30 noviembre, 2016

VICTORINO MARTÍN: «TENEMOS QUE APOYAR A LA EMPRESA DE LAS VENTAS PORQUE MADRID ES VITAL PARA EL TOREO»

El ganadero de la ‘A’ coronada recibió el viernes el premio a la corrida más completa y al toro más bravo de la Feria de San Mateo
«De momento la empresa ‘Chopera’ no nos ha dicho nada de Logroño ni tampoco de Bilbao»

«Estamos en un tiempo decisivo para la tauromaquia y es fundamental que todos apoyemos. La apuesta de Simón Casas en Madrid es muy ambiciosa y todos los estamentos de la fiesta tenemos que apoyar a Las Ventas, que es el gran faro de la tauromaquia», explicó Victorino Martín García el viernes tras recibir dos premios por su gran corrida en la pasada feria de San Mateo

El ganadero de la ‘A’ coronada recibió el viernes el premio a la corrida más completa y al toro más bravo de la Feria de San Mateo
«De momento la empresa ‘Chopera’ no nos ha dicho nada de Logroño ni tampoco de Bilbao»

«Estamos en un tiempo decisivo para la tauromaquia y es fundamental que todos apoyemos. La apuesta de Simón Casas en Madrid es muy ambiciosa y todos los estamentos de la fiesta tenemos que apoyar a Las Ventas, que es el gran faro de la tauromaquia», explicó Victorino Martín García el viernes tras recibir dos premios por su gran corrida en la pasada feria de San Mateo: el de la ganadería más completa, que le entregó la Federación de Peñas; y al toro más bravo, que el Círculo Taurus le concedió por ‘Planteadito’, el bravo ejemplar al que una buena parte de la afición logroñesa le pidió el indulto y al que Manuel Jesús ‘El Cid’ le acabó cortando dos orejas.

–¿Fue el toro ‘Planteadito’ merecedor del indulto?r
–La verdad es que desde mi punto de vista sí; fue un toro muy bravo con mucha clase en la muleta y con mucho que torear. Respeto la decisión del presidente y espero que en siguientes ocasiones demuestre la misma exigencia.

–¿Tiene corrida apartada para Logroño el próximo año?

–De momento la empresa ‘Chopera’ no nos ha dicho nada. Este año tenemos en el campo unas 13 corridas y ya sabemos que tenemos dos tardes en Las Ventas, Sevilla y varias plazas de Francia.

–¿Y para Bilbao?

–No puedo decir nada porque todavía no nos han llamado, pero como sucede con Logroño son dos plazas que han sido muy importantes en nuestra trayectoria.

–Hace unos días el Ministerio de Cultura le concedió a su padre el Premio Nacional de Tauromaquia. ¿Siente un especial orgullo?

–Independientemente de que yo sea su hijo, contemplo la figura de mi padre y veo la de una personalidad esencial para comprender buena parte de la evolución del toreo contemporáneo. Él tuvo la inmensa virtud e ingenio para recuperar un encaste que estaba en vías de extinción (de hecho, iba al matadero). Se empeñó hasta las cejas porque no tenía un duro, y no sólo lo puso en órbita sino que se convirtió en la ganadería más importante de la segunda mitad del siglo XX. Recuperó la emoción del toro bravo, su complejidad y una personalidad que diferenció su hierro del resto. Triunfar con un toro de nuestra casa siempre tiene un punto más de importancia por las dificultades intrínsecas que conlleva su especial comportamiento.

–¿Sería posible que se repitiera en estos tiempos un fenómeno mediático como el de la Corrida del Siglo?

–No. Las circunstancias lo han cambiado todo y las televisiones generalistas han dado la espalda al espectáculo taurino. En aquellos años hasta siete millones de personas pudieron ver la corrida. Ahora estamos relegados a las televisiones de pago y obviamente se llega a mucha menos gente. Con aquella corrida se paralizó el país y hubo tanta demanda que hasta se tuvo que repetir.

–¿Qué le parece cómo trata la televisión pública a los toros?

–Existen algunas televisiones autonómicas que dan corridas y tienen cuotas de audiencia muy destacadas. En TVE se da algún festejo muy puntual, pero de plazas de muy poca relevancia y compromiso en la temporada. Lo digo con mucho respeto a los actuantes, pero no entiendo que fuera descabellado volver a lo que se hacía antes, donde se emitían corridas buenísimas de las mejores ferias: Sevilla, Madrid, Pamplona o Bilbao… Y no olvido el hecho de que en los informativos sólo se hable de toros cuando hay una tragedia, no cuando ha sucedido una gran tarde o un triunfo importante.

–¿Cree que el sector taurino es capaz de ofrecer una respuesta conjunta? –La verdad es que hasta el momento no hemos sido capaces de ir unidos, de olvidarnos de intereses particulares para defender nuestra importancia en la sociedad. A pesar de los pesares, del bloqueo mediático y de tanto viento en contra seguimos siendo el segundo espectáculo de masas de España y la industria cultural que más impuestos paga.

–¿Llegará la unidad?

–Así lo espero. Yo tengo confianza en la Fundación del Toro de Lidia. Sus pasos están siendo lentos, pero en muy buena dirección. Creo que es vital que seamos capaces de ir unidos de una vez por todas.
Esta entrevista la he publicado en Diario La Rioja.

Deja un comentario