EL REJONEO: ORIGEN, EVOLUCIÓN Y NORMAS.

CAPITULO V cuarta parte
Antonino López- Ahora retirado y dedicado a la enseñanza y apoderamiento de su sobrino Horacio Casas, así como a la organización de corridas de rejoneo, se doctoró el año de 1990 en Morelia, Mich., en “El Palacio del Arte”, de manos de Carlos Arruza (hijo). A los 22 años de edad trabajó al lado de Pedro Louceiro desbastando potros y haciendo trabajo de picadero, sin percibir salario alguno, pero con la mira de hacerse rejoneador, más tarde se hizo de una buena cuadra de caballos y ejerció la profesión, sin embargo siempre tuvo un objetivo muy definido: triunfar en grande en un lapso de tiempo prudente o dejar por la paz su sueño, logró su objetivo en parte, pero no satisfecho, optó por luchar por el rejoneo como empresario.

Enrique Fraga- Oriundo de Morelia, Mich, se inclinó por la carrera taurina desde su más tierna edad, fue becerrista y como tal debutó en Tacámbaro, Mich., y en Ciudad Juárez, Chi. En 1970 viajó a España en ingresó en la escuela taurina de los hermanos Antonio y Manuel Badajóz, regresó a México, donde toreó algunos festivales y novilladas, se presentó en la plaza México, el 16 de Julio de 1972, alternando con Marcos Ortega y Luis Niño de Rivera, con novillos de Santoyo, toreó en total 10 novilladas en esta plaza y sumó 84 en su carrera novilleril, recibió la alternativa de matador de toros en Mérida, Yuc., el 15 de Mayo de 1977, apadrinado por Don Pedro Louceiro en una corrida mixta en la que alternó con Rafael Gil “Rafaelillo”, Jesús Solórzano y los rejoneadores Pedro Louceiro y Jorge Hernández Andrés, toreó como matador 68 corridas en México, Portugal, Centro América y Estados Unidos.

Se presentó como rejoneador en Morelia, con un toro del Romeral, recibió la alternativa de rejoneador de manos de Pedro Louceiro el 24 de Noviembre de 1991, siendo testigos Gerardo Trueba y Eduardo Funtanet; fue integrante del grupo de rejoneadores de la gira del rejoneo patrocinada por “Bancrecer” en la que rejoneó 80 corridas, durante esta gira le fue confirmada la alternativa en la plaza México por Gerardo Trueba el día 3 de Febrero de 1996, fueron testigos Rodrigo Santos y José Antonio Hernández, cortó una oreja al toro de su confirmación de la ganadería de Los Ébanos de nombre “Invicto” y dos orejas rejoneando a dúo con Trueba; rejoneó otras dos corridas en esta plaza, el 28 de Diciembre de 1997, en la que cortó una oreja al toro “Luminario” de Manolo Martínez y el 25 de Diciembre de 1998, en la que rejoneó un toro de Montecristo, alternando con Joselito, Zotoluco y Rafael Ortega. Ha toreado como rejoneador, hasta la fecha, 350 corridas.

José Antonio Hernández Andrés- Nació en la ciudad de San Luis Potosí, el 19 de Marzo de 1966, hijo de Jorge Hernández Espinosa, rejoneador y dueño de la ganadería de toros bravos Coronado, propiedad que compartía con sus hermanos, estas circunstancias hicieron que José Antonio creciera en un ambiente de toros y caballos lo que propició su afición al rejoneo.

Es un rejoneador con mucho ángel y sobre todo con un gran valor, mata muy bien los toros, a caballo y a pie; debutó el 7 de Enero de 1987 en Cancún alternando con su hermano Jorge, festejo en el que cortó una oreja, se presentó en México el 28 de Septiembre de 1991; de Enero de 1987 a Octubre de 1993, actuó en 80 festejos en los que obtuvo 70 orejas y 3 rabos.

En Diciembre de 1993 fue incluido en el selecto grupo de rejoneadores que integraron la gira del rejoneo que patrocinó “Bancrecer-Banoro”, en ella participó en 100 corridas a lo largo de los tres años que duró la gira, cortó en esas corridas, 115 orejas y 6 rabos; en Diciembre de 1994, tuvo dos destacadas actuaciones en los dos festejos de reinauguración del “Toreo de Cuatro Caminos” en Naucalpan, ciudad conurbana con la de México; recibió la alternativa en esa misma plaza el día 7 de Enero de 1995, llevando como padrino a su hermano Jorge, festejo en el que cortó una oreja, le fue confirmada la alternativa por Gerardo Trueba en la plaza México el 3 de Febrero de 1996, durante los festejos del cincuentavo aniversario de la México en una corrida de rejoneadores en la que fueron testigos Rodrigo Santos y Enrique Fraga; de 1995 a 1997, rejoneó 35 corridas en las que obtuvo 30 orejas; de 1998 a 2003 ha actuado en 30 festejos, sobresaliendo el que se efectuó en San Luis Potosí alternando con Hermoso de Mendoza en el que cortó 3 orejas, este festejo fue televisado en vivo a nivel nacional, y fue comentado por el autor de este libro; en ese período alternó en 6 corridas con Hermoso de Mendoza, una de las cuales, mano a mano, en la ciudad de Guanajuato el 23 de Noviembre de 2002 en la que cortó 2 orejas.

