13 febrero, 2017

METIDAS DE… PATA.

Leyendo un artículo que hace años publicó el periodista que firmaba como “Jarameño”, sobre la pata que se le concedió al maestro don Fermín Espinosa “Armillita”, en la plaza “El Toreo” de la Ciudad de México, en tarde triunfal en que cortó seis orejas, tres rabos y esa pata considerada como la primera que se concedía en México, en diciembre de 1936, me acordé de algunas otras, en la misma plaza y en diferentes de nuestro país.

Leyendo un artículo que hace años publicó el periodista que firmaba como “Jarameño”, sobre la pata que se le concedió al maestro don Fermín Espinosa “Armillita”, en la plaza “El Toreo” de la Ciudad de México, en tarde triunfal en que cortó seis orejas, tres rabos y esa pata considerada como la primera que se concedía en México, en diciembre de 1936, me acordé de algunas otras, en la misma plaza y en diferentes de nuestro país.

Así es que, como dijo aquel, “por error u omisión involuntarios”, he querido compartir ese tema con algunos de mis amigos, como usted amable lector. Y es que en “El Toreo” de La Condesa, también se concedió a Luis Procuna por gran faena durante la filmación de una película, que por no ser en corrida formal “no contó” para muchos, pero que lució muy satisfecho el “Gitano de San Juan”. Igual que la “Alternativa” a Mario Sevilla durante filmación de película, que no se la hicieron válida y tuvo que repetir ceremonia.

Pues bien, sin contar esas “patas” en plaza capitalina, tengo nada más registrados 71 trofeos de esa naturaleza, once en Tijuana, nueve en Monterrey y Ciudad Juárez, tres en Teziutlán, Nogales, Reinosa, Nuevo Laredo, Acapulco, León; dos en cada plaza de Uruapan, Aguascalientes, Saltillo, Querétaro y una en Tepic, Silao, San Pedro, Xalostoc, Matamoros, Mazatlán, San José de Gracia, Durango, Ahuacatlán, Fábrica María, Jipilcan, Cedral, Torreón y Zacatecas.

Una también en el penal de San Luis Potosí a Francisco “Curro” Rivera, lo que no sé, es si algún habitante de ese lugar, salió vestido de luces entre los miembros de la cuadrilla, como ocurrió años atrás en algún lugar de España. Del reparto que tengo anotado, dichos trofeos se otorgaron sesenta y tres a matadores de toros, siete a matadores de novillos y solitario a un rejoneador.

Joselito Huerta obtuvo siete, Luis Procuna, Alfredo Leal y Eloy Cavazos cinco (uno fue “manita” apuntó el cronista “Maravilla” “El Rodondel”), cuatro Jesús Solórzano, tres Ramón Tirado y “El Cordobés”, dos cada uno “Joselillo de Colombia”, Manolo Martínez, “Calesero”, Antonio Velázquez, Pepe Osuna, el de San Luis Pepe Luis Vázquez, Mario de la Borbolla y Manuel Espinosa.

Y una cada uno Jaime Bravo, Guillermo Carvajal, Fermín Murillo, Jaime Rangel, Fernando Dos Santos, Germán Ureña, Jorge Aguilar, Rafael Rodríguez, Fernando De La Peña, Miguel Ortas, Luis Procuna Machorro, Abel Flores, Juan Cañedo, José Fuentes, Pepe Cáceres, Curro Girón, Leonardo Benítez, la dicha de Curro Rivera, Mariano Ramos, Guillermo González “Chilolo”, Miguel Ángel García, Curro Leal y, finalmente, Miguel Espinosa “Armillita”.

Del 20 de diciembre de 1936 en que don Fermín Espinosa paseo en triunfo pata de “Pardito” de San Mateo, conocida como la primera pata concedida en nuestro país, al jueves 13 de agosto de 1987 en que a su hijo Miguel le dieron la de “Similar”, de la ganadería La Venta del Refugio en la plaza de toros “El Pinal” de Teziutlán, Puebla, pasaron muchos años.

Se habló bastante del último suceso, inclusive hubo quien se preguntaba si en los reglamentos taurinos se tocaba ese tema. Pero de lo sucedido después de lo de “Pardito”, entre las que recibieron José González “Carnicerito”, Fermín rivera y Luis Procuna, antes de las enumeradas, estoy seguro que hubo muchas metidas de pata, pues incluso se dieron en toros indultados.
Y… ¡Suerte!

Deja un comentario