24 enero, 2017

PRIMER FESTEJO TAURINO DE VALLADOLID SERÁ EN ÍSCAR EL DOMINGO 19 DE FEBRERO

Y lo será en la modalidad de una novillada con picadores de interés. Tres novilleros como Leo Valadez; Toñete y el iscariense Darío Domínguez harán el paseíllo para lidiar seis utreros de la ganadería de Esteban Isidro.

Íscar, la villa maderera, lanza así el chupinazo de apertura de una temporada que se prevé impresionante y llena de interés para el aficionado y sobre todo para el público en general. Tres muchachos, tres jóvenes en el redondel del coso cubierto y a cobijo de inclemencias meteorológicas se las verán con un encierro de Esteban Isidro, la ganadería de los Martínez Flamarique “Chopera” en San Pedro de Rozados (Salamanca).

Y lo será en la modalidad de una novillada con picadores de interés. Tres novilleros como Leo Valadez; Toñete y el iscariense Darío Domínguez harán el paseíllo para lidiar seis utreros de la ganadería de Esteban Isidro.

Íscar, la villa maderera, lanza así el chupinazo de apertura de una temporada que se prevé impresionante y llena de interés para el aficionado y sobre todo para el público en general. Tres muchachos, tres jóvenes en el redondel del coso cubierto y a cobijo de inclemencias meteorológicas se las verán con un encierro de Esteban Isidro, la ganadería de los Martínez Flamarique “Chopera” en San Pedro de Rozados (Salamanca).

Por tanto, un domingo más que esperanzador para el arranque de una temporada que en pocas fechas, por San Blas y la Candelaria, se abrirá en Ajalvir y Valdemorillo.

Una de las esperanzas que resultaron más ciertas es la de una pareja de novilleros a quienes hemos visto en varias ocasiones y cuyo desarrollo torero seguimos con atención: Toñete y Darío Domínguez a quien en esta ocasión se ha unido el mexicano Leo Valadez, el chico de Aguascalientes que triunfara en Olivenza y Valencia entre otras plazas y que sueña con ser la figura que México espera.

La Villa cabecera de Tierra de Piñones corre el calendario taurino con una novillada de interés, cuya cita a buen seguro atraerá a los aficionados hasta Íscar el domingo día 19 de febrero. Esperanza torera para un año nuevo que promete sensaciones, belleza y torería.

La fiesta empieza por tanto en Íscar y en febrero. No hay que defraudarla. Allí nos vemos.

Deja un comentario