MANUEL VERDUZCO MENA, EN PAZ ESTÁ.

¡QUE PENA!… Se sintió mal el sábado pasado, lo internaron en un sanatorio de su ciudad natal, Guadalajara, el lunes por la tarde falleció nuestro amigo Manuel Verduzco. Por cierto muy joven, acababa de pasar de los cincuenta años.

MANOLO FUE novillero, vistió de luces a finales de la pasada década de los años ochenta, su señor padre instaló un negocio de materiales de acero para la construcción, nuestro amigo tomó las riendas del mismo en su momento y con esfuerzos, y organizando correctamente sus tiempos, se hizo de un amplio terreno vecino a los espacios de la dehesa fundada por don Salvador Santoyo, Salitrillo de Chinampas, ahí adquirió vacas de los herederos, sus sementales son de Manolo Martínez y de don Fernando de la Mora.

SU DESMEDIDA afición le hacia viajar de constante desde su natal Guadalajara hasta su ganadería cercana a Ojuelos, Jalisco. Bautizó el nuevo lugar con el nombre de Santa Lucía, lidiaba en honor de su hija mayor como De Montserrat. Tuve la fortuna y suerte de conocer esto el día que inició los alambrados divisorios de espacios propios, mientras su suegro, arquitecto de profesión, tomaba datos y medidas para de inmediato comenzar la casa de la nueva finca, la nueva adquisición que hoy está de luto, al igual que todos los que los tratamos.

HOY MARTES será despedido por familiares y amigos, Manolo sale de la funeraria a las de diez de la mañana, la misa de cuerpo presente será en la Capilla “Resurrección” del Parque Funeral Colonia para ser cremado ahí mismo.

NO NOS queda ir más allá que despedirnos de Manolo con un… Nos Vemos.

Deja un comentario