PREGON DE TOROS, OCTUBRE 10 DE 1946.

Redacción

Lo decía la revista española “El Ruedo”… Año lIl-Madrid, 10 de octubre de 1946-N.* 120

Por Juan León.
Decía el otro jueves que en esta temporada española han alternado diez matadores de toros mejicanos (seguramente todos los que vinieron) y que hasta fines de septiembre último se hablan repartido ciento veintisiete puestos en las doscientas veinte corridas que aproximadamente iban celebradas.

Lo decía la revista española “El Ruedo”… Año lIl-Madrid, 10 de octubre de 1946-N.* 120

Por Juan León.
Decía el otro jueves que en esta temporada española han alternado diez matadores de toros mejicanos (seguramente todos los que vinieron) y que hasta fines de septiembre último se hablan repartido ciento veintisiete puestos en las doscientas veinte corridas que aproximadamente iban celebradas.

Forzosamente hay que relacionar el número de matadores mejicanos y el de los puestos que se han repartido con el de matadores españoles —cuarenta, incluido el argentino Rovira— y el de puestos repartidos entre ellos -quinientos cuarenta y tres —. Es decir, que la proporcionalidad aritmética lleva a la conclusión de que el veinte por ciento de matadores del escalafón taurino de este año es mejicano y que el veinte por ciento, aproximadamente, es también el número de puestos que se ha repartido. Matemáticamente, la equidad es perfecta y los mejicanos no pueden hablar, con razón, de que en España se postergue a sus diestros, porque es además evidente que si no han toreado más no fué por resistencia sistemática de empresarios o por patente desvío del público, sino porque ellos — los diestros mejicanos— no lograron con sus actuaciones merecer más contratos.

Y éste es el punto que más nos interesa a los españoles destacar para ojos y oídos mejicanos. Aquí, los diestros aztecas, recibidos siempre con extraordinaria simpatía, son los primeros en escuchar aplausos —los más cálidos aplausos—, apenas se abren de capa, cogen las banderillas ó inician sus faenas de muleta.

Nadie sabe si lo que van a hacer será bueno, malo o regular; pero todos quieren alentarlos de antemano.

Las palmas españolas, estrepitosamente sonoras, dicen a los aztecas, ya desde el paseíllo: «Animo, muchachos, que a poco que hagáis el triunfo es vuestro».

No hay en España, bien se ha visto, pasión españolista, sino sentido de la hospitalidad, reverencia y cortesía para lo» de fuera de casa. Cada torero mejicano podría dar —y da, justo es decirlo— fe de que es cierto lo dicho. Arruza, primerísimo ejemplo, por llegar antes y por la alta categoría que rápidamente alcanzó, es uno, y Silverio Pérez, pese a su desgana para alcanzar el éxito, es otro. Ellos, con Fermín Rivera, Lorenzo Garza, Armillita, Cañitas, etc., pueden decir si han encontrado, en los públicos o en los empresarios españoles, alguna resistencia sería que pudiese repercutir en su libre contratación.

No ha de parecernos, pues, justo, que la Prensa mejicana diga, con casi absoluta unanimidad, que los diestros aztecas están perjudicados con el convenio, tanto en lo artístico como en lo económico. Queda probado que aún en este año, no muy bueno para la fiesta en general, ellos no han salido perjudicados en ningún aspecto y que la temporada anterior obtuvieron una considerable ventaja, que si no han conservado no ha sido por culpa nuestra.

No obstante, se impone una modificación del convenio hispano mejicano, y por ello no será esto lo último que escriba sobre el tema, que aun ofrece materia suficiente para otro «pregón».

Deja un comentario

Next Post

SAN MIGUEL: FECHAS GRABADAS EN LA HISTORIA

La Feria de San Miguel vuelve a Sevilla con la llegada del otoño. Estas fiestas fueron inspiradas por José María Ybarra cuando accedió al cargo de Alcalde de Sevilla en 1875, sobre todo para que se celebrara una feria de ganados en el otoño sevillano y que fue dedicada a San Miguel. Se centró en las fechas de 28, 29 y 30 de septiembre y, naturalmente, desde el principio se celebraron corridas de toros. La Feria de San Miguel alcanzó gran auge en sus comienzos, aunque el aspecto festivo también ganó terreno en contra de la feria agropecuaria.

Subscribe US Now