27 octubre, 2021

TEMPORADA TAURINA 2015; LOS NUEVOS VALORES PIDEN PASO

25 de noviembre del 2015
Uno de los aspectos que mantiene el toreo fresco e interesante es la irrupción periódica en los ruedos de nuevos jóvenes matadores de toros con calidad de figura. Usualmente estos diestros retan a las figuras establecidas a que justifiquen su posición. Estas confrontaciones entre los que vienen y los que están resultan en interesantes temporadas, en las cuales los expertos veteranos recurren a la excelencia de la maestría para contrarrestar el entusiasmo y el arrojo de los ambiciosos pretendientes a sus tronos.

25 de noviembre del 2015
Uno de los aspectos que mantiene el toreo fresco e interesante es la irrupción periódica en los ruedos de nuevos jóvenes matadores de toros con calidad de figura. Usualmente estos diestros retan a las figuras establecidas a que justifiquen su posición. Estas confrontaciones entre los que vienen y los que están resultan en interesantes temporadas, en las cuales los expertos veteranos recurren a la excelencia de la maestría para contrarrestar el entusiasmo y el arrojo de los ambiciosos pretendientes a sus tronos.

Esto funciona como el sistema de selección natural de las especies, en que lo mejor perdura. La infusión de sangre fresca es el elixir del arte del toreo y es necesario que la nueva sangre no falte para mantener vibrante la fiesta brava, a los matadores competitivos y a los aficionados entusiastas e interesados en el desarrollo de las temporadas.

Este tipo de proceso en el toreo ha estado estancado por algunos años, lo que es fácil comprobar solo observando que en la vasta mayoría de los carteles selectos de ferias en los que entran las figuras, en las últimas temporadas generalmente solo aparecen con regularidad los diestros Enrique Ponce alternativado en el año1990, Morante de la Puebla en el 1997, El Juli en el 1998, Sebastián Castella en el 2000, José María Manzanares en el 2003, Miguel Ángel Perrera en el 2004 y Alejandro Talavante, que tomó la alternativa en el 2006. O sea, que durante las últimas nueve temporadas en Europa no ha resurgido ningún diestro que regularmente entre en esos selectos carteles.

Esto no quiere decir que desde que Talavante tomó la alternativa en 2006 no se hayan doctorado toreros con madera de figura pero, por una razón u otra, no han llegado a serlo, aunque algunos continúan intentándolo A esos notables toreros yo los califico como “toreros de ferias”, pues regularmente entran en los carteles de ferias, pero solo muy de cuando en cuado alternando con las figuras.

Una de las razones por la qué los carteles estelares no han sido más abiertos en los últimos años ha sido que las figuras. Al reducirse el número de festejos mayores, la meta de ellos ha sido conformarse en sumar menos corridas. Las figuras antes tradicionalmente han competido para en cada temporada aparecer colocados entre los primeros puestos en el escalafón de corridas toreadas, llegando a ser una obsesión exagerada en los años noventa y al principio del presente ciclo. Entonces ellos no dudaban en hacer doblete en las ferias de segunda y en algunas ocasiones triplete en las de primera. Por lo tanto, había más aberturas en las corridas selectas para los nuevos valores. En cambio, ahora normalmente se conforman con sumar una cuarentena de festejos al año, toreando solo un festejo en las ferias de segunda o tercera, y con hacer dobletes, o solo una presentación, en las de primera. El resultado es que en esos carteles casi siempre aparecen incluidos los mismos nombres, y raramente los de los de aspirantes a figura.

Por lo sucedido en el toreo en la pasada temporada europea que concluyó en octubre en Jaén, hay esperanza de que la renovación en la cumbre comience en la temporada 2016, ya que varios jóvenes diestros se han hecho notar con fuerza triunfando en los ruedos en la temporada recién terminada, y al mismo tiempo que varios novilleros han completado triunfales campañas y se espera que si hay justicia, al doctorarse en el 2016 algunos de ellos entren en esos carteles estelares.

