LA FERIA DE SAN MARCOS ERA DEL VECINO “PUEBLITO”.

HOY “AGUASCALIENTES” festeja al evangelista Marcos, es el día grande de la ciudad de las aguas termales, fecha en que la capital del estado se parte en dos ya que se acostumbra un desfile de elegantes carros alegóricos de singular belleza, de adornos caros y con derroche del ingenio de los artistas que los elaboran, día de fiesta vivimos hoy… Pero.

PERO LA Feria de San Marcos no era precisamente de nuestra capital, la fiesta original pertenecía a un lugar a las orillas de la población llamado “El Pueblito”, espacio donde se ubica la iglesia en su honor y a un costado estaba la desaparecida plaza de toros “El Buen Gusto” que era la que daba vida a los festejos. En el centro de la ciudad, en un lugar llamado “El Parián”, se congregaban los comerciantes para trajinar sus mercancías y ahí fue donde nace la verbena que posteriormente toma acta de nacimiento, por cuestiones de espacio, en los festejos del mencionado Pueblito. Por lo mismo es que encomillé al inicio el nombre de nuestro pequeño estado. La verdadera fiesta local es el 15 de agosto, día que se venera a la Virgen de la Asunción y sin embargo lo grande del jolgorio lo vivimos hoy.

EN EL año de 1974, cuando se abrió la plaza Monumental, el coso San Marcos se rentó e instaló un restaurante que recibía a los comensales en pleno ruedo, bajo los ardientes e inclementes rayos del astro rey, y para evitarlos se trató de colocar en el centro un pilote que sostuviera enorme manta, sin embargo a los primeros golpes de la barra, el madero fue “tragado” por la tierra, la operación se canceló prefiriendo atender a la clientela en mesas con sombrilla incluida. Al finalizar los días de fiesta nos encaminamos al viejo coso y ante bravatas y retos, su servidor se aventuró a bajar al hueco descubierto pensando era uno de los famosos túneles que se dice usaba el bandolero Juan Chávez para escapar cuando cometía sus fechorías y para sorpresa de los presentes, resultó ser solo una excavación de aproximadamente 20 metros de profundidad.

ESTO ME intrigo y recurrí a solicitar información al respecto, el señor don Alejandro Topete del Valle, historiador de la ciudad, acabó con mis dudas.

EL RESULTADO era que, cuando el coso estaba en construcción, la escasez de agua los obligaba a encaminarse hacia el lado oriente del lugar, o sea hacia el centro de Aguascalientes, y este quedaba “muy retirado”, por lo mismo optaron por escarbar y hacerse de una noria que los surtiera del líquido para la mezcla de adobes y demás requerimientos. Lo retirado que menciono ahora es de tan solo tres cuadras.

LO ANTERIOR es comprobable, existen documentos que dan fe de lo relatado. Sin duda alguna el esfuerzo de esos hombres fue titánico, terminaron la construcción en tan solo 48 días y la Feria de San Marcos tomó forma, la misma que hoy ha crecido de de manera impresionante, debemos de cuidarla y solicitar a empresa y toreros que no nos quieran dar gato por liebre… Nos Vemos.

Deja un comentario