3 agosto, 2021

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

En acto de superlativa soberbia, irreflexiva temeridad e inflexible egoísmo, el humano se ha auto declarado como “el único ser pensante sobre el planeta”, sin embargo durante toda su existencia, encima de la aguantadora y maltratada tierra, se ha dedicado a la autodestrucción y a cometer actos impropios de, justamente, un ser con inteligencia: creación y superproducción de armas de destrucción masiva, violación a los derechos de los demás, matanza por montones de judíos, invasión total a otros países, clasificación de humanos por color, religión, cultura, ideología y pensamiento, indiferencia hacia la hambruna de varios países, robos de recursos naturales, violación a los derechos humanos, asesinatos impunes de gente pacifista

En acto de superlativa soberbia, irreflexiva temeridad e inflexible egoísmo, el humano se ha auto declarado como “el único ser pensante sobre el planeta”, sin embargo durante toda su existencia, encima de la aguantadora y maltratada tierra, se ha dedicado a la autodestrucción y a cometer actos impropios de, justamente, un ser con inteligencia: creación y superproducción de armas de destrucción masiva, violación a los derechos de los demás, matanza por montones de judíos, invasión total a otros países, clasificación de humanos por color, religión, cultura, ideología y pensamiento, indiferencia hacia la hambruna de varios países, robos de recursos naturales, violación a los derechos humanos, asesinatos impunes de gente pacifista –Mahatma Gandhi, John Lenon, Facundo Cabral, etcétera-, e incontables barbaridades que no caben en el universo, menos en esta cuartilla; no obstante el hombre brinda un “amor” enfermizo para con los animales, especialmente con las más comunes mascotas –perros y perritos graciosos- a las que se da un trato que envidiarían millones de personas marginadas. Los gringos, en general, en lugar de niños tienen uno o dos perritos simpáticos, y a éstos les dan todos los cuidados que pudiesen haber dado a aquellos mientras cierran fronteras y explotan indocumentados en centros de trabajo, por lo regular dejándoles lo más pesado y mal remunerado. Incongruencia monumental que apenas sí se puede creer y que ofende a la lógica y al intelecto.

Este poco entendible proceder ha invadido a gran parte de los países, un México cada hora tremendamente hundido en la transculturización, incluido.

El hecho no es el totalmente grave, sino sus consecuencias: antipatía del Homo Sapiens hacia sus semejantes y empatía hacia las bestias.

Yo odio a los políticos corruptos –que son casi todos- sin embargo no me alegra ni me alegrará la muerte de ninguno. La vida y la muerte son asuntos que experimenta y padece todo hombre, pero no son asunto ni facultad suyos decidir sobre ellos, aunque así parezca y muchos lo tengan por ley; eso es cosa de la naturaleza, su orden y sus funciones.

A poco de la muerte en el ruedo del espigado joven coletudo Víctor Barrio, un “profesor” valenciano en acto de poderosa y aguda imbecilidad realizó unas declaraciones desafortunadas, pavorosas e increíbles en las que se alegraba por el tipo de muerte del espada acotado. No solamente este insulso hombre ha hecho declaraciones de tal dimensión, sino una incontable cantidad de personas en las redes sociales y distintos recursos cibernéticos, hoy alcanzables por todos, cuéntese entre estos a una masa incontenible de desorientados.

Entre que “la sociedad” reclama “justicia” para con los animales, olvidan deliberadamente el reclamo por los asesinatos y muertes diversas y oscuras de miles de personas, -los estudiantes de Ayotzinapa, por ejemplo-. Hoy ya no sé si reír o llorar…

Y mientras que la “nueva administración” -(¿?)- de la plaza más grandota del mundo ya medio apuntó para organizar la venidera campaña novilleril, y para no variar más o menos con la misma inútil política usada por Rafael Herrerías -con eso de cubrir requisitos, poco fondo en el proyecto y esmirriadas consecuencias- dos novilleros mexicanos, con poca expresión mexicana pero muy preparados técnicamente para desarrollar la tauromaquia práctica, están anunciados en Arganda del Rey: Leo Valadez y Luis David Adame. Ya no hay jóvenes que se permitan ser ellos mismos en el redondel. Casi todos torean muy bien, pero sin diferencias.

Adame partirá plaza el día siete de septiembre al lado de Alejandro Marcos y Carlos Ochoa para lidiar utreros de Fernando Peña.

Valadez lo hará el 12 del mismo mes alternando con Ángel Sánchez y Juan de Castilla para despachar reses de El Jaral.

Deja un comentario