ADIEL BOLIO, TRES DÉCADAS DE HABLAR Y ESCRIBIR DE TOROS.

Los muros improvisados del Museo Taurino Mexicano, levantados en el círculo de la feria, acogieron amablemente y en atmosfera de recuerdos el homenaje que se le brindó de corazón al periodista taurino Adiel Armando Bolio Montes. El motivo, tres décadas sustanciosas de hablar y escribir de la fiesta más bella del mundo en distintos medios de comunicación masiva.

Buena y oportuna iniciativa la del señor Diego Carmona, director del museo, en la que hubo una formidable entrada completada por colegas, matadores, compañeros de CITA (Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes, AC) y demás aficionados, quienes se congratularon al sentido y merecido reconocimiento.

Palabras hondas salieron, primero del buen hombre que gestó la idea, posteriormente del mismo homenajeado quien conmovido y al punto de las lágrimas, agradeció con franqueza natural a todos los que le acompañaron en este día tan señalado para su vida profesional e incluso personal. Luego, como fin de acto, el popular pincel taurino “Canito”, simpático personaje, le obsequió una de sus pinturas al óleo y llegaron luego los abrazos, los alientos y felicitaciones a través de la palabra de quienes le estiman, aprecian y reconocen.

La biología tomó entidad y se dio la alquimia y el milagro de la vida cuando el señor Adiel –”Addiel”- Alfonso de Jesús Bolio y Solís CTI (Cronista Taurino Internacional, q. e. p. d.) procrearon al personaje protagonista de esta modesta cuartilla, quien vio la luz del mundo en Ciudad Juárez, Chihuahua el 3 de octubre de 1958.

Llegaron los episodios de las inquietudes –Los jóvenes viven de ilusiones y los viejos de recuerdos- , e ingresó a la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, en el DF, donde cursa la carrera entre 1981 y 1985. Preparado, habiendo, además, mamado la atmosfera taurina, abre su libro profesional el 4 de octubre de 1985 en el Instituto Mexicano de la Radio, emitiendo su voz en los micrófonos del programa “Los Deportes”, a través del 510 de AM.

Hoy, las fojas de sus logros guardan con legítimo celo treinta años de andar en el complejo atlas del dios Taurus: entrevistas, notas, reseñas, crónicas y demás colaboraciones, todo, primero, con el objeto de acrecentar la fiesta de toros y la dignidad de ésta. Puede presumir sin orgullo apócrifo que, entre otros personajes, entrevistó a estrellas como Cantinflas, Silverio Pérez, Jesús Solórzano, David Liceaga, Manolo Martínez, Eloy Cavazos, César Rincón, entre otros que darían una columna muy vasta.

Ahí en sus manos quedó un marco en el que a letras se describe el central motivo de este reconocimiento, y que le entregó el propio señor Diego Carmona. Gallardete significativo que seguramente enriquecerá su galería, allá en su hogar el cual comparte con sus amores, su esposa María de La Paz González y su vástago, Adiel Bolio González. Enhorabuena colega y que por muchos años continúes hablando y escribiendo de esta fiesta que, como al que la nota firma, apasiona y enriquece espiritualmente.

Deja un comentario