EL REJONEO: ORIGEN, EVOLUCIÓN Y NORMAS

Capítulo V (segunda parte)
Conchita Cintrón.- “La Diosa Rubia del toreo”, nació en Antofagasta, Chile, el 9 de Agosto de 1922, más siempre se le consideró peruana, país al que llegó a la edad de dos meses, fue discípula del portugués Ruy da Camara quien le enseñó los secretos del toreo acaballo, se presentó como novillera el año 1938 en Perú y debutó en México en la plaza del Toreo el 20 de Agosto de 1939, rejoneó por primera vez en España en 1945, temporada en la que toreó 38 corridas, en 1946 toreó 48 corridas pero sin haber podido torear ni matar los toros a pie por prohibiciones del reglamento español, que no permitía el toreo a pie a las damas, en 1947 toreó en Portugal 19 festejos y se presentó en la México el 24 de Abril de 1949. Se retiró el año de 1950, se casó en Portugal con Don Francisco de Castelo Branco. Fundó una ganadería con simiente de Pinto Barreiros y posteriormente se dedicó a escribir, sin alejarse totalmente ni de los caballos ni de la fiesta.

Gastón Santos.- Fue el primer extranjero en recibir la alternativa en Portugal, la recibió el 2 de Septiembre de 1952, de su maestro el “Califa de Alcacer”, Joao Branco Nuncio, quien fue el caballero tauromáquico de más prestigio en Portugal de la primera mitad del siglo XX y leyenda del toreo a caballo, de quien Gastón usufructuó la gran reputación social que este caballero gozaba por el hecho de haber sido su discípulo, rejoneó en Europa y Centro América, sin embargo su toreo, de recurso, nunca estuvo ni con mucho, a la altura técnica de de su maestro, ni tampoco del de sus colegas contemporáneos, de los que sobresalieron Simao da Veiga hijo, David Rivero Telles, Francisco Mascareñas, José Samuel Lupi, José Maldonado Cortés y José Mestre Baptista, entre otros, caballeros que en su época ya toreaban de frente con mucha exposición y con mucha verdad, por lo que a mi juicio el único mérito de Gastón fue la primicia de su alternativa que abrió el camino a otros amantes del toreo a caballo y su permanencia durante 28 años de actividad taurina, haciendo un toreo a la media vuelta o a la tira, sin embargo lo hacía aseadamente y mataba muy bien a los toros a pie. Rejoneó en la plaza México 14 veces, sin cortar una sola oreja, sin embargo, alcanzó notoriedad en el medio mexicano por su incursión en el cine nacional, en el que hizo algunas películas para adolescentes.

Humberto Combe, Mauricio Locken Izaguirre y Roberto Arreola.- También incursionaron en el rejoneo hacia la década de los sesentas, pero su paso por esta profesión fue tan breve que no dejaron huella.

Jorge Hernández Espinosa.- De familia potosina, nació en la ciudad de México el año 1931, fue el padre y abuelo respectivamente de los Hernández Andrés y Hernández Gárate, incursionó brevemente en el rejoneo, pero con éxito, se presentó en San Luis Potosí, ciudad en la que vivió desde su infancia el año 1964, recibió la alternativa el 20 de Junio de 1965 en Tomar, Portugal, apadrinado por José Mestre Baptista y el 4 de Abril de 1976 le confirmó la alternativa en la plaza México a su hijo Jorge Hernández Andrés.

Pedro Louceiro.- Originario de Portugal, recibió la alternativa de Manuel Conde en la plaza lisboeta de Campo Pequeño, el 29 de Abril de 1956. Llegó a México el año de 1968, desde su llegada a México pasó a formar parte del elenco mexicano de rejoneadores, fue mentor de varios de nuestros rejoneadores y fundador y maestro de los primeros grupos de forcados, que estuvieron de moda en México y que, dicho sea de paso, causan muchos inconvenientes en las corridas a muerte. Tuvo Don Pedro una notable participación en las corridas de rejones de este país, de las que recuerdo dos en particular por su notable desempeño en dichos festejos, los dos celebrados el día 2 de Septiembre, uno en el año 1974 y el otro en 1979, ambos en la plaza “El Paseo” de San Luis Potosí, siendo este último, en el cual Ramón Serrano recibió la alternativa, corridas ambas que presenció el caballero lusitano Don Fernando Sommer D’ Andrade, autor de varios libros sobre el toreo a caballo y fundador del “Stud Book” del caballo lusitano, a quien Don Pedro brindó sus toros. Estuve presente en ambas corridas y fue notoria la calidad con que toreó este rejoneador en estos festejos en los que estuvo más inspirado que de costumbre, por lo que salió cargado de apéndices, lo que contribuyó en gran medida al éxito de estas corridas.

