POR TOREAR CON ARDOR, FERNANDO VÁZQUEZ DA VUELTA AL ANILLO

El mayor halago que se admitiera ayer tarde en el coso San Marcos, a cuyas gradas acudieron aficionados para registrar más de media entrada, fue una vuelta al escenario de parte del debutante hidrocálido Fernando Vázquez.

De los potreros de Cerro Viejo, cuyos alambrados se encuentran en feudos del rancho Los Burrales de la alcaldía jalisciense de Villa Obregón, se desembarcaron seis utreros de buenos pesebres, mostrados en sus carnes y sus cajas desarrolladas; la mayoría de pobres testas y que dieron en calificación global muy buen juego. Todos acudieron a los del castoreño con casta, empujando más y mejor tercero, cuarto, quinto y sexto. Al ser arrastrados al desolladero fueron aplaudidos el tercero, el cuarto y el sexto, mereciendo éste incl

POR TOREAR CON ARDOR, FERNANDO VÁZQUEZ DA VUELTA AL ANILLO El mayor halago que se admitiera ayer tarde en el coso San Marcos, a cuyas gradas acudieron aficionados para registrar más de media entrada, fue una vuelta al escenario de parte del debutante hidrocálido Fernando Vázquez.

De los potreros de Cerro Viejo, cuyos alambrados se encuentran en feudos del rancho Los Burrales de la alcaldía jalisciense de Villa Obregón, se desembarcaron seis utreros de buenos pesebres, mostrados en sus carnes y sus cajas desarrolladas; la mayoría de pobres testas y que dieron en calificación global muy buen juego. Todos acudieron a los del castoreño con casta, empujando más y mejor tercero, cuarto, quinto y sexto. Al ser arrastrados al desolladero fueron aplaudidos el tercero, el cuarto y el sexto, mereciendo éste incluso el arrastre lento, pleitesía que por extraños motivos, el juez no ordenó.

Función de fracaso fue para el local Rafael Reynoso –silencio-, que quizás ilusionado retornó su carrera de novillero; sin embargo sus buenos y entonados detalles con la capa, se olvidaron y de nada sirvieron cuando armó la sarga, como acto definitorio de su actual perfil. Es cierto que se encontró en el ruedo con un novillo sin energía, pero que no presentó problemas, no obstante jamás entendió su dialecto y solo hizo un boceto indefinido de faena y un embarullo y una estocada delantera efectiva acabó el cuadro.

El año anterior no dijo nada como torero y esta tarde reiteró la acción el michoacano Patricio Ochoa –silencio-, joven de escasa gracia que en efectuar detalles desnivelados estos del noble, falto de poder y enclasado animal se la pasó durante su turno. Sin ritmo le pegó pases, varios de estética empero a gran distancia, acabando con una estocada pasada y un par de descabellos.

El tercero de la tarde fue un bicorne de buen pitón derecho; enrazado, con clase y recorrido acudió a las telas en todo instante. El joven Héctor Gabriel –al tercio-, con gentilicio de Puebla, le recibió con buenas verónicas firmadas a manera de excelente media y entonada revolera. El aspirante a las glorias del Dios Taurus tiene idea del toreo y adicionó a ello buena actitud, no obstante quedó en deuda pues no logró cuajar al astado pese a que buriló muletazos extensos y templados con la mano muy baja, destiñéndose al final del hacer antes de sufrir apuros con ambas armas.

Luis Manuel Castellanos –silencio- se encontró en el redondel con un novillo bravo, astifino y bien armado, que demandó otra colocación a la que le ofreció y poder en la muleta. Tiene idea igualmente el joven y mostró, además de pobre expresión artística, actitud pero también inexperiencia en la práctica de la tauromaquia. Nunca pudo con el adversario y hasta un susto se llevó antes de terminar su actuación con dos pinchazos y una estocada delantera.

Alejandro Fernández –silencio tras aviso-, hombre tapatío, manejó bien la capa al recibir al quinto de la tarde. Dejó apreciar cierto oficio, ya con la muleta armada, aunque de avanzó no pasó su quehacer. El antagónico fue bravo y quería otra distancia y otro planteamiento de las distancias, los terrenos y el espacio, parándose pronto; finamente le despachó de una estocada atravesada y un racimo de golpes con la espada de cruceta.

Cerró la función el ya mencionado local Fernando Vázquez. Lo que se le aplaudió fue su ardor. Consciente estuvo de lo que se trata el ser novillero y esto lo practicó hasta dejar en segunda hoja la natural inexperiencia. Le tocó un cornicéfalo excelente, con fijeza, de inmejorable cuerno derecho, que embistió largamente llevando abajo la testa. Vázquez por su parte, y como réditos de su verdor, varias ocasiones fue víctima de revolcones sacando de uno de ellos un considerable corte aproximadamente de diez centímetros arriba de la ceja derecha, producto de un golpe con la pezuña, sin embargo nunca desfalleció el fervor mostrado. A la oreja que ya tenía prácticamente en el puño, se atravesó lamentablemente una estocada en demasía tendida y pasada antes de que dejara la toledana en buen sitio y al segundo viaje.

Deja un comentario

Next Post

ENORME JUAN PABLO SÁNCHEZ EN GUADALAJARA.

Sonoro triunfo obtuvo hoy el fino diestro aguascalentense Juan Pablo Sánchez en el cerrojazo de la temporada taurina en la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, Jalisco, salió a hombros de los aficionados y convenció a Tirios y Troyanos. Viene arriando con ganas y fuerte este joven de temple en muleta y corazón.

Subscribe US Now