VIEJA ANÉCDOTA… LA HONRADEZ DE CIERTAS EMPRESAS.

Max Espinosa

Para hacer más atractiva la corrida, se enunciaba en los viejos carteles que los toreros actuantes realizarían en esa fecha algo fuera de lo común. Programaban cierta fecha a Antonio Carmona “El Gordito”, Manuel Hermosilla y José Lara “Chicorro”, la empresario les solicitó divulgaran alguna suerte llamativa a ver, a realizar. Que sirviera de señuelo a la afición y así incrementar las entradas.

Para hacer más atractiva la corrida, se enunciaba en los viejos carteles que los toreros actuantes realizarían en esa fecha algo fuera de lo común. Programaban cierta fecha a Antonio Carmona “El Gordito”, Manuel Hermosilla y José Lara “Chicorro”, la empresario les solicitó divulgaran alguna suerte llamativa a ver, a realizar. Que sirviera de señuelo a la afición y así incrementar las entradas.

— Lara afirmó que daría el salto de la garrocha siempre que lo permitiesen sus astados.

— “El Gordito” argumentó que pondría banderillas en una silla, si alguno de los toros se lo dejasen hacer.

Al llegar el turno a Manuel Hermosilla el empresario le preguntó:
— Y de usted, ¿qué anuncio?

Y el espada, que no confiaba demasiado de la honradez del organizador, respondió:

— Anuncie usted que yo cobraré antes de que empiece la corrida.

Deja un comentario

Next Post

YA BASTA DE ESCONDER LA MALA SITUACIÓN TAURINA ACTUAL.

CALLAR LAS cosas malas es hacernos cómplices de negros intereses. Cierto es que la ropa sucia se lava en casa pero en ciertas ocasiones ya notamos que muchos "personajes" se ven muy andrajosos.

LO TENGO que expresar, "vemos la procesión y no nos hincamos", dice el preventivo viejo refrán, que traduciéndolo en este caso, lo entiendo como la advertencia de que cada día los ataques de los antitaurinos son más frecuentes y nadie levanta la voz defendiendo la actitud de aquellos que no respetan gustos ajenos.

Subscribe US Now