El director de APLAUSOS José Luis Benlloch, en su editorial LOS DESPACHOS SE ABREN A LOS JOVENES expresa de la siguiente manera la necesidad, y la posibilidad, de que haya renovación en la cima en la temporada entrante:

En los altos despachos del toreo, a los empresariales me refiero, hace fortuna por días la necesidad de renovar carteles. Incorporar jóvenes a las ferias. Por fin caló lo que era una necesidad evidente. En Castellón, Valencia, Sevilla, Madrid… me consta que es así. La idea no es nueva pero esta vez parece que es algo más que buenas intenciones…o dan paso a los jóvenes, o nos empeñamos todos en poner en valor a los chicos, o la gerontocracia vigente acaba haciendo collera con los anti teniendo en cuenta que no hay peor anti que la falta de interés.

Así parecen entender esta necesidad los importantes empresarios de las plazas de Madrid, Sevilla y Valencia, en donde se dan las primeras ferias, quienes recientemente han declarado públicamente que en la temporada 2016 intentarán dar cabida a los nuevos valores en los buenos carteles.

Ahora me referiré al matador revelación del año y a tres jóvenes matadores recién alternativados que, a mi criterio, ya califican para ocupar esos puestos, y luego mencionaré, sin analizar sus campañas, a varios notables novilleros punteros, que basado en sus triunfos obtenidos en la temporada pasada, si tomaran la alternativa en el 2016, también merecerían ocupar algunos de esos selectos puestos. Para que el lector tenga una idea global de los resultados de la pasada campaña de cada diestro que mencione, detrás de cada nombre aparecerá entre paréntesis ( ), las cifras que muestran el número de actuaciones, novilladas o corridas, toreadas en los ruedos europeos durante la pasada temporada, más el total de orejas y rabos cortados, y después del punto y coma las cifras se refieren a las orejas cortadas en plazas de primera, segunda y tercera, respectivamente. Los datos los obtuve en el escalafón que mantiene Mundotoro.com, que no incluye los festejos toreados en los ruedos americanos.

Alberto López Simón (25-51-4; 14-19-18) ha sido el joven diestro revelación de la temporada, pues del limbo torero en que se hallaba al comenzar su épica campaña el 2 de mayo en Madrid, después al terminarla el 18 de octubre en Jaén, ya se encontraba asentado en el paraíso taurino junto a los grandes toreros.

El madrileño, a los 19 años, debutó con picadores en Barcelona el 2 de mayo del 2010 y después de completar dos exitosas temporadas como novillero, con gran ambiente tomó la alternativa en Sevilla el 26 de abril del 2012. Desde entonces hasta comenzar la temporada pasada toreó poco y sin conseguir en los ruedos como matador el similar éxito que había tenido como novillero.

López Simón dio el primer zambombazo el 2 de mayo en la Corrida Goyesca de la Feria de La Comunidad de Madrid. Le cortó una oreja al tercer astado y, al ser herido al entrar a matar, en vez de retirarse a la enfermería, pidió permiso para que se corriera el turno para lidiar su toro en cuarto lugar, al que también le cortó otro apéndice. No salió a hombros por encontrarse en la enfermería siendo intervenido de una grave cornada en la pierna. Sin estar recuperado, vuelve a Las Ventas el 24 de mayo en San Isidro y, a pesar del mal lote que le tocó en suerte, dio otro zambombazo, al volver a pasear una oreja de cada toro, esta vez sin ser herido, por lo que pudo disfrutar de salir en volandas por la Puerta Grande.

Esto no fue suficiente para el madrileño pues, el 2 de octubre en un festejo de la Feria de Otoño, después de una épica actuación volvió a salir por el mismo portón. Digo épica, pues su actuación tuvo heroicas facetas, ya que cuando Alberto le ejecutaba una lucida faena al peligroso astado que salió en segundo lugar, el diestro fue cogido al dar un derechazo, y en vez de pasar a la enfermería maltrecho y con una seria herida, permaneció en el ruedo hasta pasear una oreja de peso. En la enfermería no consintió en ser operado y, en contra del consejo del médico, salió infiltrado para enfrentarse a los toros quinto y sexto. Se había corrido el turno para que Diego Urdiales, con quien toreaba en un mano a mano, matara su lote. López Simón le cortó otra oreja al quinto, y al deshacerse del descascado sexto fue silenciado. No pasó de nuevo a la enfermería para ser operado de la grave cornada que llevaba en el muslo hasta después de otra vez más salir en hombros.