Rubén Acosta Carrasco- Nació en Julimes, Chihuahua, en sus mocedades fue prometedor novillero, teniendo felices actuaciones en el norte del país. Dadas sus raíces provenientes del campo siempre tuvo amor por los caballos, por lo que decidió aprender el rejoneo, lo que hizo bajo la dirección del rejoneador Carlos Escalante: debutó en la plaza de Córdoba, Ver., el 1 de Mayo de 1993, en las siguientes temporadas rejoneó en varias plazas de la república en las que obtuvo triunfos muy satisfactorios, entre los cuales destaca el 24 de Julio en la plaza “Fermín Espinosa” de Saltillo en la que alternando con Giovanni Aloy desorejó a su toro, recibió la alternativa el 16 de Septiembre de 1995 en la plaza de Chihuahua, apadrinado por Gerardo Trueba. Patrocinó apoyado por Bancrecer, dos temporadas de intensa actividad taurina en las que se dieron más de 100 corridas de rejones en toda la República Mexicana, en la temporadas 93-94 y 94-95, en ellas participaron como base de estos festejos, Gerardo Trueba, Rodrigo Santos, José Antonio Hernández Andrés y Enrique Fraga, así como en menor medida, El propio Rubén Acosta, Jorge Hernández Andrés y Giovanni Aloy. Estas corridas, denominadas, “Giras del Rejoneo” fueron exitosamente organizadas por el rejoneador retirado Dr. Carlos Escalante. Con estas corridas se lograron entre otros frutos, reinaugurar el 9 de Abril de 1994 la plaza “El Toreo de Cuatro Caminos”, después de 23 años de estar cerrada para los festejos taurinos. De todo corazón envío un fraternal saludo a mi muy querido amigo, Dr. Escalante, donde quiera que se encuentre cabalgando.

A propósito de la reinauguración del “Toreo de Cuatro Caminos”, escuché decir a un cronista, que de rejoneo tiene mucho que aprender, que la fecha de reinauguración de esta plaza, había sido 15 de Octubre de 1994, fecha en la que torearon José María Manzanares, Manolo Arruza, Fermín Espinosa “Armillita” y Pepín Liria, con ocho toros de Vistahermosa, y al permitirse el que escribe corregirlo sobre la fecha de reinauguración, indicándole que esta fue el 9 de Abril de 1994, respondió que estaba en un error, porque la corrida del 9 de Abril no contaba por haber sido de rejoneadores, es decir ¡no existió! Porque este señor decretó “que las corridas de rejones son imaginarias”, sin embargo, la plaza fue reinaugurada el 9 de Abril de 1994, por los rejoneadores Gerardo Trueba, Rodrigo Santos, Enrique Fraga y José Antonio Hernández Andrés, quienes mataron seis bravos toros de la ganadería de Montecristo, a los cuales Rodrigo y José Antonio les cortaron dos orejas a cada uno de sus toros y fraga una al suyo y para rematar, esta no fue una corrida aislada, ya que al día siguiente 10 de Abril, se celebró en esa misma plaza de “Cuatro Caminos”, otra corrida con el mismo cartel, y seis toros de Mariano Ramírez, que precedió a la del 15 de Octubre. Pero ¡así se las gastan algunos de nuestros “pontífices” de los medios.

En la década de los noventas se doctoraron, el ganadero Guillermo Gamero, ya retirado; Giovanni Aloy, también retirado, quien hizo una carrera un tanto intermitente, sin embargo cortó una oreja en la México; Luis Carredano, Antonio Ortega y Eduardo Cuevas, que hoy en día permanecen en activo.

San Luis Potosí sigue siendo cantera de buenos rejoneadores, el 21 de Marzo de 2004 se celebró la alternativa de Jorge Hernández Gárate, se la concedió el español Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza “El Paseo” de la capital potosina, con ganado de Puerta Grande y atestiguada por el también potosino José Antonio Hernández Andrés, tío del alternativado, las expectativas de este doctorado se cumplieron a cabalidad ya que Jorge III, como algunos cronistas lo llaman por ser el tercer rejoneador en línea directa de la familia Hernández, salió triunfante del festejo en el que cortó dos orejas al toro de su alternativa y una a su segundo, totalizando tres orejas y pasando por encima de su padrino Pablo Hermoso, quien según el cronista del diario “Esto”, Manolo Herrera, recibió un baño por parte de Jorge. La corrida se celebró con escasa media entrada, esfumándose con ello, el encanto del navarro que ya no llenó la plaza, como siguió opinando el cronista potosino. Me congratulo en felicitar sinceramente a Jorge Hernández Gárate y le patentizo mis mejores deseos en su carrera y en su vida.

