25 octubre, 2021

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Toros no, armas de destrucción masiva sí… No a los toros y no a la vida… del toro de lidia, y lo que es peor, del hombre es una de las políticas “mundiales” que usa como recurso el vecino país junto con otros organismos para imponer el pensamiento único. Mientras que este y otros graves trastornos se dan en lo que aún se llama patria mexicana, nuestros “políticos” se entretienen y distraen –que el pueblo hace mucho que está distraído por una televisora idiotizante- saqueando las arcas públicas, discutiendo y votando temas insulsos y absurdos disfrazados de importantes salidos de la mente enferma de intelectaluoides o villamelones de la intelectualidad, y gastando millonadas en obras de relumbrón y/o innecesarias mientras dejan cruelmente al abandono y o

Toros no, armas de destrucción masiva sí… No a los toros y no a la vida… del toro de lidia, y lo que es peor, del hombre es una de las políticas “mundiales” que usa como recurso el vecino país junto con otros organismos para imponer el pensamiento único. Mientras que este y otros graves trastornos se dan en lo que aún se llama patria mexicana, nuestros “políticos” se entretienen y distraen –que el pueblo hace mucho que está distraído por una televisora idiotizante- saqueando las arcas públicas, discutiendo y votando temas insulsos y absurdos disfrazados de importantes salidos de la mente enferma de intelectaluoides o villamelones de la intelectualidad, y gastando millonadas en obras de relumbrón y/o innecesarias mientras dejan cruelmente al abandono y olvido a colonias marginadas en donde hay carencias de todas: económicas, culturales y morales.

Neutralizar, globalizar y despatriotizar son proyectos que ya están logrando cuajar.

Poco o nada interesa a estos grupos el desarrollo y garantías de la reproducción humana en una diáfana declaración de “no a la vida”–”matrimonios” entre personas del mismo sexo y, peor tantito, adopción de infantes-, pues una mujer con otra o un hombre con otro jamás procrearán, meramente como las mulas.

En el margen está la fiesta brava, tradición identitaria de un pueblo mexicano que un día fue recio, y en el centro, sumada a otras venenosas propuestas, la “deforma educativa” que entre sus renovaciones está la de que los niños “ya pueden” elegir “libremente” su sexo, cuando éste no se elige, la naturaleza lo da, dejando a los padres de familia sin saber que hierbas cocer para que no alcance a sus hijos semejante error de conducta. La materia de historia, tan interesante y profunda cuando se imparte de modo imparcial, también fenece.

Ahora está Michoacán, devastada por el narcotráfico y demás calamidades, en cuya capital se manifestaron el pasado sábado 25 del corriente quienes aún tienen el valor de defender sus esencias. Más adelante, ya muerta la agonizante fiesta brava, en la mira de mojigatos grupos activistas estará la charrería, la música vernácula, ya casi desaparecida, la cultura tan abundante y rica, para dar la puntilla según el paso que llevan, no se descarte, hasta a la Virgen de Guadalupe.

El mitote se desató y no obstante que ya pasaron varias semanas, se sigue comentando del “cambio” que habrá en la administración de la plaza de mayores dimensiones arquitectónicas del planeta, que la grandeza de lo que en su foro arenoso se daba, hace tiempo que la hicieron perder luego de 23 años de vejaciones, imposiciones, desprecios y marginación a toreros nacionales que poseen las virtudes para figurar, chiqueos a niños comodinos y bonitos de poses y pases, expulsión al toro con trapío y edad y bienvenida al torillo mocho, sin casta, sin raza y si con bastante mansedumbre y sosería, carteles sin gracia, combinaciones sin competencia y autoridades no comprometidas, complacientes en todo momento, que siempre fueron títeres de los intereses de los coletas importados, Ponce por delante, entre otras dolencias de cabeza.

Alemán Magnani, hombre bien conocido porque trabaja como dueño en empresas de muy alta rentabilidad, hizo unas declaraciones penosas, absurdas y risibles, a cerca precisamente de la parte administrativa del coso de las viejas ladrilleras en donde tuvo al tracalero de Herrerías durante los años ya acotados.

Según el personaje de negocios, durante todo este tiempo solamente ganaron dinero en dos temporadas, cosa que nadie le creyó. Peor aún si de verdad perdieron dinero, toda mala suerte que en estos 23 años de “inversión taurina”, no sacaron a una sola figura del toreo…

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com