25 octubre, 2021

“SI BUSCAS UNA AGUJA NO BUSQUES EN UN PAJAR, BUSCA EN UN COSTURERO”

CLARO QUE buscar una aguja en el pajar tiene que ser muy complicado, si se requiere de este delgado y pequeño aditamento, y a la mano se cuenta con un costurero, es más fácil, cómodo y entendible que de ahí lo obtengamos y nos quitemos de problemas. El ejemplo es sencillo y muy entendible si abordamos y comparamos con lo acontecido con el nombre del último astado lidiado en la décima corrida de la plaza México.

AL SEXTO de la décima función en dicha plaza, la sociedad que componen los propietarios de la ganadería de La Punta, le bautizaron como “Arte”, así queda establecido en el documento oficial que se registra, y firma, en las tarjetas y libro del sorteo, esta acta del nombre es inviolable

CLARO QUE buscar una aguja en el pajar tiene que ser muy complicado, si se requiere de este delgado y pequeño aditamento, y a la mano se cuenta con un costurero, es más fácil, cómodo y entendible que de ahí lo obtengamos y nos quitemos de problemas. El ejemplo es sencillo y muy entendible si abordamos y comparamos con lo acontecido con el nombre del último astado lidiado en la décima corrida de la plaza México.

AL SEXTO de la décima función en dicha plaza, la sociedad que componen los propietarios de la ganadería de La Punta, le bautizaron como “Arte”, así queda establecido en el documento oficial que se registra, y firma, en las tarjetas y libro del sorteo, esta acta del nombre es inviolable una vez que se lleva a cabo lo explicado y ante los representantes de los espadas a ver cuatro horas más tarde, de los subalternos y del mismo ganadero, da fe de esto el juez de plaza, en turno, en esta tarde Jorge Ramos, y del conocimiento del equipo que le acompañará en el festejo para cuidar “la integridad” del mismo. Como decimos en México… “Lo caido caido… y a rajarse a su tierra”… Pero.

PERO RESULTA que a “Arte” “le rebautizan” de último minuto, ya efectuándose la corrida, concretamente después de muerto el segundo de la tarde, y por eso leemos en el pizarrín que se luce a un costado de la puerta de toriles, como “JUEZPEN”. Desglosado esto quiere decir que es una indirecta muy directa diciendo “Juez Pendejo” al licenciado Jorge Ramos, supuestamente por haber negado a Barba el apéndice de su primero. “A webo.com” que la “petición-orden” brotó “de alguien”, ese alguien no da la cara pero no se requiere que Agatha Christie o inclusive Sherlock Holmes, o su padre putativo Arthur Conan Doyle, lleguen para indicarnos donde esta el hoyo de la aguja para ensartar el hilo que lleve al responsable, el primero es el rotulista que tiene que decir de donde sale y quien da la orden del nuevo nombre.

EL SEGUNDO implicado es el jefe de callejón ya que no está pintado, está ahí dado a que tiene una obligación y por la falta descrita debe de dar una explicación puesto que obligatoriamente debería de conocer el reglamento. Pero…

EXISTE OTRO pero, este mayúsculo. El jefe de la Delegación Benito Juárez, Christian von Roehrich de la Isla, tiene la obligación de llamar a cuentas a todos sus subordinados adscritos en la plaza México ya que si les dio el nombramiento se supone es para llevar la fiesta con el reglamento en la mano. Ahora que… Si lo pretendido es acribillar la otrora digna Fiesta Brava, la comparsa de autoridades y empresa van por el correcto camino que indica como fin de la vía una oscura población llamada “Cachondeo”. Alguno de los socios, de los dueños de la ganadería de La Punta, dice que ellos no le pusieron nuevo nombre a su astado, por esto mismo considero que paz ya no hay ni en los panteones. Pronto debe de aclararse a que juez iba el rebautizado, saquémosle cuentas y notaremos que son varios los involucrados en este desgarriate que no tenía porque darse. Me vienen a la mente dos dichos que son como anillo al dedo… “Mucho cacique y poco indio”… El otro es… “No hay mujer fea, lo que hay es poco alcohol”… Nos Vemos.
Mi correo es… pedrojuliojmzv@hotmail.com.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com