Debutó en la monumental plaza México el año 1969, rejoneó en este país poco más de dos décadas, se despidió el 29 de Diciembre de 1991 en la plaza México, en un doble mano a mano, a pie y a caballo, en el que participaron Cruz Flores y Patrick Varin, a pie y el propio Don Pedro y Rodrigo Santos, a caballo, en esta corrida fue la última que toreó en su vida recibió una oreja y salió triunfador; le cortó la coleta su nieto del mismo nombre quien también es rejoneador. Murió en la ciudad de México el 22 de Noviembre de 1994, país que adoptó para su residencia, aunque siempre conservó su nacionalidad.

En los setentas tuvieron mucha actividad los rejoneadores Gastón Santos, Pedro Louceiro, los hermanos Felipe y Evaristo Zambrano, Carlos Arruza, hijo, el Dr. Carlos Escalante, Horge Hernández Andrés y Gerardo Trueba, entablándose entre ellos una fuerte competencia, que le dio vigor y presencia al rejoneo en México; Ramón Serrano, quien recibió la alternativa en 1979, posiblemente consiente de sus limitaciones, no participó de la actividad de este grupo, ya que rehuyó sistemáticamente la competencia, prefiriendo alternar con toreros de a pie, sin embargo hay que reconocer que hacía unos quiebros espectaculares. Fue por otro lado, un tanto versátil en sus atuendos ya que usó durante su carrera la indumentaria de Marialva, la campera española y la charra mexicana.

Por esos años, incursionó en el rejoneo profesional, Luis Arenas, quien siempre había sido aficionado a los caballos así como a las corridas de toros, sin embargo nunca había pensado vincular estas actividades, pero en un viaje que hizo a Portugal presenció una corrida de toros en la ribereña Villa Franca de Xira, a escasos kilómetros al norte e Lisboa, en la que torearon David Ribeiro Telles y José Mestre Baptista y quedó tan emocionado de la forma en que lo hicieron que pensó seriamente hacerse rejoneador y hacer un toreo en México como el que le vio a los dos maestros mencionados, debutó el 21 de Noviembre de 1975 en la plaza “El Paseo” de San Luis Potosí, su tierra adoptiva, rejoneó a lo largo de diez años en la República Mexicana en la que tuvo éxitos importantes como el que obtuvo en la plaza de Manzanillo, alternando con el matador Rafael Gil “Rafaelillo” y el colombiano Rafael Ureña, en la que obtuvo 2 orejas, así como en Lagos de Moreno, Jal., en la cual cortó igual número de apéndices, alternando con Humberto Moro y José Luis Ramírez “El Capitán”, también tuvo una tarde triunfal en San Juan de los Lagos, Jal., al cortar las orejas y el rabo a un toro de San José de Buena Vista, alternando con los matadores Paco Santoyo y el sevillano Juan Gálvez. El 20 de Noviembre de 1978, toreó en la monumental plaza de Pachuca una legendaria corrida de rejones, al lado de Pedro Louceiro, Jorge Hernández Andrés y Gerardo Trueba, de la también legendaria ganadería de Atenco, con cinco años de edad y con un peso de 600 kilos de promedio, en la que los caballeros estuvieron muy valientes y fueron los únicos bien librados ya que los de a pie “fueron presa del miedo por el tonelaje de los toros y los forcados, aunque intentaron tres veces, no pudieron hacer “la pega”. Recibió Luis la alternativa el 24 de Mayo de 1980, en Vila Vicosa, Portugal, de manos de José Cortés, así mismo toreó en ese país algunas corridas. Ahora es un prominente criador de caballos españoles, con los que ha obtenido valiosos premios en las exposiciones del caballo andaluz en los Estados Unidos.

