EL REJONEO: ORIGEN, EVOLUCIÓN Y NORMAS

Capítulo IV (segunda parte)
Álvaro Domecq Romero. Es natural de Jerez de la Frontera, nació el 8 de Abril de 1940. Debutó en Ronda el 13 de Septiembre de 1959 y se presentó en Madrid en 1962. Alcanzó su mayor número de corridas el año de 1971 en el que rejoneó 111 festejos. Hizo temporada en México los años 1963, 1964 y 1979. Toreó el 15 y el 29 de Diciembre de 1963, el 2 y 16 de Febrero, así como el 1 de Marzo de 1964 y una el 14 de Enero y el 5 de Febrero de 1979. Cortó 2 orejas el 2 de Febrero de 1964 y el 14 de Enero de 1979. El 19 de Septiembre de 1985 dijo adiós al público portugués en la plaza de Lisboa, alternando con Joao Moura y Paulo Caetano y el 12 de Octubre del mismo año se despidió definitivamente de los ruedos en Jerez de la Frontera, para dedicarse a dirigir la Escuela Andaluza de Are Ecuestre, hoy en día “Real Academia Andaluza de Arte Ecuestre”, patrocinada por el reino español, a la que Domecq renunció el año 1996 después de 23 años de dirigirla, para dejar paso en la dirección técnica de la escuela al Sr. Ignacio Ramblas, jinete del equipo olímpico español; esta escuela fue originalmente fundada por Don Álvaro Domecq y Diez con asesoría de maestros portugueses y caballos lusitanos. Esta es la historia:

En los inicios de la década de los setentas, Don Álvaro Domecq y Díez conoció el proyecto de los maestros portugueses, Dres. Rui D’ Andrade y Guilherme Borba, de fundar “La Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre”, lo cual sería la restauración de la “Picaría Real”, la cual fue la academia ecuestre de la corte lusitana, clausurada en el año 1807 a consecuencia de las guerras napoleónicas. Esta escuela, tuvo tanta relevancia que no obstante su clausura, sus enseñanzas permanecieron vigentes en la equitación y escuela portuguesa, que conservó desde entonces los preceptos de la equitación clásica del siglo XVIII, máxime que en Portugal nunca se dejó de practicar el toreo ecuestre, ni se abandonó la cría del caballo de guerra lusitano utilizado en el siglo XVIII y que prevalece hasta nuestros días.

Dicha restauración, que implicaba gran esfuerzo y no menos recursos, no se había podido concretar por falta de la persona idónea que apoyara la idea en los medios gubernamentales lo que alentó a don Álvaro Domecq, que con gran visión, aunada a su gran afición a los caballos se propuso llevar a cabo la idea de los lusitanos en Jerez de la Frontera, su tierra natal. Para lo cual solicitó el apoyo Dr. Borba, a quien propuso ir a Jerez con el objeto de concretar su proyecto. Y fue entonces, cuando el Dr. Filipe Graciosa y Francisco Cancela de Abreu, reclutados por el Dr. Borba, y llevando caballos lusitanos, se trasladaron a Jerez de la Frontera donde permanecieron cuatro años dándole forma a la “Escuela Andaluza de Arte Ecuestre” de Jerez, que se inició con la formación de jinetes y caballos para el espectáculo “Como Bailan los Caballos Andaluces”. Con el patrocinio de Don Álvaro Domecq y bajo la dirección técnica del Dr. Guilherme Borba quien viajaba a Jerez de la Frontera a supervisar y dirigir el proyecto, lo que dio forma y sustentó a la “Escuela de Arte Ecuestre”, que en el futuro se convertiría en la “Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre”, propiedad del reino español.

Posteriormente en el año 1979 con el apoyo de Joao Costa Ferreira quien fuera director del centro de producción caballar, se fundó por fin, la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre, que es como queda dicho, la sucesora de lo que fue la Picaría Real , o Academia Ecuestre de la Corte Portuguesa. Esta escuela se instaló provisionalmente en Fonte Boa, con cuatro jinetes que fueron: Don José D’ Atayde, como director, el propio Dr. Guilherme Borba, el Dr. Joao Filipe Graciosa y Francisco Cancela de Abreu, con cuatro caballos lusitanos de Alter. El año 1981, fue nombrado el reconocido y laureado Dr. Guilherme Borba como director de la misma y se incrementó el número de caballeros y caballos, instalándose en la Sociedad Hípica Portuguesa en Lisboa.

