“ESA NUEVA TAUROMAQUIA QUE ENLOQUECE AL PÚBLICO DE AHORA ESTÁ VACÍA DE CONTENIDO”…

“ESA NUEVA tauromaquia que enloquece al público de ahora está vacía de contenido”…

“DESPUÉS DE todos los avatares históricos sufridos, parece claro que la fiesta de los toros no está en peligro de muerte, pero sí está sufriendo una profunda transformación. Casi pudiera decirse que se está gestando una nueva tauromaquia, empujada por un público nuevo, inculto, triunfalista y veleidoso, al abrigo de una hornada de figuras que parece decidida a romper de forma radical con el pasado y elaborar una nueva norma, menos arriesgada, más cómoda y ventajista, y más generosa”.

MIS ESTIMADOS Gastón Ramírez Cuevas y señora esposa Maru, el párrafo anterior, y el encabezado, lo conocen de sobra, es de su amigo español Antonio Lorca y ni hablar, don Antonio tiene toda la razón del mundo, las cosas están muy cambiadas, en lo taurino y en muchas otras más a nivel mundial. Pero hoy hablamos de toros y a eso nos enfocamos pues…

DUELE VER el desbarajuste que vivimos en la actualidad, situaciones “taurinas” sin pies ni cabeza, planeamientos a la ahí se va, solo hoy, el mañana me vale muchos 10 de mayo. Tú amigo habla de cambios, es cierto, antes en estas tierras aztecas se elaboraban largas temporadas que daban a conocer a los nuevos valores, al final de ella todos conocíamos a esas recientes caras, inclusive en ese corto lapso se ganaban, o confirmaban, la alternativa en la plaza México con bombo y platillo. Hoy, solo como un simple ejemplo, los “pudientes ganaderos” discurren hacer el certamen “Descubriendo un Torero”. Vaya farsa, considero que sería mejor “inventaran” un bien estructurado… “Rematando a un Torero”… Desnudan a un santo para vestir a otro y resulta que lo que más tenemos en la actualidad desde hace un chorro de años son… ¡Prospectos!

RECUERDO ALGO que decía mi abuelito el doctor Julio Villaseñor Norman… “De una camisa que me prometieron y otra que me van a dar, ¿cuántas camisas tengo?”

DUELE DECIRLO pero hace años que las empresas no rematan correctamente a un novillero, lo que hacen con calificación de excelencia es exactamente lo contrario… ¡Cortarles las alas de la noche a la mañana! Y nombres de excelentes prospectos los conocemos, hay bastantes y pueden funcionar, no todos como quisiéramos ya que esos pocos son programados desechuradamente, situación contradictoria que permite muchos salgan del animo de los aficionados, pierdan su poco sitio y se vayan a donde se fué el cañón de Bachimba, “a la ingada” corriendo el riesgo de perderse.

ANDAMOS MUY mal, antes eran novenarios con terroríficos toros criollos y/o del agarradero, y había muchachos que interesaban al llegar a plazas grandes, hoy se acabó eso, en la actualidad predominan las escuelas con astaditos de casta –eso se dice- y a las gradas de los cosos solo las calienta el sol, ya no van aficionados ni con boleto gratis. Tiene razón el señor Lorca, las cosas han cambiado, cambiado pero para mal.

DE AQUELLOS que pudieron hacer el viaje a España, quien aguantó los carambazos fué Joselito Adame, y solo está trepado en un sitio envidiable, “de pilón” mostrándonos que las lecciones que le ha dejado la guerra que luchó por ser respetado y reconocido, a pesar de los pesares, la aprendió a la perfección. Tan lo es así que les enseñó el camino a sus hermanos, Luis David ya novillero, y Alejandro, el más joven de la familia, que de no haber urdido el viaje, andarían por aquí cansadísimos de entrenar de salón de día y de noche, México no da pa´más. Esto a pesar del titipuchal de escuelas taurinas, las auspiciadas por gobiernos, que tan de boga por todo el país están, y palabra que no tengo nada en lo absoluto contra los maestros, lo que no me parece es la forma administrativa de llevarlos, veamos mi ejemplo, Ustedes lo comprenderán. Repito que al fin sencillo ejemplo…

SI LA totalidad de mi capital fuera de 300 mil pesos y me comprara un automóvil de 300 mil pesos, ¿seria correcto?

YO DIGO que no, me quedaría sin la suficiente economía para el combustible y para el papeleo obligatorio con transito por eso de las placas, los impuestos, el seguro y más etc. Lo idóneo seria ahorrar un poco comprando uno de menor costo, así evitaría el estar tronándome los dedos o comiéndome las uñas de contar con un auto que no puedo usar ni presumir. Esto es lo que pasa con muchas escuelas, los sueldos de los maestros terminan con la cantidad adjudicada por las tesorerías estatales o municipales, así los noveles, y hasta los maestros, se quedan sin la materia prima, los “útiles” de los “escolares” que sería la renta-compra de becerras para calarlos, para transparentarlos, para aprobarlo o reprobarlos, en todos lados hay exámenes. Esta sería la labor correcta, verlos, guiarlos y encaminarlos.

ES POR lo anterior, estimados Gastón y Maru, aseguro de nuevo, que don Antonio tiene razón, los tiempos cambian pero entre nosotros se ha exagerado. Esto es independiente a que sabemos de antemano no se puede descubrir lo ya descubierto, congruente sería pulirlos, exhibirlos, aprovecharlos y después de esto, ya exprimidos, dejarlos volar solos, nunca he visto que una naranja se vaya a la basura recién partida, su jugo es lo que le da valor.

RECIBAN MIS saludos y prepárense para los corajes de la próxima temporada grande, cambien el café por los caldos de la tila que dicen es buen calmante, recuerden que “hombre prevenido vale al doble”. Un respetuoso abrazo desde Aguascalientes… Nos Vemos.

Deja un comentario