25 octubre, 2021

LA INCOMODIDAD Y MALESTAR QUE DA LA COMODIDAD DE LA ELECTRÓNICA MODERNA.

NOS LO contaban las personas mayores… La noche anterior al 5 de febrero de 1946, previo a la inaugural apertura de la Plaza México, hubo decenas de aficionados que pernoctaron frente a las taquillas de ese lugar para comprar las entradas del día siguiente. Existía gran expectación y asombraba el alboroto causado por ver al cordobés Manuel Rodríguez “Manolete”.

EN LA actualidad ese asombro queda en la nada si lo comparamos con la situación vivida en las taquillas de la Monumental Aguascalientes hace solo pocas horas, larga fila de aficionados y “aficionados”, calculados en más de mil que desde el jueves hacían guardia esperando las diez horas del lunes

NOS LO contaban las personas mayores… La noche anterior al 5 de febrero de 1946, previo a la inaugural apertura de la Plaza México, hubo decenas de aficionados que pernoctaron frente a las taquillas de ese lugar para comprar las entradas del día siguiente. Existía gran expectación y asombraba el alboroto causado por ver al cordobés Manuel Rodríguez “Manolete”.

EN LA actualidad ese asombro queda en la nada si lo comparamos con la situación vivida en las taquillas de la Monumental Aguascalientes hace solo pocas horas, larga fila de aficionados y “aficionados”, calculados en más de mil que desde el jueves hacían guardia esperando las diez horas del lunes siguiente para hacerse de cuatro boletos, era el máximo aun así “comprimieran” momentos después la compra a solo dos por pagano, para la función programada el 2 de mayo, y ver la reaparición de José Tomás Román Martín, el llamado “Príncipe de Galapagar”, el mismo que dice querer mucho a esta tierra.

LAS INCOMODIDADES vividas en esos cuatro días, y el que solo 150 de los aficionados y “aficionados” fueron los que abandonaran la plancha de la Monumental con boletos, dejó de uñas a quienes obviamente causaron un verdadero desgarriate por no ver cristalizados sus esfuerzos, desvelos e incomodidades, y que ahora, ahora con mucha desilusión, culpan e involucran, a altas autoridades de los gobiernos estatales, municipales y taurinos a causa del rápido “vuelo” de las entradas. Es entendible por qué menciono a dos niveles de “aficionados”. Ayer me llamaron, sin identificarse, ofreciéndome dos lugares de palco, 1ª fila, y “en oferta” solicitaban el risible pago de veinte mil pesos por cada uno cuando falta casi un mes para la fecha a ver, ya lo mencionan en broma, a “El Zotoluco” y a “un español”. Me dicen otra de las “gangas” es de sesenta y seis mil pesotes por otra butaca también a centímetros del callejón. Así están las cosas en Aguascalientes.

Y FALTAN por cuidar otros “detallitos” que serán bastante interesantes. Después de lo anterior faltará ver si los astados a lidiar, tres de don Fernando de la Mora y tres de Los Encinos, tienen la edad, el peso y el trapío reglamentarios… Y algo más e igual de importante, ¡la casta! Fecha explosiva por donde lo queramos ver, será un antes y un después, deseamos todo sea para bien de la Fiesta, de los aficionados, ricos y pobres, y para autoridades de los gobiernos estatal, municipal y taurino.

LA VENTA de los boletos fue por el sistema Ticketmaster, que conocemos es vía internet, varios lugares locales donde se expendían registraron lo mismo, en todos ellos hubo problemas, ahora los “aficionados” tratan de hacer su agosto en pleno abril. Quince mil asientos son los de la Monumental, quitémosle los palcos, las barreras y las plateas que tienen propietario por medio de los derechos de apartado, y quedará algo así como solo seis mil lugares entre tendido y general, hablo de sol y sombra. La venta electrónica es abierta a nivel mundial y esta comodidad ha causado mucha confusión y malas interpretaciones, hasta cachondeo en las redes sociales, inclusive alguien ya sugirió que el español permita lo vean en circuito cerrado de pantallas gigantes en el largo andador que lleva al coso.

PRESIENTO DOS cosas… La primera es que la noche del dos de mayo, dedíquense a vender pescado, o vivir en Guadalajara, existirán nuevos millonarios, el sobreprecio en las entradas les dará a ganar cerros de dinero a quienes de una u otra forma acapararon los boletos… La segunda. Muchas familias aguascalentenses viajaran a las benditas playas, el no llegarle a los altos precios solicitado, por entrada, han preferido largarse de vacaciones y con el riesgo de gastar menos que ir a ver a José Tomás.

CREO QUE la algarabía de aquella lejana nocturna fecha de febrero de 1946, la del Distrito Federal, fue ampliamente superada la semana pasada aquí en Aguascalientes , solo tenemos que agregar que “Manolete” no tenía las posturitas que vemos ahora en su paisano. Desde luego que en los boletos del dos de mayo está escrito muy claro que las cámaras de vídeo y fotográficas estarán prohibidas, regla semejante con el 25 de abril y tres de mayo. Mala memoria tiene el de Galapagar, se la pasa diciendo que es casi mexicano y se pone más moños y adornos que una piñata navideña o los que van en las trenzas de una china poblana .

ESPERAMOS LA corrida venga muy bien presentada, de no ser así corremos el riesgo de vivir no solo el récord superado en las taquillas de la México, se puede agregar el de un broncón de tamaño inimaginable, mayor a los causados por don Lorenzo Garza… Nos Vemos.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com