En 1996 la escuela portuguesa de Arte Ecuestre, quedó instalada definitivamente en el palacio real de Queluz con un efectivo de 50 caballos, todos del criadero de Alter. Hoy en día la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre está en su apogeo y muy por encima de casi todas las escuelas de equitación académica del mundo y conserva su vistosa originalidad cortesana. Ahora su director es el Dr. Filipe Figuereido (Graciosa) y son sus maestros picadores (Picador es quien adiestra caballos, es decir un equitador profesional, el vocablo se deriva de la palabra picadero, que es el lugar donde se adiestran los caballos) el propio Dr. Filipe Graciosa que también ostenta la dirección técnica, Joao Pedro Rodríguez y Antonio Borba Monteiro. Así mismo cuenta con una planta de equitadores de muy alto nivel.

La escuela tiene a su disposición como fuente de abastecimiento, los mejores caballos de la antigua yeguada real de Alter, fundada en 1748 por el rey Joao V, los cuales son escogidos con suma escrupulosidad para responder a la excelencia de la equitación clásica portuguesa, cuya yeguada abreva en la localidad de Alter do Chao, dirigida por el Ing. Luis Lupi, hijo del famoso maestro tauromáquico Don José Samuel Lupi.

Esta prestigiada escuela se ha presentado con gran éxito en Europalia, Bélgica; en La Haya, Holanda; En España, en la Feria Internacional de Madrid y en Jerez; en Francia, en Chantilly, Dax, Mejanes, Cannes y Nimes. Es una escuela absolutamente original y diferente a todas las demás escuelas de equitación, tanto por sus caballos como por sus arreos, su indumentaria y su monta, y es semillero de equitadores clásicos que dan prestigio y continuidad a la equitación portuguesa del siglo XVIII.

Javier Buendía Arellano. Nació en Sevilla el 17 de Agosto de 1951, debutó en Badajóz el 13 de Mayo de 1972, se presentó en Las Ventas el día 10 de Agosto de 1979. Sus éxitos más resonantes los obtuvo en Sevilla, donde toreó casi todos los años a lo largo de su carrera, salió por la puerta del príncipe las temporadas 1986, 1987 y 1996. Su última temporada en activo fue la de 2000, habiéndose retirado definitivamente al final de esa temporada, a los 21 años de su alternativa.

Es Buendía un rejoneador ortodoxo del más puro estilo español. Siendo terrateniente de origen, es experto en el manejo de la garrocha, con la cual en ocasiones inicia la lidia de sus toros, lo que constituye un verdadero espectáculo del más rancio sabor campero que compagina a la perfección con su manera de hacer el rejoneo.

Luis Domecq Domecq. Nació en Jerez de la Frontera, Cádiz, el 25 de Mayo de 1968, siendo nieto de Don Álvaro Domecq y Díez y sobrino de Álvaro Domecq Romero, que como de todos es sabido, antes de ser rejoneadores ambos fueron ganaderos de toros bravos y criadores de caballos, por lo que su herencia y su ambiente familiar no pudo ser otro que los caballos y los toros. De manera que su destino no pudo haber sido otro que el de torero d a caballo, pero ¿Quién lo culpa? Si tuvo la fortuna de nacer en el ambiente más romántico, más bello y más divertido de cuantos se conocen. Así las cosas, a los 17 años, el día 12 de Octubre de 1985, recibe la alternativa en la Real Maestranza de Caballería de Ronda, y se presenta en Madrid el 30 de Mayo de 1992.

En la temporada de 1997, sale por la puerta grande de Las Ventas, y en Sevilla triunfa en 1997 y 1998. Su toreo es ortodoxo, y tiene un excelente dominio sobre sus cabalgaduras, como torero es buen lidiador. Su mejor desempeño lo logra en el segundo tercio, es espectacular banderilleando a dos manos, suerte que hace de poder a poder, rematando en los medios de la plaza. Desde 1996 rejonea un promedio de 50 corridas anuales, sin embargo el 2 de Junio de 2001, se vio obligado, al igual que su hermano Antonio, a suspender su actividad taurina, ya que sus caballos fueron objeto de un sabotaje en el trayecto de Madrid a Jerez, en la carretera a Andalucía, donde su transporte fue atacado con cócteles molotov, lo que motivo que perecieran 6 de los 12 caballos que transportaban. Este atentado, según las investigaciones de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, señalan como presunto autor intelectual al padre de un rejoneador de Madrid de tercera categoría. La pérdida fue grande, no obstante, Luis y Antonio han restablecido su cuadra y han vuelto a la actividad taurina.