Jorge Hernández Andrés.- Oriundo de San Luis Potosí, nació el 9 de Enero de 1956, debutó toreando festivales al lado de su padre y ese mismo año tomó parte en un festival en el que torearon los “Niños Toreros” David Silveti, Humberto Moro, Manuel y Guillermo Capetillo, Miguel Espinosa y Manolo Arruza, todos ellos posteriormente figuras del toreo, durante los siguientes cinco años Jorge continuó rejoneando en festivales y novilladas, para después viajar a Portugal, donde permaneció cuatro meses presentándose con quien fuera figura del toreo a caballo José Mestre Baptista, participó en cuatro festivales y cuatro novilladas. El 16 de Junio de 1974 tomó la alternativa en la plaza de Ciudad Juárez, apadrinado por Gastón Santos, con un saldo de una oreja y un caballo muerto por una cornada que le infirió un toro de la ganadería de Casablanca. Como se mencionó párrafos arriba, el 16 de Junio de 1979, le fue confirmada la alternativa por su propio padre, en la Monumental plaza México, en la que fungió como testigo Carlos Arruza (hijo). Desde 1974, año de su alternativa a la fecha ha toreado aproximadamente 350 corridas.

Lo más sobresaliente de su personalidad ha sido su talento taurino, es decir su facilidad para entender a los toros y darles la lidia correcta, habilidad que fue evidente durante su carrera, también se caracterizó por su toreo alegre y bullidor, sobre todo en los albores de su carrera, misma que inició muy joven, pues debutó como “amateur” a los once años de edad. Estos atributos que rompieron el acartonamiento de los consagrados del momento, lo hicieron un rejoneador muy atractivo para las empresas que en esos años montaban muchas corridas de rejones, las cuales tuvieron gran éxito por la competencia entre rejoneadores de diferentes estilos. Toreando a pie derrochaba arte y mataba muy bien los toros, razón por la cual cortó muchas orejas cuando no los lograba matar a caballo.

Carlos Arruza (hijo).- Nació el año 1954, se presentó como rejoneador el 7 de Noviembre de 1971 en Celaya, Gto., recibió la alternativa el año 1975 en Santarem, Portugal, apadrinado por el maestro David Riveiro Telles. Se presentó en la plaza México, el 15 de Febrero de 1976, ese año rejoneó tres corridas más en esa plaza, los días 7 y 28 de Marzo así como el 4 de Abril; regresó a la México el 28 de Enero de 1990 y repitió el 30 de Diciembre del mismo año.

Siempre rejoneó con una gran honradez y valentía, sin nunca apartarse de la verdad torera que imponen los cánones del rejoneo, fue en el ejercicio de su profesión un caballero en toda la extensión de la palabra, lo que no es de extrañarse siendo hijo del “Ciclón” Don Carlos Arruza. Fue durante muchas temporadas base de cartel en las corridas de rejones y líder del escalafón. Tuvo dos épocas de rejoneador activo, la primera fue interrumpida por el lastimoso accidente carretero que sufrieron sus caballos en el paraje Santo Domingo, S.L.P., lugar donde se ubica la ganadería de toros bravos del mismo nombre, entonces propiedad del Dr. Manuel Labastida Igueravide, en la cual me encontraba ese día en compañía del doctor, por lo que me tocó presenciar el acontecimiento en el cual murieron los cinco caballos de Carlos, que regresaban a su finca provenientes de Torreón, Coah., donde Arruza había obtenido un alentador triunfo. Su segunda época que fue la mejor de su carrera, desgraciadamente no duró mucho tiempo ya que súbitamente decidió dejar de rejonear, su última presentación en público fue en una corrida de cuatro toros en la que alternó con su hermano Manolo el día 19 de Octubre de 1991, en San Mateo Atenco con toros de Pastejé en la cual cortó la última oreja de su carrera.

