CURIOSIDADES TAURINAS.

CARTEL DE La Oreja de Oro para cerrar la temporada 1996-1997… Astados de “Armillita Hermanos”, para José Luis Bote, Alejandro Silveti, Rafael Ortega, Alfredo Ríos “El Conde”, Pedrito de Portugal, y Fernando Ochoa. El reconocimiento el de Apizaco ya que fue el único espada, “oficial”, en cortar una oreja, a partir de esto se desataron los siguientes regalos.

BOTE UNO de Tequisquiapan, Silveti uno de la ganadería original, El Conde” uno de don Adolfo Lugo Verduzco, Huichapan, Pedrito uno de Rodrigo Aguirre, y Ochoa uno de Santiago. Desconozco si la H. Autoridad era Papá Noel…

“LA DIOSA Rubia del Toreo”, Conchita Cintrón, solo actúo una tarde en la Plaza México. Fué el 24 de abril de 1949 y con ella alternaron mano a mano Luis Castro “El Soldado” y Manuel Capetillo con toros de Torrecilla.

Y YA que hablamos de “duetos”. Carlos Arruza y Manolo Dos Santos alternaron de esa manera en Morelia, Michoacán, en la Plaza México y en Acapulco, Guerrero, el mismo día, el 1º de abril de 1951. En la primera y en la última lidiaron astados de Zacatepec, en la capital nacional fueron de don Fermín Espinosa Saucedo “Armillita”. Los horarios fueron cómo los diarios alimentos, por la mañana, por la tarde y por la noche.

RARO CASO… Común es que un matador de toros decida cambiar el oro por la plata, tanto en España como en América se dan estas situaciones, pero un hombre que nació en 1911 en el Distrito Federal, 19 años después debuta en el viejo Toreo de la Condesa y posteriormente, a los tres años, el 16 de abril, don Pepe Ortiz, “El Orfebre Tapatío”, le otorga la alternativa en la ciudad de Durango. Renuncia a ella y lógico que continúa como novillero para regresar de nueva cuenta al estatus mayor el 10 de enero de 1935 en Tulancingo, Hidalgo, de manos de Eladio Amorós. Hasta aquí todo pareciera lo que se acostumbra, que deje el oro y se convierta en banderillero, sin embargo, el matador de toros Alfonso Alvírez, “El Tarzan”, decide retomar las riendas de su afición y formar parte activa de los excelentes picadores mexicanos. Militó a las órdenes de toreros reconocidos, sobre todo de su gran amigo Carlos Arruza. Falleció en 1988.

SOLO HAY dos personas con alternativa como matadores de toros y en el escalafón de los rejoneadores, ellos son, el mexicano Enrique Fraga quien toma la alternativa como matador de a pie el 15 de mayo de 1977 en Mérida, Yucatán, de manos de Jesús Solórzano y de testigos Rafael Gil “Rafaelillo”, Pedro Louceiro y Jorge Hernández Andrés, con ganado de Javier Labastida. A caballo lo hace en la misma ciudad el 24 de noviembre de 1991, de manos de don Pedro Louceiro y de testigos Trueba y Eduardo Funtanet con toros de Matancillas, el toro de la alternativa se llamó “Debutante”, confirmó en la plaza de toros México en 1996 donde el padrino fue Gerardo Trueba y testigos Rodrigo Santos y José Antonio Hernández con toros de los Ébanos.

PACO OJEDA: Toma la alternativa de matador de toros en El Puerto de Santa María, Cádiz, el 22 de julio de 1979 de manos de “El Viti”, y de testigo José Luis Galloso. Confirma en Las Ventas el 25 de julio de 1982 con José Luis Parada y “Gallito de Zafra” y toros de Cortijoliva. A caballo la ceremonia del nuevo doctorado es en Nimes, Francia, el 27 de mayo de 1996 y fueron Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza quienes lo apadrinan, esa tarde lidiaron astados propiedad del padrino. Y contaban que…

ANTONIO ESCUDERO es posible que el nombre no les detalle gran cosa, menos a los nuevos taurinos, pero si les digo que más se le conocía como “Martincho” puede ser que los viejitos, como “llo- viznando”, recuerden sus simpáticas anécdotas, su agilidad mental y ocurrentes puntadas, va una de ellas de este singular personaje que fue “banderolas” y acabó dando festejos donde se lo permitían por el occidente de nuestro país…

EN CIERTA ocasión montó una novilladita anunciando astados de “Cerro Viejo”, que en realidad eran de su ganadería preferida, la del barato “agarradero”. El festejo se llevó a cabo, pero dícese que posteriormente fue demandado por anunciar la falsa procedencia del ganado, ya, ante las autoridades competentes, alegaba no temer nada, que él jamás había cometido un fraude de invadir nombres ajenos referente a la dehesa, el juez que llevaba el caso le mostró un volante señalándole el nombre de la finca programada donde efectiva y claramente se leía… “SE LIDIARAN A MUERTE 6 CERRO VIEJO 6”.

CUENTAN QUE en su defensa le contestó muy serio y formal a la autoridad judicial… -“A chingao, yo no mentí, efectivamente los traje de cerro viejo, ¿acaso hay cerros nuevos?”- Cuestiones cómo esta hay más, ya se las estaremos compartiendo, por ahora… Nos Vemos.

Deja un comentario