Antonio Domecq Domecq. Hermano menor de Luis, nació también en Jerez el 15 de Febrero de 1971, siguió los pasos de su abuelo, de su tío y de su hermano. Debutó en público en Villacarrillo, Jaén, el 12 de Septiembre de 1987, recibió la alternativa el 21 de Mayo de 1992 y debutó en Madrid el 30 de Mayo del mismo año. La mayoría de sus festejos los torea alternando con su hermano Luis, por lo que el número de corridas toreadas es casi la misma, así mismo comparten apoderado, transporte, etc. Sin embargo son de estilos un tanto diferentes. El toreo de Antonio que también encuadra dentro del ortodoxo, es más emotivo, más cálido, pisa terrenos muy comprometidos, dejando llegar a los toros a muy corta distancia de su cabalgadura, torea con temple y remata sus pares de banderillas con “piruetas” muy ceñidas que hacen vibrar a la audiencia. Es buen ejecutor del tercer tercio y como su origen lo obliga, es buen garrochista, de manera que en ocasiones “para” (Expresión usada para indicar la acción de rejoneador de fijar al toro en su salida para iniciar la lidia)a sus toros con la garrocha, el buen uso de la garrocha para “parar” a los toros es una verdadera delicia para quienes gustamos de las suertes camperas y sentimos verdadera admiración por los buenos garrochistas.

Fermín Bohórquez Domecq. Hijo de Fermín Bohórquez Escribano, nació en Jerez de la Frontera, provincia de Cádiz el 21 de Enero de 1970, como la mayoría de los rejoneadores andaluces, proviene de familia de terratenientes, criadores de caballos y de toros bravos, por lo que desde su más tierna edad tuvo contacto con el ambiente hípico taurino. Debutó en público en Santander el 30 de Agosto de 1985, y recibió la alternativa el 4 de Mayo de 1989 en Jerez de la Frontera. En España ha logrado conquistar uno de los primeros lugares del escalafón, gracias a su toreo ortodoxo que ejecuta con impecable técnica y a su atractiva personalidad. Desde el punto de vista del que escribe la mejor suerte de su repertorio es la tira de frente con banderillas, a una y dos manos, que hace con mucha limpieza y espectacularidad. En 1994 rejoneó 66 festejos, en 1996, 81 corridas, en 1997, 93 corridas, en 1998, 87 corridas, en 2000, rejoneó 66 corridas, en 2001, 84 festejos obteniendo el liderazgo del escalafón hispano y en 2002, 83 festejos, de los cuales toreó 7 en México. Se presentó en la Monumental México el 10 de Noviembre de ese año con 2 toros, su sobria elegancia y su clasicismo dejó un grato sabor a la afición mexicana aunque no tuvo suerte con el acero. La temporada 2003 se quedó en México, patrocinado por el grupo Modelo, donde permaneció rejoneando hasta el final de la temporada.

Ginés Cartagena. Nació en Benidorm, provincia de Alicante, el 18 de Septiembre de 1968, debutó como rejoneador en 1982, en el poblado alicantino, Alfaz de la Pi a la temprana edad de 14 años, su personal forma de interpretar el rejoneo lo mantuvo en actividad constante durante cinco años sin pisar la plaza de Madrid. Se presentó en Las Ventas el día 19 de Marzo de 1987 y ese año sumó 30 corridas. En 1988 rejoneó 40 corridas, con lo que obtuvo el liderazgo en el escalafón de rejoneadores, esa fue su primera temporada importante y pasó a conformar los carteles de las principales plazas de España.

Su gran personalidad, su revolucionaria forma de rejonear y su espectacularidad causó un gran revuelo, lo que hizo que en las décadas de los ochenta y noventa el rejoneo en España tuviera de nueva cuenta un auge inusitado, lo que llevó una gran cantidad de público a las plazas e incrementó el número de corridas de rejoneo. Ginés Cartagena se hizo imprescindible en los carteles de las principales ferias de España y Francia, en las temporadas de 1989, 1990 y 1991 vuelve a liderar el escalafón y cosecha triunfos que lo llevan a abrir la puerta grande de Las Ventas, la de Sevilla y la de Jerez. Pero su consagración definitiva la logró en la temporada de 1984 en la cual rejoneó 83 corridas y cortó 188 orejas, obtuvo todos los premios que se pusieron en juego, tanto en España como en Francia, en 1995, también rejoneó más de 80 corridas. Desgraciadamente su carrera que se encontraba en el cenit, quedó truncada el 22 de Noviembre de 1995, a los 27 años de edad, por un infortunado accidente de no muy clara explicación, según versiones que relatan con tristeza, parientes y amigos.

