CUANDO SE HABLA A LO PENDEJO.

Sí, efectivamente estoy muy molesto. Por la bellísima ciudad de Mérida, Yucatán, se esta corriendo el chisme de que el encierro de don José Julián Llaguno “es una becerrada”, el que habrá de lidiarse este cercano domingo 1º de noviembre, habladuría tan grande no es de un ser pensante, si existe un ganadero honesto lo es este hombre que nació en terrenos donde la vergüenza ganadera era lo primordial.

Y no habrá mayor problema con este encierro que ronda los cinco años de promedio, los 500 kilos y los testículos les cuelgan acordes a su madura edad, solo los ciegos no lo notan, su amargura es tan grande que les tapa la visión al grado de no disfrutar lo disfrutable… ¡¡¡Que poca madre!!!

Y si a los bureles les arrastra la bolsa de su escroto, “la matriz” a los intrigosos les aflora… ¡¡¡Que poca madre!!!

Y cuidado con lo que chismean, sé de fuente fidedigna que absolutamente los obligatorios datos de su respectiva nacencia están debidamente registradas en las oficinas de los ganaderos y al mismo tiempo en el Departamento del Distrito Federal. Tan lo se que tres de los astados pasan de los cuatro años y sus “hermanos” rondan más de los cinco como lo digo líneas arriba. Ah, y uno de ellos abandonó su potrero con más de 600 kilos, peso imposible de adquirir con poca edad.

Patraña tan estupida puede, y debe, de causar una demanda en contra de aquel pendejete que la desea hacer “cierta”. Que le piense bien antes de abrir el hocico ya que se perjudica al ganadero, a las autoridades taurinas, a la empresa, a la fiesta, a los lidiadores y evita asistir para ver una verdadera CORRIDA DE TOROS.

Ya veremos donde meten su cola esta ensarta de barbajanes al conocer los exámenes post mortem. No cabe la menor duda, hay calvos que se quieren hacer trenzas… Con el cabello ajeno. ¡¡¡Que poca madre!!!

No saben construir, se les hace más cómodo destruir… Lo que se tiene que hacer para gorrear una entrada.

Mi nombre es Pedro Julio Jiménez Villaseñor, así es y así firmo, mi correo es pedrojuliojmzv@hotmail.com

… Nos Vemos.

Deja un comentario