EL REJONEO: ORIGEN, EVOLUCIÓN Y NORMAS

CAPÍTULO X

“Movimientos o aires de los caballos”
Los aires naturales de los caballos entrañan
destreza suficiente para lidiar a los toros,
sin embargo es imperativo desarrollar
estas habilidades mediante el entretenimiento
J.S.A.

“El paso”
El Paso.- Es uno de los tres aires naturales del caballo, que son: Paso, trote y galope; el paso es un movimiento de marcha, de avance o retroceso por diagonales disociadas, es decir, que las patas y las manos del caballo se desplazan individualmente de forma alternada sin un movimiento que coincida en tiempo el uno con el otro; haciéndolo de una forma cíclica, siendo la secuencia la siguiente: mano izquierda, pata derecha, mano derecha, pata izquierda, y así sucesivamente. En el paso siempre hay cuando menos dos miembros apoyados en el suelo, por lo tanto no hay tiempo de suspensión.

El Paso Atrás.- En el paso atrás el caballo no se desplaza de la misma manera que en el paso, en este aire el caballo pone en movimiento la pata derecha y la mano derecha, al mismo tiempo, para después poner en movimiento la otra diagonal.

El Trote.- Es un aire en el cual el caballo se desplaza cambiando de una diagonal hacia otra, esto es, el caballo debe cambiar con impulsión y regularidad de la diagonal derecha, (mano derecha pata izquierda); a la diagonal izquierda (mano izquierda para derecha), en este movimiento sí hay un tiempo de suspensión, ya que antes que la primera diagonal pise el suelo se produce la elevación de la segunda diagonal. En el rejoneo este aire no es frecuente excepto en algunos ejercicios como el pasaje o trote suspendido, al partir plaza o en algunos pasos de costado para fijar al toro o colocarse delante del mismo.

El Galope.- Es el único aire simétrico, es decir, que el caballo galopa de forma distinta si lo hace a la mano izquierda, que cuando lo hace a la mano derecha, según sea la mano que lleve por delante, por ejemplo si galopa a la mano derecha la secuencia de sus movimientos son: pisar con la pata izquierda, luego la pata derecha y la mano izquierda, y por último la mano derecha. Y si galopa a la mano izquierda la secuencia de sus movimientos son: pisar con la pata derecha, luego la pata izquierda y la mano derecha, y por último la mano izquierda. Por esta razón se dice que el galope es un aire balanceado asimétrico de tres tiempos; además, el galope es el aire que tiene mayor potencial para variar de velocidad, pues el caballo puede efectuar desde un galope corto muy lento hasta un galope largo en el que puede alcanzar la velocidad suficiente para aguantar la violenta embestida de un toro en su salida (hablando en función del rejoneo).

Contra Galope.- Este es un ejercicio que, como su nombre lo indica, se hace galopar al caballo de forma contraria a su desplazamiento, es decir que se le obliga a galopar a la mano derecha circulando a la izquierda y viceversa, con el objeto de obtener mayor sumisión y control sobre el caballo y dominar sus movimientos, este ejercicio resulta muy beneficioso para los caballos dedicados al rejoneo.

Movimientos o Aires Extraordinarios
Pasos de Costado.- Paso de costado es el nombre genérico para expresar un movimiento lateral del caballo, puede ser ejecutado para ambas manos dentro del picadero, así como al paso, al trote y al galope, también se practica, espalda al muro o grupa al muro, según estas extremidades vallan colocadas en relación al muro del picadero. Apoyos.- De todos los pasos de costado, el llamado apoyo es el más elaborado y por consecuencia el último en ser enseñado a un caballo en su proceso de adiestramiento, este consiste en desplazar al caballo hacia una dirección determinada, (derecha o izquierda) llevando la cabeza flexionada hacia el mismo lado del desplazamiento del mismo, de manera que la columna vertebral de la montura vaya flexionada hacia ese mismo lado, este ejercicio es parte obligatoria de los ejercicios básicos preparatorios para la alta escuela y ayuda mucho a reunir a los caballos, lo que es indispensable para las suertes del toreo a caballo.

Cambio de Manos al Aire.- Debido a lo que ya referimos atrás con relación a la simetría del galope, es necesario que el caballo galope con la mano del lado al cual se dirija, de manera que si se desplaza a la izquierda, adelante la mano izquierda y si se desplaza a la derecha adelante la mano derecha para mantener así su equilibrio natural y si cambia de dirección, deberá cambiar de mano para conservar el equilibrio. El cambio de mano al aire es ni más ni menos la inversión de la secuencia de los tiempos del galope para mantener el equilibrio natural del caballo cuando este cambia de dirección. En el rejoneo además de los beneficios obvios de este indispensable ejercicio, puede también ser utilizado como adorno cuando es ejecutado con la cadencia de tres, de dos o de un tiempo.

Publicado por: Hassan González
Autor: Don José Santos Alonso

Deja un comentario