Carlos Escalante.- Nació en la capital de la república el 30 de Abril de 1930, cursó la carrera de medicina en la Universidad Nacional Autónoma de México y se graduó el año 1951, en 1956, organiza, con un grupo de amigos, una serie de festivales taurinos de carácter benéfico, en los cuales participaba toreando a pie. El año 1963 organizó la primera Convención Internacional de Aficionados Prácticos que se celebró en la plaza “La Macarena” de Uruapan, Mich. En los años 1963 a 1967, establece amistad con el malogrado rejoneador Humberto Combe lo que lo inclina por aprender el arte del rejoneo, aprendizaje que toma forma al conocer al fallecido caballero portugués, José Brilla D’ Matos, debuta como rejoneador en Octubre de 1967, demostrando gran talento, recibe la alternativa el 27 de Noviembre de 1976, apadrinado por Gastón Santos en la plaza “Ponciano Díaz” de Pachuca, Hgo., cortando una oreja al toro de su alternativa de la ganadería de Santa Marta, rejoneó 60 corridas en las que alternó con las figuras de la época y se retiró en Uruapan en una corrida en la que cortó 2 orejas a un toro de la ganadería de El Junco, alternando con los matadores Mariano Ramos y Manolo Espinosa. Jubilado de su profesión de médico y retirado de los ruedos regresa a México, D.F., para dedicarse a enseñar el rejoneo, es entonces que cristaliza su sueño ya que le es encargada la tarea de organizar la “Gira del Rejoneo”, serial que tuvo un gran éxito y fomentó el arte de Marialba durante los años 1994 y 1995, falleció en plena actividad, sin doblegarse al dolor, ni emitir una sola expresión de congoja, el día 14 de Mayo de 1994, apenas un mes después de haber celebrado la última de las exitosas 27 corridas de la primera gira del rejoneo “Bancrecer-Banoro”.

Gerardo Trueba.- Nació en Celaya, Gto., el 24 de Junio de 1958, su primer contacto con los toros lo tuvo a los cinco años, edad a la que empezó a torear becerras a pie, sin embargo a los 13 años se integró al rejoneo como alumno de Pedro Louceiro, quien fue su mentor de 1971 a 1978. El 15 de Julio de 1973 hizo su debut en Ciudad del Carmen, Campeche, de 1973 a 1978 toreó un total de 80 corridas; y el 19 de Noviembre de 1978 tomó la alternativa en la vieja plaza “San Pedro” de Zacatecas hoy convertida en el magnífico hotel Quinta Real, fue su padrino Pedro Louceiro, esa tarde cortó 2 orejas. En Marzo de 1980 se presentó en la plaza México, así como en 1982, y en 2004 toreó por última vez, ha actuado 13 veces en esta plaza y cortado 4 orejas. El 15 de Julio de 1982, le confirma la alternativa Joao Moura en Lisboa y torea 7 corridas en Portugal y Francia. Ha sumado desde su alternativa, algo más de 500 corridas.

Fue en los albores de su carrera un rejoneador muy prometedor, su arrojo delante de los toros lo hizo destacar entre los de su generación, su entrega mereció comentarios muy favorables por parte de aficionados y cronistas, al grado que se le llegó a comparar con el malogrado novillero, ese bello muchacho y extraordinario torero al que todos admirábamos, Valente Arellano, esto lo llevó a ocupar un lugar privilegiado dentro del rejoneo mexicano de los años ochentas, en los cuales visitó nuestro país para hacer campaña el lusitano Joao Moura. Con ese motivo y para restablecer la obligada competencia que requiere la fiesta, fue escogido este rejoneador para darle juego al rejoneo nacional, habiendo alternado en la plaza México con el coloso lusitano y en la cual obtuvo una digna oreja, a la par que su alternante Joao Moura, aunque la diferencia entre estos dos toreros fue evidente.

Hoy en día, a 25 años de haber recibido la alternativa, es otra la actitud de este rejoneador, que no ha sabido añejar convenientemente, pues ha transitado a lo largo de los últimos años de su carrera sin el arrojo de antaño. En 1964, fue contratado para la Gira del Rejoneo, patrocinada por “Bancrecer”, gira en la que rejoneó más de cien corridas. Ahora, ha llegado a la última etapa de su carrera sin el ímpetu ni el brillo que tuvo en los albores de la misma.

Publicado por: Hassan González
Autor: Don José Santos Alonso

Deja un comentario