Abrir tres veces consecutivas la Puerta Grande es una hazaña que solo había sido conseguida por Cesar Rincón en la temporada 1991, quien salió entonces catapultado como primera figura del toreo. En cambio, a López Simón no le ha sido tan fácil pegar ese salto, pues, a pesar de haber triunfado tan rotundamente en Madrid en mayo, tuvo que ganarse el resto de sus actuaciones yendo de triunfo en triunfo para sumar solo un total 25 festejos, y eso gracias a coger varias sustituciones.

Completó su campaña, únicamente yéndose de vacío en dos ocasiones, en Málaga y en San Sebastián, y puntuando en el resto de las corridas, ya que obtuvo un trofeo en cuatro ocasiones, mientras que en las diecinueve corridas restantes cortó dos orejas o más.

Aparte de sus espectaculares triunfos en Madrid ya mencionados, me refiero aquí a varias de sus más relevantes actuaciones, algunas compitiendo con las máximas figuras. En Pamplona, en San Fermín, cortó tres orejas, tal como lo hizo en Gijón y Huesca. En Aranjuez se encerró con cuatro toros, con el rejoneador Sergio Galán encabezando el cartel, y sumó un total de seis orejas y un rabo. En Sevilla, en septiembre paseó una oreja, y en Zaragoza, en el Pilar, otra. Esa tarde reaparecía de la cornada de Madrid y se enfrentaba en un mano a mano con Talavante. En Istres (Francia), sustituyendo a Manzanares, alternando con Ponce y Talavante, sumó cuatro orejas y un rabo. En Nimes (Francia), con Castella y Manzanares, cortó dos orejas, tal como hizo en San Sebastián de los Reyes, con Morante y Talavante. En Albacete actuó dos tardes, en la primera corrida el 10 de septiembre, con Castella y Perera en el cartel, le cortó una oreja a su primero y fue herido por su segundo, herida que el doctor que lo operó pronosticó como grave. No obstante, reapareció siete días después en la misma plaza sin estar restablecido, alternando con El Juli y José Garrido, y esta vez salió a hombros por desorejar a sus dos toros. Otra odisea. Cerró su campaña el 18 de octubre en Jaén, en un mano a mano con El Fandi, abriendo la Puerta Grande como lo había hecho al iniciarla el 2 de mayo en Madrid y luego en casi todas las plazas en las que actuó.

Para llegar a ser figura los trofeos son importantísimos para un joven torero como Alberto López Simón, pero aun lo es más si se considera como el madrileño los ha conseguido, que no ha sido solamente con el valor y la entrega con que actúa, sino también toreando con la firmeza, serenidad, eficiencia, gusto, clasicismo, mando, templanza más un buen sentido de la lidia. Además este diestro tiene algo más difícil de definir, que es una especial personalidad que hace que cuando torea, a pesar de su poderío, da la impresión de tener cierta fragilidad, con lo que se gana aun más la empatía de los públicos.

López Simón está recogiendo los frutos de sus triunfos europeas en la temporada americana, en donde está anunciado en varios festejos, y ya ha toreado con éxito el primero. Lo hizo en Lima, el 15 de noviembre en el tercer festejo de la Feria del Señor de los Milagros, saliendo del coso a hombros tras una espectacular actuación. Competía en un mano a mano con Castella, quien también triunfó.

Ahora me atrevo a pronosticar que si a este madrileño en la temporada 2016 los toros lo respetan, nadie le podrá impedir que sea la primera novedad en el deseado proceso de renovación.

De los nuevos valores, José Garrido (21-44-2; 1-19-24) ha sido el único novillero que ha tomado la alternativa sin hacer campaña como novillero en la temporada 2015, ya que se ganó este honor por haber sido el máximo triunfador de los novilleros en la temporada 2014, cuando lideró el escalafón, habiendo sumado 31 novilladas obteniendo 45 trofeos, 14 de ellos en plazas de primera, sobresaliendo entre sus triunfos el haber cortado orejas en Madrid y Valencia, haber abierto la Puerta del Príncipe de la Maestranza sevillana, o haber sumado seis orejas en su encerrona en la Feria de Bilbao.

