DIEGO VENTURA PONE DE CABEZA A MADRID.

Diego Ventura cabalga solo en la cima
Confusión en el biombo del Presidente, en el segundo toro de Diego Ventura (quinto de la tarde), el Presidente saca un pañuelo, luego otro y luego otro; ¿está otorgando tres orejas? Si después de sacar un pañuelo para otorgar una oreja decide darle al matador otra, debería sacar de inmediato DOS PAÑUELOS JUNTOS para dejar en claro el número de trofeos otorgados.

Tuvieron que pasar 17 años para que la puerta que da a la calle de Alcalá se abriera y salieran a hombros todos los alternantes de la corrida. La última vez fue el 4 de octubre del 97, cuando Luis Domecq, Antonio Domecq, Joao Moura y Fermín Bohórquez salieron juntos por la Puerta Grande.

Pero esto no es todo, Diego Ventura realizó una faena soberbia a un toro manso, un toro que a fuerza de insistir y arriesgar a sus cabalgaduras, Ventura logró que embistiera y culminara con un rejonazo fulminante. El público presente sacó los pañuelos y cual palomas blancas revolotearon en toda la plaza, el Presidente ante esta petición saca un pañuelo, el revoloteo continúa y saca otro pañuelo, pero la gente insiste con fuerza pidiendo el rabo, y aparece un tercer pañuelo, y todo el mundo confundido, el Presidente si después de dar una oreja decide dar la segunda debe de sacar los dos pañuelos blancos juntos y de todas maneras para el rabo tendría que haber sacado el pañuelo reglamentario.

Comentaremos un poco sobre lo acontecido esta tarde:

La puerta de cuadrillas se abre y hacen su aparición los tres caballeros en plaza, Sergio Galán, Diego Ventura y Leonardo Hernández, los aplausos de la concurrencia no se hace esperar y se escucha el batir de las palmas en toda la plaza.

Empecemos con Diego Ventura que recibe a su primer enemigo con Suspiro, castaño angloárabe, con la garrocha, Diego lo corre y se lo lleva hasta los medios, dejándolo preparado para lo que viene, el segundo tercio lo inicia con Sueño castaño lusitano, Sueño pone de pie a la gente cuando se deja llegar al toro de frente y de poder a poder para poner una banderilla, finaliza su faena con Remate con la que pone banderillas cortas a dos manos de perfecta ejecución, pero para mala suerte de Ventura, este deja el rejón de muerte en mala posición y pierde los trofeos, quedándose con una ovación y petición de oreja.

El de La Puebla del Río recibe a su segundo enemigo con Maletilla, un caballo con mucha fuerza y valentía que para al toro en los medios y con los pitones en la cola, Maletilla sin inmutarse y apoyándose en una pata trasera se dobla en un mínimo espacio, seguidamente aparece castaño Nazarí con el que pone los palos dando el pecho y batiendo a pitón contrario, llevándose al toro cocido, le toca el turno a la yegua torda Milagro con la que clava dos banderillas exponiendo los pechos, citando en corto, muy en corto esperando al toro, el toro se arranca y Milagro aguanta hasta tenerlo casi encima y quebrando a pitón contrario pone una excelente banderilla, que valentía de esta yegua , y cierra con remate el valeroso albino que con un galope despacioso midiendo los terrenos se arrima al toro para permitir que Ventura coloque perfectamente el rejón de muerte que tiene efectos fulminantes, el toro cae de inmediato, la gente alborotada pide las orejas y el rabo, el Presidente saca tres veces el pañuelo, pero solo da dos orejas.

Diego Ventura ha toreado con verdad, de frente, rematando las suertes, ligándolas, dándole todas la ventajas a sus enemigos, así es el toreo a caballo.

Sergio Galán en su primer toro realiza una buena monta con Ojeda y Titán cortando un apéndice, su segundo es un sobrero, ya que el titular se descordó, destaca la monta con Apolo, pone un buen para a dos manos y finaliza con un acertado rejón de muerte para conseguir la segunda oreja.

Leonardo Hernández no la tiene fácil, sus alternantes ya tienen asegurada la puerta grande, hace todo lo que puede montando a Amatista ante un toro emplazado, y con Xarope se deja llegar para lograr un buen rejón de muerte y cortar una oreja. Su segundo con el que tiene que echar toda la carne al asador, Leonardo se entrega y con Sol realiza una buena monta; saca de nuevo al tordillo Xarope con el que pone cortas al violín y de nuevo deja un rejón de muerte en buen sitio para conseguir su segunda oreja de la tarde.

Diego Ventura.- Ovación tras petición y dos orejas con fuerte petición del rabo
Sergio Galán.- Oreja y oreja
Leonardo Hernández.- Oreja y oreja

Deja un comentario