Hay actualmente en México un grupo de rejoneadores sin alternativa, digamos “practicantes”, si nos ajustamos a las clasificaciones portuguesas de los caballeros tauromáquicos. Clasificaciones de los rejoneadores: aficionados y profesionales, estos últimos se dividen en practicantes (caballeros sin alternativa) y profesionales propiamente dichos(caballeros alternativados), que dicho sea de paso sería sano que se adoptaran en todos los países en que se practica el rejoneo, este grupo está tratando de abrirse paso en esta difícil profesión, ellos son: Lorenzo Cue, quien tiene todo para triunfar, Horacio Casas, que es un rejoneador muy activo, tiene muy buenos caballos y afición, José Ignacio Corral, que fue alumno del Instituto Mexicano de Rejoneo, lo que hace abrigar esperanzas sobre el éxito de este joven.

Miguel Urquiza- de Querétaro, a quien tengo el gusto de haber visto rejonear con mucha seriedad, hacer suertes de mucha exposición e ir al toro con decisión lo que augura una carrera exitosa.

Pedro Louceiro- Nieto de Don Pedro Louceiro, puede llegar lejos, sin embargo hay que ser realistas, en esta profesión hay dos elementos básicos sin los cuales no se puede prosperar: tener una formación seria y disciplinada, así como muy buenos caballos, porque con el alto nivel que ha alcanzado el toreo a caballo ya no es posible competir sin estos elementos, todos ellos tienen la responsabilidad de una profesión que no admite medianías, la cual deben tomar en serio y estar a la altura de la misma para ser competitivos y sumarse a las filas de los rejoneadores profesionales.

Instituto Mexicano de Rejoneo
El Instituto Mexicano de Rejoneo fue fundado el 17 de Junio de 1997 por iniciativa de la Lic. Laura Peralta Quintero con la colaboración de un grupo de distinguidos hombres ligados a la tauromaquia los cuales se incorporaron a este proyecto y ahora forman parte de la directiva colaborando activamente con el mismo. Fueron testigos del acto de fundación, el rejoneador hispano Ángel Peralta y los mexicanos Evaristo y Felipe Zambrano. Hoy forman parte de la directiva el propio rejoneador Evaristo Zambrano, como presidente; El matador Manolo Arruza como director de tauromaquia; el rejoneador Rodrigo Santos, director de clínicas; el rejoneador Octavio Sánchez, director de relaciones públicas; y administrador, el que escribe asesor técnico; y la Lic. Laura Peralta como titular de la secretaría, sin embargo el peso de la organización y administración del instituto recae sobre su fundadora.

En el país nunca se había hecho un esfuerzo serio para promover la enseñanza del rejoneo, hoy en día existe una institución seria y responsable que tiene como objetivo la promoción de este bello arte, lo que constituye una gran oportunidad para muchos jóvenes que al carecer de una academia que les garantice la instrucción correcta para la canalización de su afición por el rejoneo, se pierdan es esfuerzos inútiles.

Cuenta el instituto con magnífico picadero cerrado de dimensiones olímpicas, confortables caballerizas para albergar 40 caballos, plaza de toros y todos los anexos necesarios para la práctica de la tauromaquia ecuestre.

La meta del instituto es formar equitadores de alta escuela capaces de dominar la equitación clásica para la práctica del toreo a caballo, para lo cual cuenta con un director de clínicas que imparte sus conocimientos permanentemente, lo que comprende instrucción a jinetes mediante clases de adiestramiento equino en el picadero, práctica con toro manso, así como lidia de vaquillas y novillos en la plaza de toros del instituto.

Así mismo se organizan anualmente clínicas bisemanales de alta escuela dictadas por los más calificados caballeros tauromáquicos y equitadores portugueses como Paulo Caetano, Joao Salgueiro y Bento Castellano, lo que representa una gran oportunidad para los rejoneadores mexicanos, los cuales aprovechando la importancia de esta promoción tan valiosa, han respondido al esfuerzo del instituto concurriendo con entusiasmo y participando con sus caballos en dichos seminarios.

Como plan permanente para la difusión, promoción y reglamentación del rejoneo, el instituto ha desarrollado una serie de actividades que comprenden la organización de corridas de rejones, la impartición de clínicas anuales para periodistas, para las que se han elaborado un folleto y un video de orientación didáctica que han sido repartidos a los miembros de la prensa que han asistido a dichas clínicas, también se han distribuido miles de folletos explicativos sobre el arte del rejoneo en las plazas en las que se han organizado corridas de rejones.

La labor del instituto abarca todos los temas relacionados con el rejoneo, el esfuerzo de este ha sido constante y considerable y a pesar que el ambiente taurino en México no aceptaba el gran mérito del rejoneo, la labor del instituto, la seriedad del proyecto y la solidez de la institución han demostrado lo contrario y gracias a este empeño, ahora se tiene buena respuesta de la prensa, del público y de las empresas y los rejoneadores, a quienes el instituto ha dedicado sus esfuerzos con el único objetivo de dignificar, promover y engrandecer el toreo a caballo en México, y miran a la institución como sólido apoyo a sus aspiraciones.

Publicado por: Hassan González
Autor: Don José Santos Alonso

Deja un comentario