1 septiembre, 2016

NOVILLADAS SIN PICADORES YA HAN EXISTIDO –SIN ÉXITO NI ECO- EN LA MÉXICO.

NOVILLADAS SIN PICADORES… En lo personal las definiría cómo paso entre becerrista y novillero y hace años ya se dieron en la plaza México, pero…

CIERTO QUE existen este tipo de festejos en el mismo Madrid pero eso es “otro boleto”, ellos tienen estructuras muy diferente a la mexicana y solo se dan dos tardes bajo ese orden, por lo tanto no creo sean cosa del otro mundo, de funcionar anunciarían más allende la mar.

NOVILLADAS SIN PICADORES… En lo personal las definiría cómo paso entre becerrista y novillero y hace años ya se dieron en la plaza México, pero…

CIERTO QUE existen este tipo de festejos en el mismo Madrid pero eso es “otro boleto”, ellos tienen estructuras muy diferente a la mexicana y solo se dan dos tardes bajo ese orden, por lo tanto no creo sean cosa del otro mundo, de funcionar anunciarían más allende la mar.

DEBATIBLE Y polémico es definir pues que es lo que entendemos cómo “novilladas sin caballos” en territorio mexicano, que es lo que se pretende al montarlas en la plaza México, coso que las ha anunciado como inicio de las actividades bajo el cobijo de la nueva administración, y situación donde bastantes aficionados no están de acuerdo ya que consideran no es el lugar para darlas. Me inclino a pensar que lo hacen con el fin de acelerar las novilleriles fechas obligatorias y así dar comienzo con la condicionada temporada grande. Recordemos que la ley de la delegación a la que pertenece el llamado “Embudo de Insurgentes” le obliga a dar por delante los carteles menores, hoy muy menores, y después avisar de las corridas de toros.

NO DUDO de la buena fe de los nuevos poseedores del permiso para manejar la plaza más grande del mundo, al parecer por las carreras en tomar posesión del coso no valoraron la estructura a seguir para iniciar con categoría, además, de nueva cuenta, los puestos a los extranjeros son ociosos, o llamémoslos “abundantes”.

Y NADA nuevo son las tardes sin jamelgos. En el ciclo de 1958, concretamente el 17 de agosto, Ramón Olvera, Luis Kingston, Javier Díaz y Guillermo Ibarra, lidiaron al mediodía cuatro novillos de Santa Verónica. El día 24 lo hicieron Alejandro Cázares, Silverio Páez, José Luis Barajas y el oaxaqueño Melo Chávez, con más de la misma dehesa. La mañana del 31, con novillos de Villalta, actuaron Carlos Monroy, José Luis Gómez, Chema Frías y Arturo Morón. El día siete del mes patrio se agregó un burel más ya que en esa ocasión actuaron Teresita Andaluz, la gringuita Patricia Hayes, León Briones, Félix de los Santos y Ponciano Díaz con los de Vista Hermosa. Termina este infértil espacio con cuatro de Garabato que pasaportan Porfirio López, Emilio Rivera, Ángel Carreño y Ángel Guerra. De este “experimento” solo el primero de los mencionados logró llevarse un apéndice.

DESEAMOS DE verdad que el siguiente paso de la nueva empresa no comience a tener cambios operativos, que el puesto de gerente operativo a Mario Zulaica no le quede grande, que recuerde, él, que ya no tiene nada que hacer en el ruedo, su trabajo actual es por darle seriedad a lo que aparezca por el ídem, por el ruedo, y que las nubes no sostienen arrogancias y las caídas dejen dolorosas marcas de por vida… Nos Vemos.

Deja un comentario