NOVILLADA SIN PICADORES EN MIGUELTURRA, CIUDAD REAL.

Samuel Fernández a hombros en tarde aburrida
Tarde para el olvido hoy en Miguelturra donde con algo más de un cuarto de plaza se lidiaron cuatro novillos de Castillo de la Reina de pésimo juego, mansos hasta la saciedad y sin casta alguna, tan solo el cuarto se dejó algo, charanga en vez de banda de música y pasotismo de la presidencia ni un solo aviso en festejo que duro casi dos horas a tomar nota y darle seriedad a la fiesta.

Tanto El Mestanzeño como el local Molinero se perdieron en probaturas ante dos mansos de libro que se refugiaron en chiqueros, anduvieron a la deriva sin sitio y sin los recursos para este tipo de lidia, se silenció su labor.

Adrián Grande, el de Jodár mas placeado no tuvo su tarde en lo artístico y si por el contrario en la suerte, cogido en el primero del Mestanzeño contra el burladero de capotes sin consecuencias, después en su novillo ser volteado en tres ocasiones, la última quedando conmocionado, se repuso para matar con pésimo resultado, antes se quiso adornar con rabia con molinetes a toro pasado sin más, se silenció su labor.

Samuel Fernández el de Quero, pueblo toledano y de familia taurina no en balde su padre Pablo le auxilio en las bregas, hizo lo mejor de la tarde con acople aunque faltando algo de ligazón, lo mejor al natural, corriendo la mano y rematando muy atrás, cerró por bernardinas lucidas, tiene madera, talla y se gusta en lo que hace, dos pinchazos y estocada para pasear dos orejas y abrir la puerta grande.

Deja un comentario