6 marzo, 2017

LOS PUYAZOS DE SERGIO.

Una vez que bajó la compuerta la segunda parte de la campaña grande en el coso de Insurgentes, en donde nuevamente los españoles se llevaron casi todo, altos emolumentos incluidos, y en donde no hubo un solo lleno, la empresa ya anunció el tercer y último segmento de la misma.

Con el título de “Feria de la Cuaresma” y en un “novedoso” modo, en rueda de prensa se sortearon fechas y ganado con aquellos diestros marginados y rezagados por el sistema, de los cuales algunos, teniendo honda torería, se quedaron fuera de la “parte brillante” de la temporada, y que ahora habrán de entroncarse en duras y adversas condiciones para definir su futuro en un espectáculo taurino que, claro ha quedado de hace muchos años, está estructurado para el vasallaje y

Una vez que bajó la compuerta la segunda parte de la campaña grande en el coso de Insurgentes, en donde nuevamente los españoles se llevaron casi todo, altos emolumentos incluidos, y en donde no hubo un solo lleno, la empresa ya anunció el tercer y último segmento de la misma.

Con el título de “Feria de la Cuaresma” y en un “novedoso” modo, en rueda de prensa se sortearon fechas y ganado con aquellos diestros marginados y rezagados por el sistema, de los cuales algunos, teniendo honda torería, se quedaron fuera de la “parte brillante” de la temporada, y que ahora habrán de entroncarse en duras y adversas condiciones para definir su futuro en un espectáculo taurino que, claro ha quedado de hace muchos años, está estructurado para el vasallaje y el entreguismo y no para producir pasiones a partir de las ganaderías con casta y bravura, y la competitividad, la creatividad y la variedad con los tenaces espadas que a pesar de todo continúan dando el rostro en una lucha desigual y con escaso sentido que difícilmente producirá una cosecha útil.

Todo dependería, asunto harto complejo para un sistema viciado y soberbio y para unos carteles diseñados para cortar cabezas, del valor que le vaya a dar la propia empresa a quien o quienes resulten genuinamente triunfadores, y el continuismo que apoye a éstos. La promesa para tal parte de coletudos marginados, es que imprimirán sus nombres en siete carteles distintos en otras tantas plazas del interior de lo que aún llamamos nación mexicana, y en la venidera temporada grande 2017-2018, les propondrían en otra tercia. Para tal promesa quede firmado el beneficio de la duda.

Los carteles ingratos quedaron formados con algunos diestros que debieron estar en la pasada parte de la campaña, y, por supuesto, faltarán en la venidera algunos que estuvieron en la anterior…

Después de los oropeles, vergeles y rosas, el latón, el desierto y las espinas. “No hay en la tierra hombre con más Fe que el agricultor”, dice un certero y ranchero refrán, a este grupo que alimenta con su rudo trabajo a la humanidad entera, habría que agregar a los aficionados de buen corazón.

De los enlistados destacan Juan Luis Sílis, que casi se deja la vida en la punta de un “Julián Llaguno”; torero honesto, obstinado y el mejor alumno que manifiesta la mera escuela del maestro Mariano Ramos. Gerardo Adame, joven de excelente torería que al obtener la “Oreja de Oro” en la Feria Nacional de San Marcos versión 2016, lo único que ganó fue el actuar dos o tres tardes por allá, en algunos pueblos perdidos de la mano de Dios. Fabián Barba, diestro técnico que experiencia tiene para enfrentar lo que sea salido de toriles.

En los criaderos anunciados sí que habrá novedad e interés, pues solamente a los aficionados pensantes se les ocurre que los que figuran enfrenten toros de Rancho Seco, Piedras Negras y San Marcos.

La empresa, a falta de genuinos chavales que se apasionen y apasionen delante de las reses, echa mano de lo que sea para poder sacar adelante sus seriales menores. Es el caso de ETMSA, específicamente en cuanto a la plaza San Marcos de Aguascalientes se refiere.

Para el día de hoy se habrán dado un par de festejos, y de nueve novilleros propuestos únicamente dos han dado bien de qué hablar, el resto son petardos y pólvora húmeda; jóvenes obstinados de manera ociosas en hacerse carrera dentro de una fiesta que no espera y exige cualidades que, evidentemente, no tienen.

Deja un comentario