Garrido nació en Badajoz el 18 de noviembre del 1993 y debutó con picadores en Olivenza (Badajoz) el 3 de marzo del 2013, presentándose en Madrid el 1 de mayo del año siguiente. Se doctoró en Sevilla el 22 de abril del 2015 en una corrida de la Feria de Abril, siendo el padrino Ponce y el testigo Castella, que lidiaron un problemático encierro de Juan Pedro Domecq. Fue el toricantano quien salió mejor parado gracias a su total entrega, saludando en el tercio tras matar el toro de la ceremonia y dando una vuelta al ruedo tras petición de oreja en el sexto.

Al extremeño no se le pusieron las cosas fáciles pues, a pesar de sus excepcional campaña de novillero y de haber tenido una alternativa de lujo, los empresarios hasta agosto lo tuvieron casi en el olvido, pues en mayo solo toreó dos corridas, una el primer día del mes en Cortegana (Huelva), en donde en un mano a mano con Borja Jiménez sumó cinco orejas. Actuó de nuevo el último día del mes en la Feria de Cáceres donde, alternando con su paisano Perera, le cortó una oreja a cada toro de su lote. En los dos meses siguientes, la cosa aun fue peor, pues solo hizo un paseíllo cada mes, uno el 26 de junio en su ciudad natal, compartiendo cartel con Morante y Manzanares, y el 21 de julio en Santander, cortando dos orejas y una, respectivamente.

Entonces, el mismo Garrido en unas declaraciones se quejó con razón de su situación diciendo: “No sólo me ha costado abrirme paso antes de la alternativa, ahora mismo tengo problemas para entrar en ferias y carteles. Mi situación es un ejemplo de cómo se confeccionan las ferias”.

Ahora bien, en agosto y septiembre sus triunfos comenzaron a tener recompensa, pues empezó a torear más, entrando a menudo en buenos carteles, en varios de ellos sustituyendo a las figuras. En agosto actuó en cinco festejos puntuando en todos, menos en Málaga. En Gijón le cortó una oreja a dos astados de Adolfo Martín, y obtuvo un apéndice con petición de un segundo en Bilbao. En septiembre sumó nueve corridas obteniendo 19 orejas y un rabo. En Logroño actuó dos tardes cortando dos trofeos, y en otras dos corridas en Albacete cortando cinco. En Valladolid le concedieron dos orejas, alternaba con El Juli y Manzanares, y en el resto de sus actuaciones paseó más de un trofeo, excepto en Mérida (Badajoz), de donde se fue sin tocar pelo.

El 12 de octubre en Calanda (Teruel) el diestro pacense cerró la temporada dando otro toque de atención, al sumar cuatro orejas y un rabo.

José Garrido es un diestro con una clara idea de la lidia, como si ya fuera un maduro torero, más con un valor seco, sin espavientos, hace con capote y muleta un toreo sobrio y clásico, También posee las agallas para pegarse un arrimón cuando para triunfar es necesario. Así, Garrido con esos dones toreros, a pesar de los inconvenientes encontrados, en su primera campaña de matador, como ya hizo de novillero, ha demostrado una vez más que tiene cualidades para figurar entre los mejores toreros. Por seguro, con un poco de suerte, el extremeño pronto lo conseguirá.

Andrés Roca Rey (novilladas: 22-42-1; 9-2-31) (corridas de toros 2-orejas 4) nació en Lima el 21 octubre del 1996 en casa de toreros y ganaderos, llegando a debutar en público como becerrista el 4 de noviembre del 2007 a la corta edad de doce años recién cumplidos. Después de actuar como becerrista en América, se trasladó a Sevilla, en donde se maduró como torero, bajo la tutela del matador retirado José Antonio Campuzano, quien hasta ahora lo apodera, y desde hace unos meses lo hace conjuntamente con la empresa Pagés. Debutó con picadores en Captieux (Francia) el 1 de junio del 2014 y después de su pasada exitosa campaña europea de novillero, con bastantes actuaciones entremezcladas en América, en donde goza de un gran cartel, tomó una alternativa de categoría el 19 de septiembre de este año en Nimes (Francia).

