DE TORO… UN POCO.

EN MÉRIDA, Yucatán… Para este domingo se anuncia, en la plaza que lleva el nombre del estado sureño, el mano a mano de Eulalio López “El Zotoluco”, y Joselito Adame con 6 de Mimiahuápan. Desgraciadamente dos de los astados llegaron a los corrales tan lastimados que de inmediato hubieron de ser rechazados. Accidente sin culpables ya que en el viaje uno de ellos resultó fracturado de una pata, otro al parecer esta quebrantado cerca de la culata, por lo tanto ya deberán de ir viajando sus sustitutos. Joselito anda por España, aproximadamente en 48 horas hará el viaje Madrid-Distrito Federal-Mérida y así retomar su campaña mexicana…

POR VARIAS ganaderías de Tlaxcala anda Juan Pablo Sánchez López Yáñez. Claro que esto se debe a su preparación ya que tiene varios compromisos en puerta, desde luego que su principal mira apunta al día 10 de enero, tarde en la que en la Monumental México se le anuncia al lado de Macías y Alejandro Talavante para despachar un encierro de Campo Real…

Y YA que incluyo el segundo apellido de Juan Pablo vale la pena recordar algo que en pasada ocasión hemos tecleado… Juan Pablo es nieto del ingeniero aguascalentense Jorge López Yáñez, fallecido hace varios años, el profesionista fué miembro de la Porra de Ingenieros desde sus tiempos de estudiante en la Universidad Nacional Autónoma de México, grupo que siempre hizo acto de presencia en asoleada zona de la plaza México, estoy hablando de inicios de mediados del siglo pasado, tiempo en que Rafael Rodríguez triunfaba tarde a tarde y en todas salía a hombros de los aficionados, en una de ellas don Jorge bajó de su lugar para ser quien lo soportara sobre su espalda puesto que, aun Rodríguez aun no ser nativo de Aguascalientes, cierto es que aquí vivía y por supuesto que prevalecía amistad entre ellos. Por aquellos ayeres se acostumbraba, y “permitía”, que los aficionados bajaran del tendido, muchas de las veces antes de que el último burel fuera apuntillado, y así homenajear a sus ídolos. En la tarde a referir sucedió lo siguiente…

EN EL callejón se acostumbraba siempre que varios uniformados, por entonces llamados gendarmes, estuvieran presentes para evitar fuertes desmanes, don Jorge cargaba a su amigo e iba resguardado, a su derecha e izquierda, por dos policías, al frente el fotógrafo Jenaro Olivares, que daba fe del triunfo. Normal el caso pero por la mañana siguiente don Jorge no encontró la cartera que llevaba en una de las bolsas interiores de su saco. Había perdido, según me lo contó en cierta ocasión que compartimos un corto viaje, quince pesos que por 1950 era un pequeño capital, dinero suficiente para sobrevivir tres o cuatro días. Sus compañeros de casa no le creían la avería y poco a poco salían a cumplir con sus personales obligaciones y compromisos escolares, pero así como se retiraban iban regresando y bromeándolo al informarle que era el hombre más famoso del momento. Y esto era cierto ya que en todos los puestos de periódicos se exhibía en la portada la fotografía donde, a pesar del resguardo policiaco, un adolescente con rictus de apuro, le sustraía la mencionada cartera. La casual e involuntaria grafica dio la vuelta al mundo rápidamente, inclusive la revista LIFE de inmediato “adornó” con ella una de sus portadas. La fecha del festejo fué el 2 de abril de 1950. Quien toma la pierna izquierda del torero es Humberto Ávila que años después fungió como fotógrafo, por cierto reconocido también por su cercanía con el regiomontano Manolo Martínez… Nos Vemos.

Deja un comentario