Andy Cartagena. Nació en Benidorm el 30 Diciembre de 1980, heredó de su tío Ginés Cartagena la afición por el rejoneo, así como algunos de sus caballos, y aunque cada quien tiene una personalidad propia, sin duda el toreo de Andy está inspirado en el de su famoso tío. Sus primeras corridas fueron de gran expectación ya que la impactante imagen de Ginés estaba fresca en la afición hispana, pero Andy superó la prueba de la comparación y en poco tiempo se ganó un lugar privilegiado en el rejoneo a base de superar su poca experiencia con su personal y alegre manera de rejonear.

Ahora ocupa uno de los primeros lugares del escalafón español, en el que ha sobrepasado el número de corridas y corte de apéndices a los más destacados rejoneadores de su país. Su toreo alegre y la ejecución de las suertes de gran espectacularidad lo han llevado a ser indispensable en las principales ferias de España. Tomó la alternativa el 8 de Marzo de 1997 en Castellón de la Plana de manos de Fermín Bohórquez Domecq y le fue confirmada en Madrid por Joao Moura el 17 de Mayo de 1997. Rejoneó en 1999, 89 corridas; en 2000, 86 festejos; en 2001, rejoneó 78 y en 2002, 61 corridas. Este año 2003 va a la cabeza del escalafón y a superado a sus colegas hispanos en triunfos conseguidos. El año 2000 hizo temporada en México, rejoneando 5 corridas, dos de la cuales se celebraron en la Monumental México, el 29 de Octubre y el 20 de Noviembre respectivamente, en ninguna tuvo éxito ya que en la primera recibió 2 avisos y en la segunda hubo división de opiniones.

En 2001, rejoneó 11 corridas en México, en las que cortó 17 orejas y 2 rabos, siendo las más afortunadas las 2 corridas que rejoneó en San Luis Potosí, en las que obtuvo 2 orejas y 1 rabo en una y 3 orejas y 1 rabo en otra, en la México el día 4 de Febrero les cortó una oreja a cada uno de sus toros. Este año 2003, Andy ha llegado a la plenitud de su carrera, ha toreado, 72 corridas, cortado 142 orejas y ha salido 42 tardes en hombros, su regularidad para triunfar lo ha llevado a ser considerado como el mejor rejoneador de España del 2003 y por ello recibió el Palmarés de la revista taurina 6TOROS6, que cada temporada homenajea a lo mejor de la torería española.

En el rejoneo español hay más de 100 rejoneadores en activo y se celebran entre 380 y 400 corridas de rejones por año. Los diez rejoneadores que encabezan el escalafón, rejonean entre 60 y 85 corridas anuales, de los cuales los cinco primeros rejonean entre 70 y 80 festejos, siendo los más destacados, Joao Moura, Andy Cartagena, Leonardo Hernández, Fermín Bohórquez Domecq, Antonio y Luis Domecq, Paco Ojeda, Raúl Martín Burgos, Javier Buendía, José Miguel Callejón y Hermoso de Mendoza, todos ellos con una técnica, de excelente a muy buena, tanto ecuestre como taurina, lo que da a la temporada española un gran atractivo, ya que la implacable competencia entre sus rejoneadores se traduce en una gran calidad.

La temporada 2003 se ha caracterizado por la apertura, lo que ha significado que rejoneadores de gran calidad se hayan consolidado y hayan escalado, tanto en el escalafón, como en los carteles de las grandes ferias y plazas de primera, protagonizando el relevo del cerrado grupo de los consagrados que monopolizaban las más importantes plazas y acaparaban los toros de las mejores y más confiables ganaderías, pero, el sabotaje a los caballos de los hermanos Domecq en el 2000 y el consecuente retiro temporal de estos rejoneadores que formaban parte de la llamada primera fila, así como la decisión de Fermín Bohórquez de permanecer en México para la temporada del año 2003 y la tardía incorporación de Hermoso de Mendoza a las temporadas españolas, han abierto huecos a rejoneadores con ambición que han estado toreando en plazas de menor importancia pero con un gran nivel técnico, que no han dejado pasar la oportunidad de llenar estos huecos, lo que unido al incremento de las corridas de rejones y del éxito de las mismas, se han posicionado en el primer circuito del rejoneo, tanto en España como en Francia y hoy tenemos para mencionar solo a los más destacados, el portugués Rui Fernández, Sergio Galán y Álvaro Montes, que al lado de Moura, H. de Mendoza y Cartagena han triunfado en el primer circuito y han estado presentes en los mejores carteles.

Publicado por: Hassan González
Autor: Don José Santos Alonso

Deja un comentario