23 agosto, 2016

MÁS DE UN MILLÓN DE ESPECTADORES EN ANDALUCÍA EN 2015

Andalucía mantiene su actividad taurina con un total de 699 espectáculos celebrados durante 2015 a los que han asistido 1.010.105 espectadores, según la memoria anual de la temporada taurina elaborada por la Consejería de Justicia e Interior.

En cuanto a la tipología de los festejos, 395 fueron festejos populares; 80, corridas de toros; 66, novilladas sin picadores; 31, festivales; 20, novilladas con picadores; 17 becerradas; 13, festejos de rejoneo con toros y 10 fueron de rejoneo con novillos, entre otros.

Andalucía mantiene su actividad taurina con un total de 699 espectáculos celebrados durante 2015 a los que han asistido 1.010.105 espectadores, según la memoria anual de la temporada taurina elaborada por la Consejería de Justicia e Interior.

En cuanto a la tipología de los festejos, 395 fueron festejos populares; 80, corridas de toros; 66, novilladas sin picadores; 31, festivales; 20, novilladas con picadores; 17 becerradas; 13, festejos de rejoneo con toros y 10 fueron de rejoneo con novillos, entre otros.

Respecto al público, las cifras más altas corresponden a los espectadores de las corridas de toros, que suman un total de 416.993 personas, unas 37.000 más que en 2014. Un total de 190.525 espectadores asistieron a festejos populares; 109.473 personas, a novilladas sin picadores y 69.172 aficionados participaron en los de rejoneo con toros.

Sobre la valoración artística de estos espectáculos, los presidentes de los festejos han concedido una oreja en 236 ocasiones, el premio de dos orejas 195 veces y dos orejas y rabo en 72 faenas. Además, se registraron 134 aplausos, 91 silencios y 34 vueltas al ruedo. En cuanto a las reses lidiadas, 34 dieron la vuelta al ruedo y 25 reses fueron devueltas.

Un centenar de expedientes sancionadores
Durante el 2015 se han incoado un total de 91 expedientes sancionadores por incumplir la normativa reguladora de estos espectáculos, de los cuales 80 han sido por infracciones graves y 11 por infracciones leves. No se dieron casos muy graves durante 2015, situaciones relacionadas normalmente con la celebración de espectáculos sin autorización o comunicación y con el incumplimiento de las medidas esenciales tanto sanitarias como de seguridad.

Entre las infracciones graves más frecuentes destacan aquellas relacionadas con no cumplir con las condiciones de celebración del festejo -8-, con el incumplimiento de los deberes de identificación y vigilancia de reses -8-, y con la intervención de personas no habilitadas o inhabilitadas para la lidia o ajenas a las cuadrillas -7-, entre otras.

Deja un comentario