LOS PUYAZOS DE SERGIO.

El primer episodio nocturno del pasado jueves, el antañón coso San Marcos de la ciudad capital aguascalentense se adornó fina y sutilmente, para que parte de la familia taurina se reuniera y presenciara, en ceremonia pomposa, la presentación oficial de una edición titulada “Aguascalientes, ciudad taurina”.

Se trata de un libro en el que participaron varias plumas locales así como otro tanto de fotógrafos jóvenes que han capturado en su trazo por las alamedas de la fiesta brava.

Lo más emotivo de la ceremonia fue el homenaje a Elías Esparza, “La Changuita”, por su trayectoria en los ruedos y sus años de enseñar los conocimientos básicos taurinos a los ángeles de este mundo.

Uno de los dones divinos conferidos al hombre, es la libertad de pensamiento. Quizás sea éste el más sagrado. No obstante diversos grupos de supuestos “abogados de bestias”, léase antitaurinos sin antitaurinismo”, es decir, sin contraargumentos para destantear los recios que sostienen a la tauromaquia, pretenden hacer desaparecer un ejercicio tradicional e identitario que apenas tiene medio milenio de practicarse en México.

Estos grupos pretenden ridículamente prohibir la entrada de los niños a las funciones de toros, con el pretexto de que la fiesta es violenta y salvaje y a los imberbes les provoca estos mismos negativos sentimientos.

Todavía en lo que aún se llama patria, no se sabe que algún joven, preso de la ira por ser taurino, haya sacado un arma y disparado con ella y matado a varios de sus semejantes, como en Estados Unidos Americanos, país protestante e inminente y tradicionalmente antitaurino, acontece dos o tres veces cada año.

Don Pedro Julio Jiménez Villaseñor, hombre loco y aún soñador en su plena juventud de más de setenta años, sensible hacia los “detalles” que tiene el mundo y la fiesta brava, es que ha tenido la idea original y significativa de que en las tres corridas que habrán de celebrarse en la Monumental de Alberto Bailleres durante el Festival de las Calaveras, alguno de los alternantes se haga acompañar de un niño durante el trayecto del paseíllo. El hecho será de un simbolismo hondo y una manifestación de protesta y defensa.

Por primera vez en la historia en Aguascalientes, dentro del festival mencionado líneas anteriores, ETMSA –Espectáculos Taurinos de México, S. A.- propone cuatro festejos, tres corridas en la “Gigante de Expo-Plaza”, y una novillada en el nimbo del antañón coso San Marcos.

Los carteles no son del todo justos, sin embargo sí novedosos por el ganado a estoquearse, sobre todo.

El sábado 29 de octubre a las seis de la tarde partirán plaza Miguel Ángel Perera, “El Payo” y Arturo Saldívar con, sorpréndase amigo lector, toros de Torreón de Cañas.

Para el día siguiente a las cinco de la tarde, en el edificio taurómaco de la otrora rambla Democracia Leo Valadez, el novillero que está triunfando en España, habrá de encerrarse con seis ejemplares de distintas dehesas: Montecristo, Los Encinos, Santa María de Xalpa, San Isidro, Boquilla del Carmen y, para manchar el pabellón, Teófilo Gómez.

El cuatro, ya de noviembre, de retorno a la Monumental, actuarán el jinete Emiliano Gamero y a pie “El Cejas” y el peninsular José Garrido con, recontra sorpréndase el amable aficionado, Guanamé, dehesa que hace muchos años no viene a Aguascalientes. Esto a las ocho de la noche.

Y cerrando la serie, el cinco de noviembre a las seis de la tarde se verá un mano a mano entre hermanos, los adame, ahora Joselito y Luis David quienes despacharán seis, se espera que toros, de distintos criaderos, sin que éstos se hayan especificado en el cartel.

Deja un comentario