Al limeño lo doctoró Enrique Ponce, en presencia de Juan Bautista. El joven diestro no se amilanó en su primera actuación en el escalafón superior, ya que toreó con la misma determinación y buenas maneras con que lo había hecho completando sus dos triunfales campañas novilleriles, y aun con más mérito, pues esa tarde había actuado con las heridas aún sin cicatrizar y la muñeca izquierda dañada a consecuencia de su reciente grave cogida. Cortó una oreja a cada toro.

Antes de comenzar su temporada americana se presentó como matador de toros en Logroño, en el cuarto festejo de la Feria de San Mateo, en donde, actuando junto a Morante y El Juli, fue el único diestro que puntuó, al cortarle una oreja a cada uno de sus dos toros.

Repasemos ahora cuales han sido algunos de sus logros en su última campaña europea como novillero. Tras torear varias novilladas en América obteniendo grandes éxitos, inició su campaña el 19 de abril en Madrid haciendo su debut en Las Ventas. Tuvo una excelente actuación, cortándole una oreja a cada novillo, lo que le calificó para salir a hombros por la Puerta Grande. Este triunfo tuvo gran mérito, pues lo consiguió enfrentándose a dos serios y exigentes novillos, que pedían que un torero encastado se jugara el tipo para poderles y torearlos con mucho valor, decisión, clasicismo y temple. Su entrega le costó ser volteado tres veces, una vez por el tercer novillo y dos por el sexto, que lo hirió.

Después de Madrid los triunfos se repitieron, pues puntuó en 17 de las 21 novilladas más toreadas, saliendo a hombros en diez de ellas. De estos triunfos fueron los más resonantes los conseguidos en Bilbao, con tres orejas, Sevilla y Santander, con dos, y Pamplona y Beziers (Francia), con una. En la despedida de novillero el 7 de septiembre cortó dos orejas, a cambio de una cornada, de la que no estuvo completamente restablecido para su alternativa, que la tomó quince días después.

Una ventaja que Roca Rey tiene sobre los otros jóvenes valores recién alternativados, es que con el gran cartel con que cuenta en América, allí toreará a menudo en la temporada invernal 2015-6, por lo que se encontrará en plena forma para actuar en las primeras ferias de la próxima temporada europea. Al escribir estas líneas ya ha toreado con éxito en las ciudades mexicanas de Tlaxcala el 13 de noviembre, y en Guadalajara el domingo 15, cortando orejas en ambos festejos. En Guadalajara el triunfo le costó una cornada y la pérdida de varios dientes. Como a este torero nada lo para, seis días después reapareció en Tijuana desorejando a un toro y saliendo en hombros. El limeño también está anunciado en la feria de su ciudad natal en un mano a mano con Ponce, más en varios festejos en México, Colombia y Venezuela.

El joven Andrés Roca Rey es un diestro que deslumbraba por su capacidad torera y ambición, y en donde torea pregona que tiene el valor, decisión, inteligencia lidiadora, clase y torería, más otras cualidades toreras, para llegar a ser figura del toreo, y lo demuestra tanto lidiando astados manejables que tienen faena, como con aquellos que ofrecen dificultades.

Posada de Maravillas (novilladas 21-28-0; 5-6-17) (corridas, solo la de la alternativa, con 3 orejas), cuyo nombre es Juan Luis Ambel Barranco, nació en Badajoz el 25 de septiembre del 1994. Pertenece a una dinastía taurina en la que por 150 años, sin saltarse ninguna generación, siempre ha habido algún torero. Así que no es extraño que él deseara serlo. A los 15 años de edad, en el 2009 ingresó en la Escuela Taurina de Badajoz. El 19 de mayo del 2010 toreó su primera novillada sin caballos en Jerez de los Caballeros, cortando dos orejas y rabo. Debutó con picadores el 3 de marzo del 2013, y se presentó en Madrid en la Plaza de Las Ventas el 19 de mayo del año siguiente.

