. Pero no quedó ahí la cosa. Tras el comunicado de la FIT, donde el su punto nuevo el torero dejaba una puerta abierta a poder negocias con otros interlocutores, buscamos a ese interlocutor que habló con el torero, Morante quedó en contestar y no lo ha hecho fecha de hoy, 3 de marzo”.

Con todo ello, Valencia asegura que “esta empresa ha dado su brazo a torcer, hemos pedido disculpas, hemos hecho todo lo posible, contamos lo que hemos hecho, estábamos seguros que todo se arreglaba, pero hay que contarlo todo. Entendemos que uno se niegue desde el principio, pero no que se den vueltas para finalmente no venir”.

Como valoración global, los empresarios hicieron una valoración general de la Feria de Abril: “Es una feria que tiene carteles interesantes”. Por su parte, Eduardo Canorea: “Todos no caben. Nos hubiera gustado una feria con más toreros. El que no viene dos tardes no está a gusto. Nos pesa que algún nombre no esté puesto”, apuntó.

Precisamente sobre ausencias fueron preguntados los empresarios. Sobre el riojano Diego Urdiales, Canorea explicó: “No hemos hablado con él porque no podíamos ofrecerle un puesto adecuado. El de Urdiales era uno de los nombres previstos pero el afán de algunos toreros en doblar nos ha complicado la confección de los carteles”. Respecto el regreso de Juan Antonio Ruiz “Espartaco” a la Maestranza en una fecha tan emblemática como la del Domingo de Resurrección añadió: “Espartaco ha venido a ayudar a su ciudad”.

Por otro lado, los empresarios anunciaron que la Feria de Abril se televisará del miércoles 15 al domingo 26, salvo la matinal de rejones del 26, por Canal Plus Toros. Los precios del abono serán los mismos que en la pasada temporada.

Deja un comentario