TARDE TRIUNFAL EN MALAGON, CARLOS ARANDA Y JONATHAN ANAYA UN RABO.

Malagon, Ciudad Real.
Janeiro y Millán sendas orejas, Julio Benítez se fue de vacío.

Con gran entusiasmo viven los malagoneros sus fiestas en honor al Cristo del Espíritu Santo, un atractivo cartel donde se producía la reaparición de Carlos Aranda visiblemente mermado con vendaje en dos dedos de la mano izquierda, se notó en tareas de capote y no tuvo impedimento con la franela donde dibujó pasajes de temple y colocación, mucho gusto y sitio desgranó el daimieleño que se vio estaba preparado para los compromisos perdidos, lastima, un volapié le hizo cortar el rabo.

El local Jonathan Anaya nos gustó mucho más que en anteriores festejos, esta más reposado y eso lo gana en templanza y realizar mejor las suertes, incluso al natural y el molinete de salida unido al de pecho, faena corta pero intensa, dos series con la derecha de mano muy baja y largo trazo, así como sus ganas, bien por el malagonero que paseó el rabo con su sonrisa franca y el regalo de un cante flamenco a su persona.

Víctor Janeiro, esta con el punto cogido, templa y manda y además no se cansa, tuvo enfrente un bombón de animal repetidor y de embestidas largas, cuajó tres series de naturales con pies muy asentados, remató por bajo con mucho duende se llevó dos orejas.

Julio Benítez “El Cordobés”, pasó sin pena ni gloria, desfondado y abotargado no dejó los pies quietos en ningún lance sin acoplarse y sin visos de nata, dos avisos antes que se echara el bueno de Mollalta, fue silenciado.

Juan Millán cortó dos orejas en una faena limpia sin excentricidades, pulcritud y buenas formas ante un noble animal colaborador, pero al que había que hacerle las cosas bien, citó en su sitio y remato bien, estocada para dos orejas.

Deja un comentario