En su primera campaña novilleril en el 2014, el 5 de julio, cuando llevaba toreadas diez novilladas, en el primer festejo de San Fermín en Pamplona al entrar a matar al tercer novillo con su propia espada se cortó los tendones de la muñeca de la mano derecha. Esta grave lesión le hizo cortar la temporada y, tras una larga y penosa recuperación, volvió a los ruedos el 8 de marzo del corriente año. Lo hizo en Olivenza (Badajoz), en donde inició su triunfal campaña cortando dos orejas. Después de Olivenza en abril, mayo y junio solo actuó en cinco festejos sumando trofeos en todos, ya que en Navas de San Juan (Jaén) le concedieron tres orejas, en Badajoz dos y en las plazas de primera de Madrid y Sevilla una. En julio toreó dos festejos, uno en Valencia y otro en Pamplona, y en ambos se fue de vacío. En cambio, en las treces novilladas restantes en agosto y septiembre, en las que actuó antes de doctorarse, sumó trofeos en todos los festejos menos en tres, y abrió siete puertas grandes. Sobresalieron sus actuaciones en Bilbao, donde cortó una oreja, en Beziers (Francia), donde cortó dos, más en Fuentesalida (Toledo) tres. Esto fue el 20 de septiembre, en la tarde de su despedida de novillero.

Trece días después, el 3 de marzo, Posada tomó la alternativa en Zafra (Badajoz). Fue doctorado por Morante de la Puebla y actuó de testigo su paisano Alejandro Talavante. Le cortó una oreja al toro de la ceremonia y desorejó doblemente al último animal que lidió en la temporada 2015. Salió a hombros con sus compañeros que también cortaron orejas a astados de un buen encierro de Zalduendo.

El diestro pacense Posada de Maravillas torea con un particular estilo, que se caracteriza por la torería, gusto e inspirados remates y toques. Además ejecuta ese especial toreo con valor, clase, aplomo y mando.

Si, como se anticipa, en la temporada 2016 tenga las suficientes oportunidades para expresar sus buenas maneras, es probable que tenga la oportunidad de aumentar la cantera de figuras extremeñas en la que Perera y Talavante se encuentran.

Al iniciar este escrito mencioné que hay esperanza de que el proceso de renovación torera continúe en la temporada 2016, no solamente por los cuatro grandes jóvenes matadores a los que acabo de referirme, sino también por algunos jóvenes toreros que se han distinguido como novilleros en la pasada temporada. De ellos los más prometedores por el momento son el jerezano Ginés Marín (40-66-1; 8-18-8-40) y el limeño Joaquín Galdós (34-41-0; 5-1-35). Ambos han completado una campaña triunfal, como los números arriba indican. Marín la concluyó colocado en la primera posición del escalafón novilleril, y Galdós en la segunda. Los dos novilleros ya han manifestado que se doctorarán durante la primera parte de la temporada venidera. Cuando lo hagan hay bastantes posibilidades de que entren en algunos selectos carteles de ferias pues, aparte de merecerlo por sus buenas cualidades toreras y los triunfos conseguidos como novilleros, los dos son llevados por representantes de la poderosa organización empresarial FIT—Fusión Internacional por la Tauromaquia— que les dará sitios en las ferias que organice.

Basado en las evidencias de lo acontecido en los ruedos europeos en la temporada 2015, el proceso de renovación de los protagonistas de la fiesta se espera que continúe en la temporada entrante. Aunque todavía no se han anunciado los carteles de las primeras ferias europeas del 2016, me atrevo a predecir que en algunos carteles selectos de los abonos de las primeras ferias aparecerán impresos los nombres de los jóvenes diestros a los que en este artículo me he referido.

Ahora bien, lo que se necesita para acelerar la renovación y revitalización de la fiesta brava es que estos jóvenes valores, o cualquier otro diestro ahora en la sombra o desconocido, que se una a ellos, no se conformen con solo obtener éxitos moderados en la temporada del 2016, sino que nos sorprendan abriendo puertas grandes como las de Valencia, Sevilla, Madrid, Bilbao, Zaragoza o de otras plazas importantes. Esperemos que este sea el caso cuando salga el toro por los chiqueros del miedo en la temporada taurina que se avecina.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com